El festival Castell de Peralada arrancará con el ballet de Béjart inspirado en Freddie Mercury y Jorge Donn

El programa, del 16 de julio al 1 de agosto y con un aforo del 70 %, incluye a Rufus Wainwright, Sílvia Pérez Cruz y las voces líricas de Sondra Radvanovsky, Lise Davidsen y Javier Camarena

Una imagen de 'Ballet for Life/ Le Presbytére', del Béjart Ballet Lausanne.
Una imagen de 'Ballet for Life/ Le Presbytére', del Béjart Ballet Lausanne.Gregory Batardon

El festival Castell de Peralada vuelve a apostar por la danza, que le ha proporcionado algunas de sus veladas más inolvidables, para inaugurar la edición de su 35º aniversario, que supone el reencuentro presencial con el público tras la cita virtual del año pasado a causa de la pandemia. El festival, que se ha presentado esta mañana, arrancará con Ballet for Life / Le presbytère, el célebre ballet con música de Mozart y Queen creado por el desaparecido Maurice Béjart e inspirado en las figuras de Freddie Mercury y Jorge Donn (bailarín estrella del coreógrafo), ambos fallecidos de sida, y dedicado a quienes murieron durante los años en los que esa otra plaga mundial irrumpió con fuerza dentro de la sociedad y especialmente en el mundo de la cultura.

Más información
El duende de María Pagés inaugura el Festival de Peralada Livestream
Muere Artur Suqué Puig, presidente honorífico del Grup Peralada

Desde una mirada “optimista y vital”, el Béjart Ballet Lausanne, bajo la dirección artística de Gil Roman, inaugurará la nueva edición del festival la noche del 16 de julio con este conocido ballet (se vio en el Liceo en 2001 y en el propio festival de Peralada en 2010), que se presenta como “uno de los más brillantes de toda la historia de la danza, un encuentro de genios” (Mozart, Mercury, Donn, Béjart, Versace, que fue autor del vestuario) “que todavía brillan a pesar de su ausencia”. La compañía repetirá espectáculo al día siguiente, el 17 de julio.

En el programa del festival, que se extenderá hasta el 1 de agosto con un aforo del 70 % y estrictas medidas de seguridad contra la covid, habrá mucha más danza, un género que forma parte indisoluble de la identidad de la cita estival de Peralada. El Ballet de Barcelona estrenará Perspectives (22 de julio) a la vez que inaugurará un nuevo espacio, el Mirador del Castillo. El director artístico de la joven compañía catalana, Chase Johnsey “invita a emprender un viaje hacia un mundo de lucha, de sueño y de transformación a partir de la figura icónica del cisne y la música de Chaikovski”.

Al día siguiente, el 23 de julio, el festival reúne a cinco bailarinas “cuyo talento y perseverancia las ha llevado a formar parte de algunas de las compañías de danza más importantes del mundo”: Monica Hamill e Iratxe Ansa dirigen la gala Ballet Under The Stars con Lucía Lacarra (bailarina principal del Bayerisches Staatsballett del año 2002 al 2016 y Premio Nacional de Danza 2005), Dores André (bailarina principal del Ballet de San Francisco), Ada González (solista del Ballet de la Ópera de Bucarest), Maria Khoreva (solista del Ballet Mariinsky y ganadora de la primera edición del Carmen Mateu Young Artist European Award) y la propia Iratxe Ansa (Premio Nacional de Danza 2020), quien también subirá al escenario. A su lado, danzarán Matthew Golding (bailarín principal del Royal Ballet del 2014 al 2017), Xander Parish (principal del Ballet Mariinsky), Jorge García Pérez (solista del Ballet de Basilea) e Igor Bacovich (bailarín, coreógrafo y fundador de Metamorphosis Dance con Iratxe Ansa). Juntos, interpretarán extractos de piezas de danza moderna y grand pas de deux del repertorio clásico, desde Giselle, hasta coreografías más recientes de Christopher Wheeldon y Myles Thatcher.

