_
_
_
_

Las aulas en cuarentena en Madrid se disparan un 175% desde el pasado viernes, hasta las 357

En la comunidad hay 12.051 alumnos no universitarios aislados, el 0,89% del total

Varios alumnos entran al colegio Arcangel Rafael, en Aluche, el día de la reapertura de los centros educativos tras la gran nevada de 'Filomena'.
Varios alumnos entran al colegio Arcangel Rafael, en Aluche, el día de la reapertura de los centros educativos tras la gran nevada de 'Filomena'.Eduardo Parra - Europa Press (Europa Press)
Victoria Torres Benayas

La palabra preocupación se queda corta para expresar el ambiente en la comunidad educativa madrileña a causa del aumento de los casos de covid-19 en las aulas. Las nevadas de Filomena retrasaron una semana la vuelta a las aulas en la región tras las vacaciones de Navidad pero, una vez mejorado el tiempo e inaugurado el segundo trimestre, la incidencia del virus empieza a mostrar su peor cara. Tanto es así que las clases en cuarentena han aumentado en un 175% desde el pasado viernes, cuando se cumplió la primera semana de clase, hasta las 357 contabilizadas este miércoles. De momento, las cifras están muy lejos de la segunda ola. En octubre, llegaron a estar cerradas 1.740 aulas en Madrid y hubo 30.000 alumnos confinados por covid. Hasta ahora, al no haber clase, Madrid no había dado cifras sobre una tasa que en el resto de España ha crecido un 71% desde finales de diciembre, justo antes del inicio de las vacaciones. En el conjunto del país sin Madrid, hay 4.000 alumnos en sus casas, el 1,2%, frente al 2% que se alcanzó en la segunda ola. En Madrid es el 0,89%.

Según ha informado este miércoles un portavoz de la Consejería de Educación, a 22 de enero había 130 clases en cuarentena, el 0,2%, mientras que a fecha de hoy ese porcentaje ha subido al 0,54%. El número de alumnos confinados ha crecido en dicho periodo en más del 90%, al situarse en 12.051 (0,89%), frente a los 6.304 (0,5%) del viernes. ¿Cuáles son los centros que están en peor situación, en qué zonas de la comunidad se concentran? No hay respuesta. La consejería afirma no tener desglosados los datos ni por centros ni por direcciones de área territorial. Lo que no hay es colegios ni institutos cerrados al completo, asegura Educación, que informa de que sí se ha clausurado “una escuela infantil privada y una casa de niños”. Hasta ahora, solo se ha tenido noticia del cierre de un colegio, el 20 de noviembre, a causa de un brote. Fue el colegio público Josefina Carabias de Mataelpino, que tuvo nueve casos entre profesores y alumnos. Previamente, se había cerrado una escuela infantil en la capital en septiembre, otras tres guarderías también en la capital en octubre y una escuela infantil y un centro de educación especial en noviembre.

Educación tampoco detalla a qué etapas educativas corresponden las aulas y los niños confinados. Como siempre, el Gobierno regional trampea los datos, al calcular los porcentajes respecto al total de 1.348.000 alumnos no universitarios, a las 65.000 aulas existentes y a los 3.000 centros educativos. En realidad, el protocolo covid establece que cuando se produce un caso el aula se clausura si es burbuja y las de secundaria no lo son, por lo que resulta muy difícil que se acabe cerrando un aula de etapas por encima de Primaria. Los porcentajes serían mayores si se ofrecieran datos precisos, ya que la base del cálculo sería de 720.000 alumnos entre Infantil y Primaria y de 35.000 aulas en colegios públicos, privados y concertados.

“No tenemos constancia de ningún aula cerrada en los institutos”, confirma Esteban Álvarez, presidente de la Asociación de Directores de Institutos Públicos de Madrid (Adimad), que agrupa al 80% de los equipos directivos de la comunidad. Para Álvarez, las cifras que ofrece el Gobierno regional son “particulares” y, cuanto menos, “dulces”. “La realidad es otra”, sentencia, para recordar que el grupo de edad con mayor incidencia acumulada del virus a 14 días en Madrid es el de los chavales de 15 a 24 años, con 1.246 casos por 100.000 habitantes según el último boletín epidemiológico, con datos a domingo 24 de enero. “En los menores de 15, con 627, también está altísima”, constata.

A diario, según los datos recopilados por Adimad, unos 20 alumnos no acuden a clase en la región por positivo o por estar en cuarentena por un contacto directo lo que, acumulados a casos de días anteriores, da de 30 a 40 ausencias. “De profesores, menos, pero también las hay”, añade. Su número se desconoce. Educación sigue sin cuantificar las bajas por covid entre los docentes y demás personal de los centros. “El problema es que no se están haciendo pruebas, así que no sabemos cuál es la incidencia real”, se lamenta el responsable de los directores madrileños, en referencia a que en Madrid no se hace PCR a los contactos de alumnos desde el 27 de septiembre.

“La preocupación va en aumento”, confiesa Esteban, que quiere transmitir la importancia de “un mensaje vital” a los padres: “Ante la duda, por favor, no traigan a sus hijos a los centros, es el único modo de frenar la cadena”. “Dejen a los chicos en cuarentena hasta tener la seguridad de que no tienen el virus, confíen en la educación on line, que está funcionando a pesar de todo”, ruega. Al final, para Esteban no es cuestión de estadísticas y pide medidas a los responsables de Educación. “No queremos que nos lean las estadísticas, sabemos leerlas, la clave es qué podemos hacer para mantener la presencialidad y la semipresencialidad y para frenar al virus”. De momento, solo cuentan como aliado “con la ventilación”. “Abrimos ventanas cada 20 minutos, en algunos casos antes si hay medidores de CO₂ en las aulas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Isabel Galvín, secretaria general de enseñanza de Comisiones Obreras Madrid, el sindicato mayoritario en el sector, coincide con Esteban en dar la voz de alarma. “Ya antes de Filomena, los directores tenían muchas notificaciones de alumnos que no se iban a incorporar a las clases por covid”, cuenta, para explicar que hay también muchos casos entre “profesores con hijos adolescentes”. Según Galvín, el mayor impacto se está notando en ESO, Bachillerato y FP. “Los centros están muy preocupados, nos dicen que no han visto nunca estas cifras, ni con la segunda ola”, asegura. Según los datos que maneja CC OO, ya días antes de la fecha de la vuelta de Navidad “se había doblado la incidencia” y ahora ya es “seis veces mayor”.

Galvín, que ha reclamado acceso a todos los datos y una reunión de la mesa sectorial y de los comités de salud, lamenta que la consejería “no se informe de nada” y que “no haya hecho nada” para prevenir esta situación. CC OO propuso, por ejemplo, que se aprovechara el parón de Filomena para “hacer un cribado masivo con PCR a toda la comunidad educativa”, pero no los escucharon.

El vicepresidente regional Ignacio Aguado, ha quitado hierro esta mañana a las cifras: “No creemos que sea un número elevado. Estamos hablando de un 0,9% del alumnado en Madrid y del 0,5% de las aulas”. “Los incrementos tienen que ver cuando la consejería puso el contador a cero. Tiene sentido que, una vez se retoman las clases, se empiecen a detectar los casos”, ha explicado Aguado. A su juicio, “es previsible que los alumnos y aulas confinadas sigan subiendo”, pese a lo cual ha subrayado que no se contempla a día de hoy el cierre de los colegios. “Los colegios han demostrado ser lugares de detección temprana de los contagios”, ha dicho para espantar el temor de muchos padres.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas
Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_