_
_
_
_
_

Anna Simó: “La escuela concertada tiene mejores resultados por la segregación escolar”

La consejera de Educación asegura que fue el presidente del Consejo Superior de Evaluación, Carlos Vega, quien se equivocó al asegurar que la muestra de PISA era errónea

Anna Simó
La consejera de Educación, Anna Simó, el miércoles en el Parlament.Gianluca Battista

La consejera de Educación, Anna Simó (Els Alamús, Lleida, 55 años), es consciente de que tiene poco tiempo —fue nombrada en junio y a la legislatura le queda un año como máximo— para encarrilar el sistema educativo hacia su recuperación tras la debacle de las últimas pruebas de evaluación, incluyendo PISA. Simó se ha encomendado a un acuerdo político amplio para dar continuidad a las soluciones y a un comité de expertos, formado por profesores, para que busquen la forma de revertir la tendencia.

Pregunta. Esta semana ha empezado a trabajar el comité de expertos que debe proponer mejoras del sistema educativo. ¿Cómo se han escogido los miembros?

Respuesta. En el pleno monográfico de junio hubo el compromiso de hacer un pacto de país por la educación. Pero hubo resultados de PISA y dijimos que era necesario hacer el pacto ya. Se acordó con los partidos la creación del grupo y que este fuera ajeno al departamento. Los perfiles se debatieron previamente con los grupos, y fueron validados en la cumbre del 19 de diciembre. Los técnicos del departamento propusieron unos nombres, teniendo en cuenta equilibrio de género, territorial… Yo propuse un nombre y un par de grupos, otros. Hubo un acuerdo amplio.

P. Pero la administración se ha asegurado su presencia, con la figura del coordinador.

R. Un grupo parlamentario, que no es ERC, propuso que fuera Jesús Vinyes, presidente del Consejo Escolar de Cataluña, y me pareció bien porque las propuestas del comité también acabarán siendo valoradas por el Consejo Escolar.

P. ¿El departamento se ha quedado sin ideas para mejorar el sistema y por eso crea este comité?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. No, no. Parece que se esté hablando de ocurrencias, y no es así. El departamento claro que tiene propuestas y PISA no nos ha cogido por sorpresa, porque teníamos los resultados de las pruebas de competencias de 2022, que incluso fueron peores. Y en su momento ya se explicaron las medidas a aplicar. El departamento continuará trabajando mientras lo hace el comité. Todo el mundo exige el 6% del PIB, y para 2024 tendremos entre el 7 y el 9% más de presupuesto.

P. Sobre los malos resultados de PISA, ¿por qué en un primer momento se culpabilizó a la muestra, cuando el departamento la había validado previamente?

R. El Consejo Superior de Evaluación validó la muestra en 2022. Pero cuando se presentaron los resultados hubo un error de apreciación desde la presidencia del Consejo Superior de Evaluación [Carlos Vega], que le dijo al secretario de Políticas Educativas [Ignasi Garcia Plata] que no se acababa de ver clara la muestra y que había una sobrerepresentación de alumno de origen inmigrante. Cuando el secretario dijo que se tenía que contrastar con la OCDE, así se hizo y se llegó a la conclusión de que la muestra era correcta.

P. ¿Qué explica la caída en PISA?

R. No es solo PISA, también de las pruebas de competencias o PIRLS. Es multifactorial. La pandemia ha afectado mucho, no es una excusa. También ha afectado la segregación, el nivel socioeconómico de las familias, la diversidad, el hecho de ser la cuarta comunidad autónoma en pobreza infantil… Además, pensemos que los alumnos evaluados son los que entraron en el sistema en 2011, y que han vivido una pandemia y una época de restricciones económicas de las familias y de los recortes en los centros, y esto tiene un coste.

P. ¿Con las nuevas pedagogías, se han abandonado los aprendizajes básicos?

R. No, estos aprendizajes se dan, y los alumnos se evalúan.

P. Pero a lo mejor no lo suficiente, porque los resultados no son buenos.

R. Eso cada centro lo decidirá. Se está haciendo un seguimiento de los centros que más pueden mejorar en lenguas y matemáticas, se está dando formación de calidad en la didáctica de estos ámbitos y apostar por un aprendizaje más personalizado de los alumnos con más dificultades. Tenemos a punto una caja de herramientas con recursos de formación, actividades y orientaciones para los profesores que lo necesiten. También enviaremos a los centros unas indicaciones sobre los objetivos a alcanzar en lenguas y matemáticas en cada curso.

P. Los directores de centros de máxima complejidad (con mayor número de alumnos vulnerables) piden más personal de apoyo, reforzar enseñanzas básicas y más formación de calidad. De todo esto, ¿qué les puede ofrecer el departamento?

R. Estos centros reciben más recursos y en 2024 volveremos a incrementar el personal de atención a la diversidad, más psicopedagogos y maestros de dicción y lenguaje, porque cada vez detectamos más problemas del habla en alumnos de infantil por el uso excesivo de los chupetes. Y también se aumentará las técnicas de educación infantil, educadores… y otro personal de apoyo educativo.

P. Muchas veces estos centros son la última opción para muchos profesores. ¿No habría que crear incentivos para que estas escuelas tengan los mejores docentes?

R. Los centros de máxima complejidad deben tener los profesores que encajan con sus objetivos pedagógicos y sus alumnos. Un buen profesor en la escuela X no tiene por qué ser buen profesor para la escuela H. En estos casos defiendo el decreto de plantillas, porque permite a los directores perfilar plazas, pero no a su capricho, sino en base a su proyecto. Pero estos centros ya tienen más apoyo de recursos y personal.

P. ¿Por qué la escuela concertada, en general, tiene mejores resultados en las evaluaciones?

R. He pedido analizar los resultados de los centros por su titularidad. Pero creo que la segregación escolar es uno de los motivos, porque hasta hace pocos años aproximadamente el 80% de alumnos vulnerables estaba escolarizado en centros públicos. También influye el perfil socioeconómico de las familias. Pero eso está empezando a cambiar.

P. Su antecesor, Josep González-Cambray, era partidario de unificar el horario de escuelas públicas y concertadas. ¿Y usted?

R. A mí no me gustan las diferencias entre pública y concertada, en ningún aspecto. Estamos incumpliendo la Ley de Educación de Cataluña en cuanto a la equiparación de pública y concertada, por ejemplo, por el personal. Y el horario es otra diferencia. Pero desde el departamento queremos tener listo durante el próximo curso un plan de educación a tiempo completo, con extraescolares con valor formativo. Y esto supera la sexta hora porque solo la tiene la concertada en primaria y no es lectiva. También hay pendiente una evaluación profunda del horario escolar y su impacto sobre los resultados y la salud de los alumnos. Y entonces abordaremos el debate sobre el horario. Pero esto será ya la próxima legislatura.

P. ¿Cuándo se enviarán las instrucciones sobre el uso de los móviles?

R. A finales de enero. La primaria será libre de móviles, pero en secundaria hay que moverse entre el derecho del alumno a recibir una educación digital, la concentración durante las horas lectivas y la socialización en los espacios comunes. Haremos unas indicaciones, pero defiendo la autonomía de centro.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_