Maria Khoreva, solista del Ballet Mariinsky y ganadora de la I edición del Carmen Mateu Young Artist European Award.
Maria Khoreva, solista del Ballet Mariinsky y ganadora de la I edición del Carmen Mateu Young Artist European Award.Darian Volkova
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tosca, de Puccini, llegará al auditorio el 25 de julio en versión concierto interpretada por la compañía del Teatro Real de Madrid, bajo la batuta del italiano Nicola Luisotti. Se han reunido para la ocasión las voces de Sondra Radvanovsky, Jonas Kaufmann y Carlos Álvarez en los roles principales. La ópera escenificada y la nueva producción también van a estar presentes de la mano de Händel. El 30 de julio se presentará Orlando (HWV 31), la primera de las tres óperas del compositor basadas en el poema épico Orlando furioso de Ludovico Ariosto. Dani Espasa dirigirá desde el clave al conjunto barroco Vespres d’Arnadí en una producción que reúne a un elenco de voces como Xavier Sabata (Orlando), Sabina Puértolas (Angelica), José Antonio López (Zoroastre), Marie Lys (Dorinda) y Eve-Maud Hubeaux (Medoro). Rafael R. Villalobos firma una dirección de escena que centra el foco de la trama en el triángulo amoroso entre Angelica, Medoro y Dorinda, estableciendo nexos con el Orlando de Virginia Woolf, y Las horas, la novela de Michael Cunningham sobre la escritora que dio pie a la película. El tenor Javier Camarena clausurará la edición con un concierto lírico acompañado por las bases estables del Gran Teatre del Liceu. Con un programa con música de Delibes, Bizet, Donizetti, Mozart y Puccini, protagonizará la gala lírica del 35º aniversario como colofón de una edición que cerrará la noche del 1 de agosto.

La Iglesia del Carmen acogerá las actuaciones de “dos de las voces más anheladas por los coliseos de ópera”. La primera, la del tenor francés Benjamin Bernheim (24 de julio), que ofrecerá un recital que combinará canción con arias de ópera. Por el otro lado, la soprano wagneriana Lise Davidsen, interpretará el 31 de julio un programa de ópera y canción. Al día siguiente, en la tarde del 1 de agosto, la joven soprano noruega William Christie y el conjunto instrumental y vocal Les Arts Florissants actuarán en la Iglesia del Carmen con la cantata pastoral de Händel Aminta e Fillide.

Los Jardines de Peralada serán el escenario de una velada dedicada a acercar la ópera al público más joven (29 de julio). Opera Followers es el título de este recital “fresco y en clave de humor”, ideado por Albert Estany y que contará con las voces de Olga Syniakova y Manuel Fuentes, ganadores del Premio Extraordinario Festival Castell de Peralada en el Concurso Tenor Viñas 2020 y 2021. Un maestro de ceremonias youtuber será el encargado de invitar al público a iniciar “un viaje hacia un mundo musical desconocido, alejado, para entrar de manera progresiva en un universo musical”.

Otro de los grandes reclamos del festival es el cantante y compositor Rufus Wainwright, que actuará en solitario la noche del 24 de julio. Acompañado por su guitarra y piano, Wainwright vuelve al escenario de Peralada con Ah! Live Again. Unfollow The Rules solo. Por su parte, Sílvia Pérez Cruz se presentará con Farsa (género imposible) el 31 de julio. En el escenario estará acompañada solo por el bailarín Andrés Corchero en “un diálogo directo y sin filtros con el público”.

“Artistas y amigos”

“Peralada es compromiso con los artistas y el público, es un espacio de confluencia de las artes, y es también el escenario donde habitan las emociones”, ha manifestado Oriol Aguilà, director del Festival Castell de Peralada, que también ha añadido que “nos reencontramos con un público presencial después de una larga espera y lo hacemos arropados por grandes amigos de la casa, grandes artistas y embajadores de nuestro festival en una convocatoria artísticamente ambiciosa y comprometida con la mejor danza, con la creatividad, con la ópera, con las voces de la lírica más importantes del momento, en una apuesta también por los artistas de casa y con la proyección internacional en el marco de un festival seguro y responsable”.

El Festival Castell de Peralada, organizado por la Fundació Castell de Peralada, cuenta para esta edición con un presupuesto de 2,7 millones de euros. Isabel Suqué Mateu, presidenta de la Fundació Castell de Peralada, ha explicado que la edición de este año va a estar dedicada a su padre, Arturo Suqué i Puig, fallecido el pasado 30 de abril. “Mis padres”, ha recordado, “fueron los impulsores de este festival que nacía en el año 1987. Desde el primer día, verano tras verano, convirtieron Peralada en un lugar de encuentro cultural, social y empresarial gracias a su dedicación durante más de 30 años cuidando cada detalle de este acontecimiento. El Festival es un legado inolvidable que mis hermanos y yo afrontamos con responsabilidad y con un profundo agradecimiento”.

La presidenta de la Fundación ha agradecido también la complicidad de los “artistas amigos” por querer formar parte “de esta celebración” como “Sondra Radvanovsky, Jonas Kaufmann o el Béjart Ballet Lausanne, entre otros” en una edición en la que el escenario habitual del Festival, el Auditorio Parque del Castillo, vuelve a acoger montajes y compañías de danza de gran envergadura y donde también destacan las bases estables del Gran Teatre del Liceu y del Teatro Real, “junto a primeras espadas de la lírica”.

Para Oriol Aguilà, uno de los grandes retos de esta edición es “garantizar la seguridad del público asistente, pero también la seguridad detrás del escenario y entre el equipo en un festival que mueve compañías que en algunos casos superan las cien personas y donde el equipo humano que lo hace posible debe convivir durante un largo periodo de intensa actividad”.

El Campus Peralada ofrece un programa paralelo que este año se estructura en torno a la pregunta “¿cuál es el papel de la danza hoy?”. El Festival propone responder a través de toda una serie de talleres, acciones y actividades.

El festival complementa la oferta cultural con exposiciones y muestras. Este año, se va a poder ver la exposición de Jordi Bernadó Qué sabe la belleza del tiempo. El fotógrafo, autor del cartel de la 35ª edición presentará en los jardines de Peralada una serie de fotografías de gran formato.

Cuatro escenarios

El Festival Castell de Peralada ofrece en esta edición cuatro escenarios en los que se va a desarrollar su programación. El tradicional Auditorio Parque del Castillo, de estructura tubular y de gran altura que acogía unas 1.700 localidades, este año se convierte en una gran platea de mil butacas, el 70 % aproximadamente de las cuales se ocupará y que se venderán por unidad familiar o grupo de contacto habitual. Los demás escenarios se adaptarán igualmente a las medidas de distanciamiento y aforo que marque el protocolo. Así pues, la tradicional Iglesia del Carmen, que acoge recitales líricos o conciertos de cámara, tendrá una capacidad máxima de 168 personas. Este año, el Festival estrena dos espacios nuevos: el Mirador del Castillo, donde actuará el Ballet de Barcelona sobre una gran pasarela y que acogerá a 168 personas, y, por el otro lado, los Jardines del Castillo también se convierten en escenario en esta edición con el recital Opera Followers, donde el público estará distribuido en mesas de dos, cuatro o seis personas con un máximo de 87 personas.

El festival también cuenta con el asesoramiento del Hospital Clínic de Barcelona - Universidad de Barcelona para los protocolos de seguridad anticovid.

Se están explorando vías para que algunos de los espectáculos de la programación puedan verse de manera virtual. El festival va a contar un año más con el apoyo de RTVE Cataluña, que se desplazará a Peralada para grabar la gala de danza y ofrecerla a su audiencia.

Las entradas se pondrán a la venta el próximo 26 de mayo a partir las 10:00 horas en www.festivalperalada.com y en el teléfono 902 374 737.

Sobre la firma

Jacinto Antón

Redactor de Cultura, colabora con la Cadena Ser y es autor de dos libros que reúnen sus crónicas. Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona y en Interpretación por el Institut del Teatre, trabajó en el Teatre Lliure. Primer Premio Nacional de Periodismo Cultural, protagonizó la serie de documentales de TVE 'El reportero de la historia'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS