El independentismo cuestiona el espionaje al presidente del Gobierno con el programa Pegasus

Aragonès y Junqueras ven una doble “vara de medir” y Puigdemont acusa al Ejecutivo de no haber reaccionado antes

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante el pleno del Parlament de la semana pasada.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante el pleno del Parlament de la semana pasada.Quique Garcia (EFE)

“Cuánto de verdad hay en lo que el Gobierno español ha explicado hoy, qué credibilidad le podemos dar hoy si cuando le preguntamos sobre el CatalanGate nos dice que no puede contestar porque la ley se lo impide”. El líder republicano, Oriol Junqueras, ha cuestionado este lunes la denuncia del Gobierno de que los móviles del presidente Pedro Sánchez, y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, también han sido objeto de espionaje, similar al denunciado por los independentistas hace dos semanas, con el software Pegasus. Junqueras ha apuntado a “los giros en el relato” del Gobierno de Sánchez, “ese relato que están constantemente construyendo para evitar asumir responsabilidades” . El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha denunciado la doble vara de medir del Gobierno a la hora de tomar medidas ante el espionaje político: “Contra el independentismo, todo vale”, ha protestado. La presidenta del Parlament, Laura Borràs, se ha preguntado si se trata de una cortina de humo. “No cuela”, ha escrito en una red social.

Junqueras ha asegurado que no tiene por qué darle más credibilidad a un informe hecho por los propios servicios de inteligencia españoles que al de “una entidad de prestigio” como Citizen Lab. Y ha recordado un tuit de la secretaria general de ese partido, Marta Rovira, huida de la justicia en Suiza: “Moncloa dice que Moncloa ha sido espiada por la Moncloa con Pegasus que tiene La Moncloa. Ahora, las responsabilidades políticas no las tomará Moncloa”.

Pedro Sánchez habla por teléfono en la base aérea de Siauliai (Lituania) el 8 de julio de 2021. Foto: PETRAS MALUKAS (AFP) | Vídeo: EPV

“Sería bueno que el Gobierno asumiera las responsabilidades que el Gobierno ya ha aceptado en sede parlamentaria. Mientras no las asuma, es muy difícil que se reconstruya la confianza no solo con nosotros, sino con todos los demócratas españoles”, ha continuado el presidente de los republicanos. Junqueras, sin embargo, ha defendido la mesa de diálogo, aunque dejando claro que es el Gobierno el que sale mal parado ante su inactividad en el espionaje. “Quien acumula capital político [ante la comunidad internacional] es el independentismo, que defiende el diálogo y además son espiados” , ha añadido.

El expresidente Carles Puigdemont también se ha referido desde Bruselas, donde busca esquivar a la justicia española, reprochando la falta de transparencia con la que ha actuado el Ejecutivo central. “La violación de la intimidad de Sánchez y Robles es un crimen gravísimo que amenaza la democracia. Mi solidaridad hacia ellos, como víctimas, y mi máxima exigencia hacia ellos, como responsables de no haber hecho nada hasta el estallido del CatalanGate”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Junts ha celebrado este mediodía una reunión de la permanente y se ha reafirmado en que el Govern solo debe mantener relaciones técnicas y administrativas con el Gobierno hasta que Pedro Sánchez dé explicaciones sobre lo sucedido. “Que sea víctima no le exime de ello”, ha dicho el portavoz Josep Rius. El también diputado ha afirmado que los casos del presidente de Sánchez y Margarita Robles confirman un “espionaje masivo” del que la principal víctima es el independentismo. El partido presentará querellas por el caso en todos los países donde se han consumado el espionaje de sus cargos o colaboradores: Francia, Bélgica, Suiza, Alemania y Portugal.

Lo que ha pasado no exime a Pedro Sánchez de dar explicaciones”, dice Josep Rius, portavoz de Junts que pide estar alerta ante “cortinas de humo”

Rius ha mostrado su sorpresa de que el Gobierno haya pasado en pocas de días de ser “verdugo” a “víctima” y que trascienda justo ahora que el móvil de Sánchez estaba infectado desde mayo. “Eso supone una grave brecha en la seguridad”, ha dicho. “O hay incompetencia, o hay complicidad”, ha sostenido el portavoz, que ha pedido estar atento ante “las cortinas de humo”. La prueba del algodón, para Junts, es saber si el PSOE apoyará no la comisión de investigación tanto en el Congreso como en el Parlamento Europeo. “Esperemos que apoye esa comisión con luces y taquígrafos, y si quiere llegar hasta el final”, ha dicho.

La presidenta del Parlament ha criticado también lo que considera una doble vara de medir. “Sánchez y Robles dicen ser espiados. Ahora sí que es un tema muy grave. Cuando solo afectaba al independentismo, la ministra lo justifica”, ha dicho en Twitter. Y también se ha apuntado a las dudas sobre la credibilidad del relato del Gobierno: “¿es la evidencia de que no hay que limpiar las cloacas pero sí las puedes utilizar? ¿O una maniobra para pasar de verdugos a víctimas? ¿Bye CatalanGate? No cuela”, ha agregado.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que ha comparecido a primera hora de la mañana de este lunes en La Moncloa acompañado de la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, ha informado de “intrusiones consumadas” en las que se ha producido una “extracción de un determinado volumen de datos de los terminales” y ha calificado las intervenciones de “ilícitas” y “externas”. El Gobierno ha presentado una denuncia ante la Audiencia Nacional.

La CUP presenta una querella en el juzgado por el espionaje

La CUP ha presentado esta mañana en el juzgado de instrucción número 32 de Barcelona -el que lleva el caso del espionaje de Roger Torrent y Ernest Maragall- una querella criminal contra el grupo empresarial israelí NSO Group que fábrica Pegasus como posible autor de un delito contra la intimidad, y en concreto el descubrimiento y la revelación de secretos, tras infectar los teléfonos de los diputados Albert Botran (enero de 2020), Carles Riera (en enero y febrero de 2019) y del activista David Fernández (abril de 2019 y julio de 2020). La querella, que no duda de las motivaciones políticas para seguir las actividades de los tres afectados: Botrás logró su acta en enero de 2020; Riera fue el portavoz de la CUP en la comisión del 155, se reunió con el president Quim Torra y el preludio del juicio del procés y Fernández viajó mensualmente a Suiza para reunirse con la exdiputada Anna Gabriel, que por su parte impulsará acciones judiciales en ese país. La querella, que no duda de las motivaciones políticas para seguir las actividades de los tres afectados, insta al juez a investigar los hechos y la implicación de las agencias de inteligencia españolas dado que un programa como el Pegasus solo se puede vender a gobiernos.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS