La Comunidad de Madrid mantiene las oposiciones de los médicos, pero intenta rebajar la tensión

Los facultativos siguen adelante con la huelga para la semana que viene, aunque la retrasan un día: empezará el martes 10

Un grupo de médicos protestaba el pasado 26 de abril ante la Consejería de Sanidad por las oposiciones.
Un grupo de médicos protestaba el pasado 26 de abril ante la Consejería de Sanidad por las oposiciones.Víctor Sainz

La Comunidad de Madrid ha anunciado este miércoles que abrirá un proceso de estabilización extraordinario, como el que determina la ley estatal aprobada a finales de 2021, por la modalidad de concurso, y se podrán acoger a ese proceso todos aquellos que cumplan con los requisitos de temporalidad establecidos, es decir, los que ocupen su puesto desde antes del 1 de enero de 2016. Eso sí, la convocatoria de oposiciones anunciada por la Administración regional no se desconvocará, ya que, según ha argumentado en una nota informativa, “las plazas de facultativos ya publicadas en el Boletín Oficial regional (BOCM) no se pueden desconvocar, porque eso significaría vulnerar la legislación nacional vigente en esta materia”. Pese al anuncio del proceso extraordinario, la noticia ha caído como un jarro de agua fría para los facultativos que entienden que si no se desconvoca la Oferta de Empleo Público (OPE), en la que se disputarán 4.725 plazas, no quedarán suficientes para el proceso extraordinario.

El doctor Luis Aguilar, portavoz de la Plataforma de Médicos y Facultativos no fijos en Madrid-MUD se ha mostrado decepcionado ante la posición de la Consejería. “Si hubieran dicho que sacaban las plazas para el 100% de personas con más de cinco años de experiencia, para que pasaran al proceso extraordinario, sería diferente”, dice. “Nos dicen eso para que nos callemos”, añade la neumóloga Ana Hernández. “Nosotros no decíamos que desconvocaran la OPE, sino que la replantearan. Si no la replantean tendremos que parar nuestra vida y la de nuestros pacientes igual para estudiar los exámenes y para el proceso extraordinario no sacarán casi plazas”, resume.

Reunión

La Consejería de Sanidad ha respondido que esas plazas que sacarán a concurso se decidirán en la mesa sectorial, en negociación con los sindicatos. Es decir, el quid del problema se aparca y se resolverá “más adelante”. Este jueves representantes del Colegio de Médicos primero y portavoces del Comité de Huelga de los médicos después se reunirán con la Administración. Aunque ahora mismo todo sigue igual de enconado, o peor.

Los nervios ya estaban a flor de piel. Y con la posición de la Administración regional no parece que se vaya a rebajar la tensión, pese a que la Consejería insiste en que cumplirán la ley y pondrán en marcha el proceso extraordinario para los especialistas con más años de experiencia. Así que a por el momento la huelga prevista para el lunes que viene sigue adelante, aunque se retrasa un día, hasta el martes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La razón del descontento tan generalizado tiene que ver con las raíces del sistema: Madrid ha sacado escasas OPE durante décadas, ha vivido cómodamente de la temporalidad, los médicos se han especializado, han adquirido prestigio y éxitos profesionales y, ahora, tras 10, 15 ó 20 años de carrera, convocan una oposición con un temario general, tipo test, compitiendo a la vez con médicos recién salidos de las residencias y entre sí. Sin tener en cuenta las especialidades específicas en las que se han preparado durante años y las unidades de referencia de las que formaban parte. El problema, aparte de laboral, se ha convertido en estructural, ya que los hospitales se enfrentan a un movimiento de la mitad de sus plantillas, con el 52% de los médicos son interinos o eventuales.

Esos son los números que Europa puso bajo la lupa, aunque no solo en Madrid, sino en España en general. Los hospitales madrileños, sin embargo, han engrosado un problema que se ve en los datos: de 11.970 médicos, 6.215 trabajan en régimen de temporalidad, unos como interinos, otros con contratos que renuevan al día, a la semana, al mes, a los seis meses y, en el mejor de los casos, al año. Por eso mismo, la UE pegó un tirón de orejas a España y condicionó los fondos económicos a que pusiera cartas en el asunto sobre un problema nacional enraizado.

Y aquí es cuando entra en juego la raíz del conflicto en Madrid. España aprobó y tramitó a finales de 2021 una ley para que las administraciones regionales pudieran convocar los procesos extraordinarios de la discordia, es decir, que los especialistas que trabajaran en puestos estructurales desde antes del 1 de enero de 2016 pudieran pasar por un concurso de méritos, en el que se tuviera en cuenta la plaza ocupada, la especialidad desarrollada y al facultativo determinado. Madrid, sin embargo, esquivó la ley estatal y sacó a concurso su propia OPE cinco días antes de que la ley estatal se tramitara por el Parlamento español.

A Europa, sin embargo, eso le da igual: ha puesto un plazo no muy lejano, 2024, para que el índice de temporalidad se sitúe en el 8%.

Los especialistas afectados que defendían que la Administración madrileña replanteara esa OPE con 4.725 plazas en discordia se han quedado devastados. De hecho, el sindicato Amyts ha anunciado que “ante la rigidez interpretativa de la ley por parte de la Administración”, se han visto obligados a realizar una subsanación de la fecha y convocar el inicio de la huelga indefinida el día 10 de Mayo. Es decir, se mantiene, pero el inicio se retrasa un día.

52% de los médicos son interinos o eventuales

El Colegio de Médicos ha apoyado a los médicos especialistas porque entendía que no solo se vulneraba un derecho laboral, sino que los equipos y unidades de referencia de los hospitales madrileños quedarían mermados, ya que el 52% de sus médicos son interinos o eventuales con décadas de experiencia y referentes en especialidades muy concretas. Justo lo que contaba a este periódico el doctor Luis Aguilar-Gisbert, portavoz de la Plataforma de Médicos y Facultativos no fijos en Madrid-MUD. Urólogo y cirujano endoscópico especializado en el tratamiento de las piedras en el riñón, este médico del Hospital 12 de Octubre con 14 años de experiencia forma parte de una unidad en la que trabajan su jefe, el único con plaza fija y a punto de jubilarse, otro médico y él. “Imagínate que vamos a una oposición con el resto. Yo llevo años especializándome en algo muy muy concreto para dar un servicio de calidad. En el examen salen temas generales de urología que igual llevamos años sin estudiar, si hay dos personas que acaban por delante, esta unidad que se ha convertido en una referencia desaparece. Se empieza de cero”.

Por eso mismo, el colegio elaboró su propio informe jurídico y anunció que si la Administración no daba marcha atrás iría a los tribunales, algo que no ha gustado a la Consejería de Sanidad, que se han mostrado “muy enfadados” por el posicionamiento público del colegio, según fuentes internas.

Finalmente, la Administración se ha mantenido firme. “En contestación a un grupo de médicos interinos y eventuales”, decía en la nota, las oposiciones “tienen que seguir adelante”. El Servicio Madrileño de Salud tiene en marcha 81 procesos selectivos por concurso oposición, para cubrir 28.142 plazas en más de 69 categorías estatutarias, como consecuencia de la publicación de las OPE de los años 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021 y cuyas convocatorias, que se encuentran en diferentes fases de ejecución, se agilizarán al máximo después del impacto de la pandemia.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Berta Ferrero

Especializada en temas sociales en la sección de Madrid, hace especial hincapié en Educación o Medio Ambiente. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU (Valencia) y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS