Cataluña no recuperará los niveles precovid del PIB antes de 2024

El Consejo de Trabajo, Económico y Social pide, en su memoria anual, más protección de las personas vulnerables y constata que las ayudas sociales no cubren todas las necesidades

Trabajadores de la fábrica de Seat, en Martorell.
Trabajadores de la fábrica de Seat, en Martorell.ALBERT GARCIA

Tras el confinamiento por la pandemia, 2021 fue el año de la recuperación económica, donde los indicadores empezaron a remontar. Pero esta tendencia se puede ver truncada por la guerra de Ucrania, la inflación o los elevados precios de la energía. Todos estos elementos adversos llevan al Consejo de Trabajo, Económico y Social de Cataluña (CTESC) -organismo que agrupa patronales, sindicatos y entidades sociales- a asegurar que, en el mejor de los escenarios, no se prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) recupere los niveles previos a la pandemia antes de 2024. “2021 fue un buen año a nivel socioeconómico. Nos situamos con cifras de 2008, antes de la crisis. Pero en este 2022 tenemos momentos de grandes retos y dificultades”, admitió el consejero de Empresa y Trabajo, Roger Torrent.

El CTESC ha presentado este lunes su memoria anual, un ingente repaso de 700 páginas a los principales indicadores económicos y sociales de Cataluña durante el 2021, que además recoge una larga lista de recomendaciones que el ente traslada a las administraciones y que el presidente del Consejo, Toni Mora, intentó resumir en un concepto. “Se trata de reactivar la economía, después de las crisis múltiples que hemos vivido, pero ahora también toca proteger a las personas, y no hacerlo de forma generalizada con medidas universales, sino con medidas más concretas, por sectores”.

El organismo destaca que, en los últimos meses, han coincidido diferentes factores que están lastrando la recuperación económica que empezó a repuntar el año pasado. Entre ellos, destaca especialmente la guerra de Ucrania, el incremento de los tipos de interés o el aumento notable de los precios, tanto de las materias primeras como de la energía, lo que está disparando la inflación. En este sentido, el CTESC alerta que será necesario estar alerta de cómo el aumento de precios afectará en la capacidad de consumo de las familias y también en la economía doméstica.

Pero los elevados precios de la energía también tendrán repercusión en los sectores económicos, porque aumenta el coste de producción, pero también en las exportaciones, “reduciendo la competitividad”, alerta el organismo.

En cuanto al sector agroalimentario, el CTESC considera que necesita políticas específicas que supongan una “apuesta clara por la digitalización, la sostenibilidad” y por la distribución a través de sistemas de comercio electrónico. Asimismo, el organismo pide políticas medioambientales activas con tal de reducir las emisiones y, a la vez, promocionar el uso de las energías renovables. “El cambio climático ya está entre nosotros y nos tenemos que adaptar a él”, incidió Mora.

La mejora de la economía en 2021, no obstante, supuso también contraprestaciones negativas: creció la conflictividad laboral, con la convocatoria de más huelgas (12 más) y aumentó hasta un 20% la siniestralidad laboral. En este sentido, el CTESC pide “actuaciones concretas y urgentes” para frenar esta tendencia “y no llegar a las cifras de años anteriores”, apuntó su presidente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cuanto a captación de recursos foráneos, Torrent destacó que Cataluña logró captar el año pasado 612 millones de inversión extranjera a través de la agencia pública Acció, de los cuales “dos de cada tres euros fueron a parar a la industria”. Asimismo, las inversiones que llegan del Estado, se centran en las infraestructuras ferroviarias, pero se mantienen en un nivel “bajo” en los últimos años, constata el informe.

En este sentido, la memoria también analiza la evolución del transporte y apunta que solo el transporte de mercancías por carretera ha recuperado los niveles anteriores a la pandemia, pero las cifras del público quedan lejos. Precisamente, la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) ha hecho públicas este lunes las cifras de viajeros durante el primer semestre de 2022 y reflejan que todavía representan el 83% del mismo periodo en 2019.

Efectos de la covid

En cuanto a los aspectos más sociales, la memoria se centra especialmente en los efectos de la pandemia, por ejemplo, en el ámbito demográfico: provocó el 20% de las defunciones de 2020 y redujo la esperanza de vida en 1,5 años. También a nivel social: en estos dos años casi se ha doblado el volumen de hogares con retrasos en el pago de la vivienda (pasó del 7,5 al 13%) o los hogares con pobreza energética aumentaron del 8,3 al 15,9%.

El CTESC destaca que el impacto de la covid se refleja especialmente en el aumento de solicitudes de ayudas sociales: 45.547 de la Renta Garantizada de Ciudadanía (24.554 en 2019) y 150.109 del Ingreso Mínimo Vital en los primeros 15 meses desde su creación (junio 2020). El organismo destaca que se ha aumentado el gasto en ayudas sociales, pero, a pesar de ello se quedan cortas y “no dan la suficiente cobertura” a las necesidades, así que reclama un aumento de la partida y la simplificación de los trámites administrativos.

Con todo, y de cara a hacer frente a las dificultades que se avecinan, el presidente del Consejo pidió “diálogo y consenso”. “Toca mucho diálogo a nivel político y social, debemos ser ágiles y la recuperación no puede ser a partir de proclamas, sino de consensos muy amplios”, zanjó Mora.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS