_
_
_
_
_
OPINIÓN
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Xavier Trias, en pos de la reunificación

El inesperado adelanto de las elecciones generales ha privado a los dirigentes nacionalistas del tiempo de maduración necesario para recomponer el centro derecha catalán

Xavier Trias
Xavier Trias saluda al expresidente Jordi Pujol, junto a Artur Mas, en el acto de presentación de su campaña electoral para las elecciones municipales de Barcelona 2023.MASSIMILIANO MINOCRI

Con la recomposición del centro derecha catalán nacionalista perseguida por Xavier Trias en su campaña municipal ha sucedido algo muy parecido a su aspiración de recuperar la alcaldía de Barcelona. Obtuvo un buen resultado, incluso cabe decir que muy bueno, pero resultó insuficiente. La reunificación del espacio político de la antigua CiU era y es el objetivo declarado de Trias y de los antiguos dirigentes nacionalistas. En la reciente batalla de Barcelona ha avanzado, pero el inesperado adelanto de las elecciones generales les ha privado del tiempo de maduración necesario para rendir sus frutos. Junts y el PDeCat todavía van a ir cada uno por su lado a esas elecciones.

Trias exhibe avales suficientes para la operación y estos días define la reunificación como una necesidad e incluso una obligación política. En las elecciones del 23 de julio “Jordi Pujol, Artur Mas y yo votaremos lo mismo”, afirmó rotundo en una reciente entrevista. Su idea es que la marca Junts puede ser el nuevo eje del nacionalismo catalán moderado, el nuevo pal de paller. Trias da por hecho que, como acaba de suceder en la ciudad de Barcelona bajo su batuta, a Junts le basta con dejar en suspenso el objetivo de la independencia, colocar en segundo plano a las figuras abrasadas en la pira que resultó ser el otoño de 2017 y volver a presentarse como el partido de orden y amigo de los negocios para competir de nuevo con éxito por la hegemonía en el catalanismo.

Este planteamiento choca en el ámbito nacionalista con los sectores que se niegan a olvidar, los que no han perdido la memoria. Unos, porque no se han recuperado del shock emocional que les produjo la confesión de la evasión fiscal de Jordi Pujol en el verano de 2014; otros porque, una vez consumada en el periodo 2012-2017 la ruptura entre autonomistas e independentistas, no quieren volver atrás. Y otros porque tras la voladura de CiU por las diversas causas de corrupción han encontrado otros cobijos. Valgan dos ejemplos. Carles Campuzano, antaño dirigente de las juventudes pujolistas y diputado de CiU durante varias legislaturas, es ahora consejero en el Gobierno de ERC; Eva Parera, antaño dirigente de la Unió Democràtica de Duran Lleida, ha defendido ardorosamente en la reciente campaña municipal como exponente de Valents, un nuevo partido, posiciones antinacionalistas netamente incompatibles con las de Trias y Junts.

Entre los que no olvidan, además, se cuentan los independentistas que han decidido combatir a los contemporizadores, los políticos que, como Trias, preconizan la asunción de la derrota de 2017 y la adaptación a las circunstancias. Para que entre Junts y el PDeCat alcancen el 23-J porcentajes parecidos a los que en sus buenos tiempos obtenía CiU deben ganarse ahora también a los desengañados que preconizan la abstención como revuelta política.

La campaña abstencionista es el nuevo e inesperado adversario de los nacionalistas. Se presenta como una fórmula de rechazo a las estructuras estatales españolas, pero en la práctica es una declarada moción de censura de los partidos independentistas por las políticas seguidas desde 2017 hasta hoy. Si esta campaña triunfara dejaría sin sostén electoral a Junts y ERC y desde luego dejaría sin base la recomposición preconizada por Trias.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_