LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La delegada del Gobierno en Madrid reclama a Ayuso un nuevo toque de queda para impedir las fiestas

“Si cualquier presidente autonómico lo plantease [un estado de alarma para su comunidad], el Gobierno lo estudiaría y lo apoyaría”, afirma el ministro de Política Territorial

Dos hombres se bañan en una de las fuentes de la Puerta del Sol de Madrid, en la madrugada del domingo, tras el fin del estado de alarma.Luis de Vega

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Mercedes González, ha reclamado este lunes al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso que vuelva a activar el toque de queda en la región para luchar contra el coronavirus. “Es una medida valiente”, ha dicho tras las aglomeraciones y fiestas que se vieron el sábado por la noche en las calles de la capital para celebrar el fin del estado de alarma y el levantamiento del toque de queda. Sin embargo, el Ejecutivo regional, que está en funciones, se opone a la medida, ha avanzado el consejero de Interior, Enrique López. También desde el Ejecutivo central, el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, ha sugerido un estado de alarma a la carta. “Si cualquier presidente autonómico lo plantease [para su comunidad], el Gobierno lo estudiaría y lo apoyaría”, ha afirmado en una entrevista a Radio Euskadi.

Si la Comunidad planteara esta medida, que prohibe los movimientos de once de la noche a seis de la mañana, tendría que contar con un aval judicial, que no están obteniendo todas las comunidades. Así, los jueces no han respaldado las restricciones que proponía el Gobierno del País Vasco, pero sí las que ha diseñado el de las islas Baleares y el de la Comunidad Valenciana.

“El toque de queda es una medida valiente”, ha defendido González en una entrevista en la cadena SER. “Y creo que la Comunidad de Madrid tiene que valorarla como lo han valorado otras comunidades”, ha añadido, para recordar que en el momento actual “no todas las regiones están en la misma situación; las UCI están en tensión”. “Madrid tiene que tomar decisiones valientes. La presidenta se ha construido una imagen sobre la valentía. Tiene que hacer eso. Tiene que intentarlo. Sé que hay problemas jurídicos y no es fácil, pero tienes que pelear para que la gente de la comunidad viva lo más segura posible”, ha reconocido, subrayando que está especialmente preocupada por la proximidad de San Isidro, patrón de Madrid (15 de mayo). Y sobre Díaz Ayuso, ha criticado: “Cuando siembras falsa libertad, recoges libertinaje”.

“No podemos nunca justificar una restricción de movilidad nocturna para toda una población por el comportamiento irresponsable de unos pocos”, ha contrapuesto Enrique López, consejero de Interior en funciones de la Comunidad de Madrid, sobre la posibilidad de solicitar autorización judicial para reactivar el toque de queda entre las 23.00 y las 06.00. “Lo que tenemos que hacer es que se cumpla la ley”, ha añadido, en referencia a que está prohibido beber alcohol en la calle, y a que la Policía debe sancionar y perseguir a los infractores. Y sobre la posibilidad de solicitar la aplicación del Estado de alarma en la Comunidad, ha recalcado: “Apostamos por el equilibrio. La inmensa mayoría de los ciudadanos se comportan de manera prudente. La solución está en la reforma de la ley de salud pública de 1986, algo que lleva meses pidiendo el PP. Del Estado de alarma hemos pasado a un Estado de caos jurídico provocado por la imprudencia del Gobierno”.

“La delegada del Gobierno reclamaba valentía”, ha ampliado el alcalde de Madrid, y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida. “Yo le digo que reclame al presidente, a su presidente, que haya una normativa que permita amparar las decisiones que tomen las comunidades autónomas”.

Dio igual que Madrid arrancara el fin de semana con una incidencia acumulada de 317,56 casos por cada 100.000 habitantes, colocándose con el segundo peor registro de España, tras el País Vasco, según un informe publicado el viernes por el Ministerio de Sanidad. La fiesta se adueñó el sábado de la Puerta del Sol o de calles del barrio de Malasaña, con decenas de personas concentradas para celebrar el fin del toque de queda sin guardar la distancia física ni llevar mascarilla. La policía hizo 450 intervenciones. “Son imágenes lamentables”, dijo el domingo Martínez-Almeida.

Carta a los alcaldes

Además, la delegada del Gobierno ha enviado este lunes una carta a los alcaldes de la región para poner a su disposición todos los medios de la institución ―que tiene competencias sobre la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil― en la lucha contra la expansión del virus. “Ahora afrontamos el tránsito hacia una situación en el que las vacunas y la responsabilidad nos asegurarán la vuelta a una auténtica normalidad”, recuerda la delegada en su misiva.

“El marco regulatorio establecido por el Gobierno en funciones de la Comunidad de Madrid, así como las imágenes que vimos el pasado sábado, nos sitúan ante un escenario que debemos abordar en colaboración y cooperación para transitar ese camino hacia la plena vacunación asegurando que no entramos en una nueva ola”, afirma Mercedes González. “Sabiendo lo difícil que es en ocasiones dar plena cobertura a esta problemática únicamente con los medios municipales, ofrecemos toda nuestra ayuda y colaboración en el ejercicio de vuestras responsabilidades”, subraya. Y remata: “Comunicadnos todas las necesidades que durante este periodo requiráis y daremos soporte en todo lo que podamos”.

De hecho, el consejero López ha avanzado este lunes que pedirá a la Delegación del Gobierno que agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil ayuden a controlar aglomeraciones y botellones como los que se han producido este fin de semana tras el fin del estado de alarma.

No es la primera vez que la delegada expresa su preocupación por la evolución de la pandemia en la región, ni tampoco la primera ocasión en la que apunta a que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso podría tomar medidas más restrictivas para frenar las infecciones.

A finales de abril, González ya le escribió al consejero de Interior regional para trasladarle la “inquietud social e institucional” que a su juicio generaban las aglomeraciones en los mítines de la campaña electoral del 4-M. Y apuntó: “Dado que la comunidad es la administración competente para examinar y sancionar los incumplimientos sanitarios en dichos actos, te traslado la preocupación y alarma social que genera dicha vulneración de la normativa sanitaria. Ejercer las competencias sanitarias que posee el Gobierno de la comunidad, especialmente respecto a los actos que se celebren durante este proceso electoral, es vital para doblegar esta crisis”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50