El ecologismo mide su fuerza en la calle para blindar el ‘no’ a la ampliación de El Prat

La manifestación, que se celebra este domingo, engloba a 300 entidades, desde históricas oenegés a ambientalistas

El grafitero Roc Blackblock pinta un mural en apoyo a la manifestación del domingo en contra de la ampliación del aeropuerto de El Prat.
El grafitero Roc Blackblock pinta un mural en apoyo a la manifestación del domingo en contra de la ampliación del aeropuerto de El Prat.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

El movimiento ecologista y en defensa del territorio medirá sus fuerzas este domingo en la manifestación convocada en Barcelona contra la ampliación de El Prat y otras grandes infraestructuras. Convocada por la Xarxa per la Justícia Climàtica y la plataforma ZeroPort, los organizadores aseguran que habrá representantes de 300 entidades, entre las que hay desde plataformas contra el turismo masivo en Barcelona a históricas oenegés conservacionistas. El lema es Ampliaciones de aeropouertos, NO! Defendamos el clima, la salud y la vida!. La protesta pondrá a prueba el movimiento ecologista cuando la emergencia climática ha entrado de lleno en la agenda pública y el debate político.

Más información

La manifestación, que será estática en la calle de Tarragona, fue convocada en julio, antes del anuncio, hace dos semanas, del Gobierno de dar marcha atrás en la inversión para ampliar El Prat. Los organizadores mantienen la convocatoria, que entienden que va más allá del debate sobre la protección de la laguna de La Ricarda o del aeródromo barcelonés y cuestiona el modelo económico que apuesta por el crecimiento intensivo.

La renuncia (temporal) a la ampliación podría deshinchar la movilización; que en cambio tiene a favor algunas singularidades como la alianza entre ecologistas y Unió de Pagesos (poco habitual por sus desavenencias en políticas como la reintroducción de especies). O que otros movimientos que apuestan por el decrecimiento turístico; por otro modelo económico; que se oponen a planes urbanísticos; a la ampliación de carreteras; o que defienden el derecho a la vivienda, también estarán presentes. En el plano político, formalmente no hay adhesiones de partidos. Los comunes, con todo, llevan semanas calentando la protesta, aunque su líder y alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no participará en ella. También habrá representante de ERC —aunque nadie del Govern de Pere Aragonès— que discrepa en el Govern de sus socios de Junts. Los que siguen son los principales convocantes:

ZeroPort y Xarxa per la Justícia Climàtica. Son las dos plataformas que la convocan oficialmente, aunque agrupan a decenas de entidades, desde ecologistas hasta vecinales. ZeroPort, nacida en febrero de 2020 tras la unión de históricos como Ecologistas en Acción, la Plataforma per la Qualitat de l’Aire o Depana con movimientos vecinales del Baix Llobregat. Su principal reivindicación es denunciar los efectos de las emisiones que provocan el puerto y el aeropuerto de Barcelona. Su cara más visible es Maria Garcia, de la Plataforma per la Qualitat de l’Aire. Por otro lado, la Xarxa per la Justícia Climàtica, también creada a principios de 2020, aglutina entidades jóvenes como Friday for Future Barcelona, del movimiento internacional de Greta Thunberg, o el colectivo Rebelión o Extinción, también internacional y que defiende la desobediencia civil como mecanismo de protesta. La profesora en Ecología de la UB Olga Margalef es una de sus portavoces.

Depana. Adherida a la plataforma ZeroPort, la histórica Lliga per Defensa del Medi Natural es posiblemente la entidad que, a efectos prácticos, más escollos ha puesto a Aena para llevar a cabo la ampliación. Los informes presentados a Bruselas por uno de sus miembros, José García, activista por la protección ambiental de la zona, motivaron a la Comisión Europea para abrir un expediente (todavía pendiente de resolución) contra España por no ejecutar debidamente las compensaciones ambientales en la ampliación del 2008 y la del puerto en 2002. Fundada en 1976, desde 1988 cuenta con un equipo jurídico a través del que elabora alegaciones contra planes directores. En 1995, recibió el premio de Medio Ambiente de Cataluña.

Ecologistas en Acción. La entidad ha sido una de las grandes impulsoras para vertebrar ZeroPort. La organización opta por colaborar y vertebrar movimientos locales como Salvem l’Olla del Rei, que denuncia los vertidos de aguas residuales en Castelldefels; o SOS Baix Llobregat, que denuncia el impacto de proyectos urbanísticos. Desde un principio, ya antes de que la ampliación llenará las portadas y rasgara las vestiduras del Govern, la organización se había movilizado contra la ampliación y “todas las agresiones” en el delta. Ha ayudado que su portavoz, el biólogo Jaume Grau, sea un experto en la zona.

Ni un pam de terra. Entre las entidades participantes figura también esta plataforma vecinal y ecologista de El Prat de Llobregat, el municipio donde se ubica el aeropuerto, nacida para defender los espacios naturales y agrícolas del delta del Llobregat. Además de la ampliación, la plataforma busca también frenar los planes de expansión urbanística que significan dos barrios previstos: Eixample Sud y Eixample Nord, cuya tramitación urbanística se remonta al gobierno tripartito de la Generalitat. Por estos planes son también críticos con el alcalde, Lluís Mijoler.

Vecinos y movimientos sociales. Uno de los bloques de la manifestación se ha llamado “vidas dignas” y agrupa a asociaciones vecinales, movimientos sociales y organizaciones como el Sindicato de Inquilinos. Como activista del sindicato pero en representación del bloque, habló hace unos días Carme Arcarazo. Alertó de que el 82% de los turistas que visitan Barcelona llegan en avión y cuestionó un modelo turístico que “ha creado desigualdad, empleo precario y temporal, ha provocado especulación inmobiliaria por el aterrizaje de grandes capitales y en última instancia expulsa a vecinos de los barrios más presionados”.

Stop Jocs Olímpics. El portavoz de la plataforma contraria a la candidatura a unas olimpiadas de invierno en el Pirineo, Stop JJOO, Bernat Lavaquiol, explica que estarán en Barcelona por la “necesidad de crear red entre las distintas luchas del territorio, que no son proyectos aislados sino que responden a un mismo proyecto de país” y que rechazan por dos razones: “Sus efectos negativos en plena emergencia climática y un modelo económico intensivo y que se apoya en el turismo y la precariedad”. La plataforma entiende que las infraestructuras y conexiones previstas entre Barcelona y el Pirineo “no paliarán la falta de servicios públicos y conexiones entre los valles y colapsarán todavía más el territorio”.

Girona y Tarragona. También colectivos de las comarcas del sur y el norte que defienden enclaves del territorio estarán en la protesta. De Girona pel clima bajarán activistas en tren de plataformas que oponen a las infraestructuras que permitirían ampliar su aeropuerto. También estarán SOS Costa Brava, contraria a la urbanización, o Salvem L’Empordà. En el caso de Tarragona, acudirán entidades como la ya veterana Plataforma en defensa de l’Ebre, o la Xarxa Sud, que aglutina la Plataforma en defensa del río Siurana, Aturem BCN Wordl, Prioritat Paisatge Cultural Patrimoni Cultural o Cel Net.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción