_
_
_
_
_

Simó fulmina al presidente del Consejo Superior de Evaluación por decir que en la muestra de PISA había un exceso de inmigrantes

La destitución, previsto hace un mes, se ha formalizado este miércoles aprovechando un proceso de transformación de organismo evaluador

Simó destituye a Carles Vega
La consejera de Educación, Anna Simó.Toni Albir (EFE)

El Departamento de Educación de la Generalitat ha destituido al presidente del Consejo Superior de Evaluación, Carles Vega, por ser el responsable de la polémica sobre la muestra de PISA, en que se dijo, en un primer momento, que los malos resultados de Cataluña se debían a un exceso de inmigrantes. La consejera Anna Simó ya insinuó en diciembre que esto pasaría, pero lo aderezó con un proceso de transformación del organismo, que debe convertirse en la Agencia de Evaluación y Prospectiva del Sistema Educativo. Finalmente, este miércoles se ha notificado el cese y publicado en el Diario Oficial de la Generalitat.

Esta no es la primera polémica que protagoniza el Consejo durante el mandato de Vega -nombrado en septiembre de 2021-, ya que en 2022 no se presentaron públicamente ante los medios de comunicación, tal como es habitual, los resultados de las pruebas de competencia de ESO, y se publicaron en el mes de julio en la web del organismo. Las de primaria sí se presentaron, con mucha demora, en diciembre.

También sorprendió a los medios de comunicación el pasado mes de octubre, cuando se presentaron los resultados de primaria y ESO del curso 2022-23, pero no los de la prueba oral en castellano y catalán, que era la primera vez que se realizaban. Entonces, Vega aseguró que no traía los resultados porque pensaba que no interesaban.

Pero lo que ha precipitado su salida es el hecho de haber justificado erróneamente los malos resultados obtenidos en PISA e informar a los responsables del Departamento de Educación de que en la muestra utilizada había una sobrerepresentación de alumnos inmigrantes, tal y como admitió la consejera Anna Simó en una entrevista a este diario. Y ello a pesar de que el propio Consejo había validado la muestra, por petición de la OCDE, el organismo internacional que impulsa las pruebas. La polémica generada salpicó y señaló directamente al secretario de Políticas Educativas, Ignasi Garcia Plata. El Departamento se apresuró a aclarar las dudas con la OCDE y al día siguiente emitía un comunicado admitiendo el error.

Unos días después, la misma consejera compareció para defender a Garcia Plata, su mano derecha, y a explicar que los motivos de los resultados de PISA eran multifactoriales (alta pobreza infantil, segregación escolar, efecto de la pandemia….). Y anunció que se relevaría al presidente del Consejo en enero. Educación prefirió no fulminarlo automáticamente y aprovechó para enmarcarlo en el proceso de transformación del Consejo en una Agencia, un punto que Simó aseguró que ya prevé la Ley de Educación de Cataluña, pero que ahora finalmente se ha activado y acelerado el proceso, empezando por el cese de su presidente, que se ha publicado en el DOGC.

Educación se ha limitado a explicar en un comunicado que el proceso de transformación del organismo durará de tres a cinco meses y que durante este tiempo se nombrará presidente provisional al actual director general de Innovación y Currículum, Joan Cuevas. Hace un mes, Simó detalló que la nueva agencia debe servir también para evaluar las políticas educativas catalanas y de otros países y ver cuáles de ellas funcionan y se pueden aplicar en Cataluña para mejorar el sistema.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_