Una dependienta de Barcelona, sobre la apertura de tiendas los domingos: “Si abrimos, que ganemos todos: turistas y trabajadores”

Comerciantes del centro y Ayuntamiento aplauden la ampliación de días y zonas, mientras sindicatos y empleados denuncian incumplimientos en materia laboral

Clientes paseando este domingo por el portal de l'Àngel de Barcelona, donde este verano las tiendas abren en festivo.
Clientes paseando este domingo por el portal de l'Àngel de Barcelona, donde este verano las tiendas abren en festivo.Gianluca Battista

Barcelona ha estrenado este verano un nuevo calendario de apertura de tiendas en domingo que llega tras años de quejas de los comerciantes del centro por poder abrir solo 15 festivos y no hacer caja con el turismo. Por primera vez, del 15 mayo al 15 de septiembre pueden abrir los festivos de 12 a 20 las tiendas de los de los ejes comerciales turísticos tradicionales (en Ciutat Vella), ampliada ahora a todo el Eixample, Sant Martí y parte de Les Corts, Sarrià y Gràcia. Pasados tres meses del nuevo horario --que llega después de que los estragos de la pandemia reconciliaran a los ejes comerciales del centro (víctimas de la falta de turistas) y los barrios (que recuperaron a la clientela local)-- el balance tiene luces y sombras según a quién se pregunte.

Comerciantes del centro y Ayuntamiento aplauden la ampliación de días y zonas, mientras sindicatos y empleados alertan de incumplimientos en materia laboral y salarial. Incluso se ha creado una plataforma, StopDomingosyFestivos, que ha convocado tres protestas. UGT ha denunciado a media docena de empresas ante la Inspección de Trabajo de la Generalitat. Y la Federación de Asociaciones Vecinales critica que la medida añade presión a los barrios más masificados.

El Ayuntamiento reivindica como positivo un acuerdo “inédito en España” del que, además del consistorio, empresas y comerciantes, participan los sindicatos UGT y CC OO. La concejal de Comercio, Montse Ballarín, defiende que es un “buen acuerdo, porque sin acuerdo, vas a la liberalización total”. La clave para alcanzarlo fueron tres condiciones exigidas por los sindicatos: que ir a trabajar en domingo sea voluntario y pudiendo librar el sábado siguiente; que se pagara la comida; y crear una comisión de seguimiento. El horario es de mediodía a las 20 horas, para poderlo cubrir con un solo turno. “Si hay incumplimientos los denunciaremos”, promete la concejal.

El problema está en que muchos empleados tienen contrato de lunes a domingo, con lo que no tienen una remuneración especial por festivo. Si con el anterior calendario trabajaban solo en puntas como Navidad, ahora les pueden pedir todos, y no todo el mundo se atreve a decir que no. Además, hay varios convenios colectivos en el sector, cada uno con sus condiciones: comercio del textil, grandes almacenes, piel y zapaterías....

Mapa con las zonas de apertura de tiendas en festivo entre mayo y septiembre en Barcelona hasta 2025. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Mapa con las zonas de apertura de tiendas en festivo entre mayo y septiembre en Barcelona hasta 2025. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“A mi me parece bien abrir los domingos. Cuando hago turismo, también me gusta ir de compras. Pero si abrimos en domingo, que ganemos todos: los turistas, los dueños y los trabajadores”. Lo decía este domingo una dependienta en el barrio del Born. Rechaza dar su nombre ni el de la tienda. “No puede ser que cobremos lo mismo un lunes que un domingo”. En su caso, se cumple la parte del acuerdo que fija librar el sábado siguiente. Sobre la voluntariedad, apunta. “Di que no, a ver qué pasa, porque esto es una jungla”. En otro negocio, los dos dependientes explican que sí cobran el festivo (“y bien, 150 euros”, celebran), pero ni son voluntarios ni libran en sábado. Y en un tercero, la dependienta explica que pasará todo el día, las ocho horas, sola en la tienda.

El balance por parte de Barcelona Oberta, que agrupa a los ejes turísticos e históricamente ha pedido abrir en festivos, es muy positivo. “Está funcionando muy bien, el turismo está recuperándose y hay tiendas que a las 12 ya tienen cola antes de abrir”, apunta la directora de la entidad, Núria Paricio. Niega, como dicen otras voces, que solo abran las grandes cadenas: “La gente ha hecho análisis de coste y beneficio y están abriendo”. Sobre la contratación, asegura que ha sido “importante”. Ante casos de malas praxis empresariales, anima a los dependientes “a denunciarlo a los sindicatos”.

