Huevos con espárragos frescos

Los prodigiosos espárragos de Angelita. / EL COMIDISTA
Los prodigiosos espárragos de Angelita. / EL COMIDISTA

No es muy habitual que cuando entrevistas a una persona, te aparezca con una caja de galletas hechas por ella para ti. Unas normales, otras en forma de rosquilla y otras de chocolate con avellanas. Pero eso es lo que ocurrió cuando quedé con Angelita Alfaro para un reportaje que publicaré pronto en El País Semanal.

Como bien saben los habituales de Canal Cocina, esta riojana de nacimiento y navarra de adopción es todo un personaje. A sus 71 años, se ha labrado una reputación como titana de la cocina casera, capaz de grabar programas de televisión y de radio, escribir libros -ha publicado 13- o ser embajadora mundial del piquillo de Lodosa, el espárrago de Navarra, la alubia de Tolosa y cualquier producto local que se le ponga por delante. El desparpajo con el que comunica sus conocimientos culinarios no sólo le ha ganado miles de fanses, sino la admiración de grandes como Juan Mari y Elena Arzak, Martín Berasategui o Ferran Adrià, todos ellos prologuistas de algunas de sus obras.

Como ella misma reconoce, Angelita no calla. Es un torrente constante de historias relacionadas con la comida, algunas tan buenas como la de las alpargatas que les hizo a Jamie Oliver y a sus hijos con el escudo de Essex bordado -sí, ella también es alpargatera- o los garbanzos con callos que les preparó a Mikel Urmeneta, de Kukuxumusu, y a Buenafuente. Se va un poco por los cerros de Úbeda cuando le preguntas algo, pero resulta tan simpática que es imposible no reírte con ella.

Angelita no sólo trajo galletas a la entrevista, sino que se presentó con una bolsa de las azules de Ikea hasta arriba de verduras de la huerta navarra. Era su particular atrezzo para la sesión de fotos posterior, pero aun así, no pudo dejar de darme unos pocos espárragos tamaño Nacho Vidal para que me los hiciera esa noche en casa. Esta receta sigue algunas de las pautas que ella misma me dio, aunque he de reconocer que la acabé preparando un poco a mi bola. No hace falta que os diga lo monumentales que estaban.

Dificultad: Es fast-food.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 12 espárragos blancos frescos
  • 8 huevos de corral
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 1 ajo tierno (opcional)

Instrucciones

1.
Cortar el extremo más duro a los espárragos y pelarlos. Cortarlos por la mitad longitudinalmente (si son muy gordos, en varias capas). Cocerlos ligeramente al vapor o en agua hirviendo con sal unos 5 minutos, hasta que pierdan la rigidez. Escurrir y secar.
2.
Poner a calentar un chorro de aceite en una sartén grande y pocharlos tapados con una pizca de sal a fuego suave hasta que estén del todo tiernos.
3.
Añadir los huevos, salar y tapar. Cuando las claras estén hechas, pero antes de que las yemas se cuajen, sacar y servir inmediatamente. Se pueden aderezar con un poco de ajo tierno salteado con un poco de aceite, si se quiere.

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga

Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS