La crisis del coronavirus

Cierra un tercio de las escuelas infantiles municipales pese a la promesa de Almeida

En 14 de los 21 distritos se han cancelado los contratos, bien por decisión del concejal de turno o de la empresa que gestiona el centro. Ya hay cerca de 350 educadores afectados

Escuela Infantil San Antón, en Madrid.
Escuela Infantil San Antón, en Madrid. Jaime Villanueva

Las escuelas infantiles municipales de Madrid, las que atienden a niños de cero a tres años, han empezado a caer en el abismo de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTES) como si fueran un castillo de naipes. En 14 de los 21 distritos se han suspendido los contratos, bien por decisión del concejal de turno o bien de la empresa que gestiona el centro, abocada al cierre temporal debido al estado de alarma. Por ahora, 22 de las 68 escuelas de la capital han echado el cierre o están despidiendo a personal. Y todo pese a la promesa del alcalde, que anunció que ningún trabajador que dependiera directa o indirectamente del Ayuntamiento acabaría en el paro. La indignación entre los trabajadores, la oposición y los sindicatos va en aumento.

Tras 20 días de teletrabajo... llegó el ERTE. Y con el ERTE, el enfado, la incertidumbre y las dudas. “Nos tratan como si fuéramos la última mierda, y todo depende de en qué distrito estemos trabajando”. Eliana Fuentes es una de las profesoras afectadas. Como si fuera una lotería, unos profesores de la red municipal se van al paro y otros siguen trabajando.

La cuestión adquiere mayor relevancia teniendo en cuenta las palabras del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que anunció el 12 de marzo inmunidad laboral para los trabajadores del consistorio. Varias semanas después, 22 escuelas municipales de las 68 municipales que hay en la capital ―de gestión de indirecta― han suspendido temporalmente la actividad, según datos de CC OO y de la Plataforma Con Infantil No Se Juega, que ha ido comprobando una por una su estado actual. El Ayuntamiento, por su parte, confirmó este lunes que han cerrado 15 de ellas. Hay cerca de 350 trabajadores afectados, según el sindicato.

Pero, ¿por qué esta arbitrariedad cuando las 68 escuelas pertenecen a la misma red del Ayuntamiento? En algunas ocasiones, los concejales de cada distrito han tomado la decisión de manera unilateral. Se suspenden los contratos hasta nueva orden, han decidido. En otras, las propias empresas contratadas aseguran que se han visto obligadas al cierre.

Las escuelas afectadas se encuentran repartidas en 14 distritos, según datos de CC OO: Fuencarral-El Pardo, Tetuán, Salamanca, San Blas, Moratalaz, Retiro, Latina, Centro, Chamartín, Puente de Vallecas, Villaverde, Villa de Vallecas, Barajas y Ciudad Lineal. Sin embargo, los concejales de Latina y Barajas aseguran que no se ha cerrado ninguna escuela en sus distritos. Clece, empresa que gestiona La Chulapona, en Barajas, mandó el pasado sábado una carta certificada a las educadoras en las que anunciaba un ERTE. La empresa ha confirmado a este periódico que efectivamente es así, aunque ha matizado que será parcial y solo afectará a los servicios que se dejen de prestar, como el del comedor o de limpieza. “¿Por qué entonces le mandaron la notificación a las educadoras?", preguntan desde CC OO, que asegura que esa matización ha llegado después, aunque celebra la decisión. El sindicato asegura que las escuelas El Manantial y La del Soto del Parral, en Latina, están afectadas por expedientes de regulación de empleo en su totalidad desde el 11 de marzo.

Eliana Fuentes, de hecho, trabaja en uno de los tres centros municipales de gestión indirecta de Fuencarral, que se llama Poeta Gloria Fuertes, con 31 trabajadores. “Cuando llegó el estado de alarma, nuestra empresa, Edugest, presentó un proyecto en los diferentes distritos en los que gestiona empresas para realizar el teletrabajo. En dos de ellos, Moncloa y San Blas, los concejales lo han aceptado y los profesores trabajan con normalidad y en el nuestro el concejal ha decidido que no. Esto es política pura y dura y nadie entiende nada”, se queja la profesora, que cobra una nómina mensual de 967 euros y, por tanto, no quiere pensar en lo que le va a quedar con el paro. “De todas formas ya no es por dinero, es por todo, por dignidad y porque el propio alcalde dijo lo que dijo”.

Fuentes se refiere a las palabras de Almeida del 12 de marzo: “Todas las empresas concesionarias o que tengan contrato con el Ayuntamiento de Madrid y que se vean afectados por las medidas y las decisiones que se tomen por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento podemos garantizar que vamos a poner y arbitrar todos los medios necesarios para que esos empleados que no son del Ayuntamiento pero que pertenecen a concesionarios o contratas del Ayuntamiento no vean mermados tampoco en ningún caso sus derechos laborales ni sus derechos retributivos”.

Los concejales que han obviado las palabras del regidor son los de Fuencarral-El Pardo (PP), Tetuán (PP), Salamanca (PP), Moratalaz (PP) y Vicálvaro (Cs), según un informe elaborado por la plataforma Con Infantil No Se Juega. EL PAÍS ha tratado de recoger la versión de estos responsables de distrito, cuya decisión afecta a 17 de las 22 escuelas con el contrato suspendido. Nadie explica por qué cada uno actúa en función de su propio criterio. “Esto es un reino de taifas, la gestión está siendo un desastre”, denuncia Ana Fernández, presidenta de la asociación Reim e integrante de la plataforma Con Infantil No Se Juega, creada por educadores afectados a raíz del estado de alarma.

Recomendación del Consistorio

En el resto de las escuelas afectadas, la decisión ha partido de las empresas. “En todos los distritos se pidió a las escuelas que aportaran un proyecto de atención a distancia. Algunas decidieron no hacerlo y suspendieron los contratos. En dos distritos se rechazaron los proyectos porque los técnicos entendían que no se ajustaban a lo requerido en los pliegos”, argumentan desde el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social. Una explicación similar aporta otra fuente del Consistorio: “La presentación del plan alternativo no significa que haya que aceptarlo, quien decide su idoneidad son las juntas de distrito basándose en criterios técnicos”.

El Ayuntamiento, aun así, recomendó que se mantuviera el funcionamiento de las escuelas infantiles pero afirma ahora que no puede obligar a ello. A la vicealcaldesa, Begoña Villacís, le parece que el cierre de esas 15 escuelas [22 según los educadores] es una “cifra razonable dadas las circunstancias”, según explicó tras la Junta de Gobierno de la semana pasada. La vicealcaldesa, de Ciudadanos, dijo que hay una “recomendación” para que continúen los contratos “pero no podemos obligar a las escuelas infantiles que se mantengan”. El proceso de esas empresas ha sido el siguiente: los distritos suspenden el contrato parcial de comedor y el horario ampliado porque con el estado actual no se hacen esas actividades y las empresas o no pueden hacer frente a los pagos o no les compensa económicamente, y piden el ERTE.

Entre las empresas que han cerrado, hay algunas pequeñas como Zahir Infancia que argumentan que con los contratos a medias no pueden hacer frente y otras más potentes, como Clece, que argumentan lo mismo. En este último caso, la empresa, que gestiona las escuelas Infantiles El Duende, La Chulapona, La Luna y Los Pinos, mandó el lunes un certificado electrónico en el que aseguraba que después de que se cancelara el servicio de comedor, de limpieza y de horas extras, la empresa anunciaba “su intención de presentar un ERTE temporal por causas productivas y organizativas”. La empresa recalcó este martes que afectará a nueve de los 90 trabajadores que hay en las cuatro escuelas municipales.

Críticas de la oposición

“Ninguna empresa gestora ha solicitado voluntariamente esa suspensión. Siempre que se ha hecho ha sido a instancias de la Junta Municipal”, asegura Blanca Azanza, presidenta de Ameigi (Asociación Madrileña de Escuelas Infantiles de Gestión Indirecta, a la que pertenecen cerca de 100 escuelas). “Nos parece una auténtica vergüenza que el Ayuntamiento de Madrid no sea capaz de valorar la importancia de las escuelas infantiles. Que no sea capaz de mantener los contratos, dado que se ha seguido trabajando desde el primer día de cierre, y que además, existía un presupuesto aprobado para la gestión de cada una de las escuelas, lo que nos hace pensar que se quieren ahorrar un dinero a costa de las trabajadoras”.

Esta situación no ha dejado indiferente a la oposición ni a los sindicatos. “Ante la opacidad del Gobierno municipal” el grupo Más Madrid, mayoritario en el Ayuntamiento, exige en las reuniones de los distritos que tienen lugar entre el lunes y el miércoles “transparencia e información sobre los contratos que dependen de las Juntas…”. En el caso concreto de las escuelas infantiles reclaman a través del concejal Nacho Murgui que las Juntas “hagan las gestiones necesarias para garantizar el mantenimiento del empleo”.

El PSOE se ha hecho eco de las quejas de los trabajadores que se han visto abocados al despido temporal ante el cierre de estas escuelas. "No ha hecho caso al área, no ha favorecido el derecho a la educación y ha mandado a la cola del desempleo, aunque sea temporal, a muchísimas personas aunque estuvieran trabajando", señaló este lunes la concejala socialista Maite Pacheco. El grupo municipal socialista critica además que el Ayuntamiento haya dejado la posibilidad de realizar ERTEs al albur de las empresas.

“Pedimos a la vicealcaldesa que desarrolle en todos los distritos por igual el modelo de calidad que ella misma defiende”, ha reclamado Isabel Galvín, representante del área de Educación de CC OO, que ha anunciado que llevará este tema a la vía judicial “hasta el final”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50