El vicepresidente de Barcelona Comerç, Pròsper Puig, que agrupa a los ejes comerciales de barrio, señala que el efecto de la apertura en festivos en estas zonas es “cero”, porque los comerciantes no abren si no les sale a cuenta. “¿Quién y qué vende? Las marcas de lujo, los zaras y mangos, El Corte Inglés, a la Illa [el centro comercial] no le va mal, Glòries tampoco…, donde hay turismo se vende, claro”, resume. “La ciudad lo necesita, en el centro la pandemia ha sido desesperante, y por eso lo apoyamos”, reivindica, pero no revierte en las ventas en la periferia. Y se pregunta si las empresas habrán generado nuevo empleo. Habrá que esperar a la Encuesta de Población Activa (EPA) de octubre para saberlo.

Un recorrido este domingo por el Born, Gòtic, portal de l’Àngel, paseo de Gràcia y Gran de Gràcia da la razón al representante de los ejes de barrio: prácticamente solo abren las grandes cadenas. Y en el caso de paseo de Gràcia sorprende la cantidad de establecimientos cerrados pese a ser internacionales: Lego, Chanel, Hermes, Cartier o Lladró, entre otras. Tampoco estaban abiertos negocios locales como la sastrería Bel, Santa Eulàlia o Tascón. En Gràcia, prácticamente todo cerrado (Decathlon o Tiger, abiertos) e igual en calles adyacentes como Travessera.

Desde la Plataforma StopDomingosyFestivos, Micaela Crisu, que también es delegada sindical de CC OO, critica que los sindicatos, también el suyo, “no están realizando el seguimiento que se pactó” de las condiciones laborales y salariales. “En la mayoría de los casos ni se están pagando los domingos ni son voluntarios”. La plataforma ha abierto una cuenta de Twitter que invita a dependientes de la ciudad a explicar sus casos: “En Primark te pagan 20 euros, trabajas todos los domingos y te dan un día entre semana”, ejemplifica. “Muchas compañeras no se niegan a trabajar porque tienen miedo a represalias, aunque trabajar les dificulta la conciliación y sufren ansiedad. Y por lo mismo no vienen a las protestas”, asegura Crisu, que también denuncia que el sector se ha precarizado mucho en los últimos años, “porque hay menos personal y la carga de trabajo es enorme”.

El sindicato UGT, el primero en firmar el acuerdo, es ahora muy crítico. Hasta el punto de haber denunciado ante la Inspección de Trabajo a las empresas FNAC, Zara, Foot Locker, Adidas, Uniqlo, Massimo Dutti, Celio y Caprabo por incumplir el acuerdo. El secretario general de la Federación de Servicios de Consumo, Oscar López afirma que en UGT se sienten “bastante engañados con los firmantes, la mayoría de las empresas no han cumplido y las patronales que les representan se lavan las manos”. “Hicimos un esfuerzo, pese a estar en contra de abrir los domingos, para crear empleo, pero la gente está cabreada”, avisa.

CC OO, en cambio, tardó más en sumarse al acuerdo y ahora defiende que son garantía de que se cumpla negociando con las empresas. Ramon González Monroy, secretario general de la Federación de Servicios recuerda que el acuerdo “no tiene rango legal y es necesario estar para hacer fuerza”. Reconoce que “la puesta en marcha fue caótica”, pero asegura que se están alcanzando acuerdos. En Inditex (Zara), por ejemplo. “Ahora mismo hay de todo, el problema es que las patronales no reman a favor de que se cumpla lo pactado, Foment está ausente”. González Monroy insiste en que “no es fácil, que hay mucha gente molesta y debate en CC OO, pero quedarnos fuera era no tener capacidad de intervenir para que haya voluntariedad, pago y compensación”. “Nos importará el balance a 15 de septiembre”, concluye.

Fuentes de Foment del Treball responden que les “consta un seguimiento mayoritario del acuerdo firmado” y que “las ventas están siendo superiores a las esperadas y se consolida el domingo como día de compras turísticas”. El resultado será también “bueno en ocupación generada”, aseguran.

Ernest Cañada, coordinador de Alba Sud, un centro de investigación en turismo responsable que, entre otras cuestiones, estudia las condiciones laborales de los empleados del sector, es muy crítico con la ampliación de festivos de apertura comercial: “Puede parecer algo menor, pero es un síntoma grave de la deriva de la turistificación de la ciudad, que se aceleró desde la pandemia”. “Cada nueva medida que cambia la vida cotidiana de la ciudad y sus trabajadores nos convierte en más vulnerables a los intereses del sector turístico y futuras crisis”, opina y alerta de que “las empresas quieren adaptar la fuerza de trabajo a sus necesidades y las familias se han de organizar en función de ello, de forma que se precarizan todavía más las condiciones vinculadas al turismo”.

Desde el Ayuntamiento, ERC, el único partido que no votó a favor de la ampliación de festivos abiertos (se abstuvieron), la concejal Elisenda Alamany, señala que “solo abre el gran comercio y grandes superficies enfocadas al turismo” y entiende que la apertura “responde a y un modelo de despersonalización que tiene más impacto en las mujeres y dificulta la conciliación, porque es un sector muy feminizado”. Además, pone en duda que se esté contratando a nuevo personal y ve “poca proactividad al fiscalizar si se cumple el pacto”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS