La inmersión lingüística regresa a la calle

Unas 1.700 personas, según la Guardia Urbana, se manifiestan en Barcelona en defensa del catalán en la escuela

Un momento de la manifestación convocada este sábado en defensa de la enseñanza en catalán.
Un momento de la manifestación convocada este sábado en defensa de la enseñanza en catalán.Quique García (EFE)

Una nueva manifestación para reclamar el catalán en la escuela ha recorrido este sábado las calles de Barcelona. Fueron 1.700 personas, según la Guardia Urbana, y hasta 8.000, según los organizadores, los que se han apuntado a una movilización que estaba convocada por parte de la comunidad educativa para rechazar que se cambie la ley de política lingüística y exigir que se blinde la inmersión en catalán en las escuelas. La marcha, que ha arrancado poco después de las seis de la tarde desde la plaza Sant Jaume y terminó en el Parc de la Ciutadella, ha contado con el apoyo de los sindicatos USTEC-STEs, Intersindical-CSC, Coordinadora Obrera Sindical (COS) y CGT; la asociación de familias aFFaC; y la organización estudiantil Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC), además de entidades de defensa del catalán como Òmnium Cultural.

Detrás de la convocatoria anida el disgusto contra la proposición impulsada inicialmente por ERC, JxCat -luego se descolgó-, PSC y los comunes para modificar la ley de política lingüística de 1998, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obliga a la Generalitat a garantizar que el castellano pueda ser lengua vehicular, con una presencia mínima en las clases del 25 %. La CUP se ha sumado a la protesta. El Consejo Nacional de Esquerra, por contra, ha validado este sábado de forma masiva la reforma.

Bajo el lema “que no nos recorten la lengua, escuela pública y en catalán”, la manifestación ha recorridola Via Laietana hasta la avenida Isabel II, y ha avanzado hasta llegar a la Ciutadella, donde los convocantes denunciaron en un manifiesto conjunto la “inoperancia habitual” de los partidos catalanes. “Una vez más, la maquinaria judicial se impone sobre la voluntad del pueblo catalán, en este caso, a causa de la demanda que el Ministerio de Educación hizo en 2015 para que se hiciera efectivo el castellano como vehicular”, defendieron.

Durante el recorrido, se han escuchado consignas a favor de la inmersión lingüística y contra el Govern; “Cambray dimisión”, “ERC y JxCat, la paciencia se ha terminado” o “el 25 % no lo aplicaremos”. Los impulsores de la concentración quieren que la respuesta a la sentencia sea consensuada con la comunidad educativa, y que se dote a la escuela pública de recursos para que se siga manteniendo el sistema de inmersión lingüística. La proposición de modificación de la ley de política lingüística, tramitada en la Mesa del Parlament por lectura única, está prevista que se vote en el pleno de los próximos 26, 27 y 28 de abril, después de las vacaciones de Semana Santa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS