Fernández Díaz dijo al juez que nunca despachó con Villarejo: “No he tenido ni una sola relación con él”

El exministro, en la ‘comisión Kitchen’ del Congreso: “¿Por qué yo me atrevo a decir que no oirán ustedes ninguna grabación mía con el señor Villarejo? Porque no podía haberla”

Jorge Fernández Díaz, en la comisión del Congreso sobre la 'policía patriótica' en abril de 2017.
Jorge Fernández Díaz, en la comisión del Congreso sobre la 'policía patriótica' en abril de 2017.Jaime villanueva

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior en el Gobierno de Mariano Rajoy (PP), ha mantenido durante años que nunca despachó con el comisario jubilado José Manuel Villarejo y que apenas cruzó unas pocas palabras con él durante su carrera en el Ejecutivo. Así lo ha repetido en entrevistas en prensa, en comisiones de investigación del Congreso y en la Audiencia Nacional. “Yo, en cinco años, no he tenido ni una sola relación [con él]”, le contó al juez Manuel García-Castellón, instructor del caso Kitchen. Sin embargo, el audio revelado este miércoles por EL PAÍS, donde ambos intercambian detalles sobre la bautizada como Operación Cataluña, echa por tierra la versión que el exdirigente popular ha sostenido durante más de un lustro.

Según se escucha en la grabación —que recoge un encuentro de cerca de 15 minutos presuntamente celebrado en diciembre de 2012 entre el entonces ministro del Interior, Villarejo y Eugenio Pino, máximo mando operativo de la Policía—, Fernández Díaz conversa con sus interlocutores sobre las posibles medidas que pueden impulsarse para denunciar por corrupción a dirigentes independentistas catalanes. Esta charla ocurrió justo cuando se encontraba activa la policía patriótica, un grupo de agentes que se dedicó a buscar trapos sucios de adversarios políticos del PP para filtrarlos a determinados medios o judicializarlos, según concluyó una comisión de investigación del Parlamento. En algunos casos, con supuestas pruebas fabricadas ad hoc.

Estos 15 minutos de conversación, donde Fernández Díaz insiste además a los comisarios de que nunca debe saberse que se han reunido, infligen un duro varapalo al exministro. Su palabra queda totalmente en entredicho. Según han señalado ya varios diputados, el político popular mintió al juez y al Congreso. Precisamente, sobre este último punto ha incidido Jon Iñarritu, parlamentario de EH Bildu, que ha recordado este martes que el Código Penal castiga con penas de seis meses a un año de cárcel a quienes “falten a la verdad” en una comisión de investigación.

Desde luego, la hemeroteca resulta devastadora para Fernández Díaz, que ocupó la cartera de Interior desde 2011 a 2016. En abril de 2017, en una primera comisión de investigación abierta por las sospechas de corrupción policial en el ministerio durante su etapa, aseguró a los diputados: “Yo voy a decir una cosa con toda claridad. En los casi cinco años que he ejercido de ministro del Interior, yo jamás he despachado nada con el señor Villarejo”.

Esa tesis la recuperó en diciembre de 2021, cuando declaró en otra segunda comisión de investigación, esta vez centrada en el caso Kitchen, la operación de espionaje al extesorero popular Luis Bárcenas para arrebatarle documentación comprometedora para altos cargos del PP, por la que el ministro se encuentra procesado. “Ahora sabemos que, al parecer, el comisario Villarejo grababa a todo el mundo”, se arrancó ante las preguntas de un diputado de su propio partido, antes de añadir: “¿Por qué yo me atrevo a decir que no oirán ustedes ninguna grabación mía con el señor Villarejo? Porque no podía haberla, porque no he despachado nunca, ni hemos estado hablando más que en dos ocasiones. Por tanto, cuando he visto en los periódicos que ha hecho referencia a que había despachado conmigo, digo que eso es mentira”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esa versión fue la misma que sostuvo ante el magistrado García-Castellón en octubre de 2020, cuando declaró como imputado por Kitchen —una condición que, según prevé la ley, le permite mentir para defenderse—. El juez preguntó por las “relaciones” que había mantenido con Villarejo. “Ninguna”, respondió tajante Fernández Díaz. “Le voy a decir, señoría. Yo, con el señor Villarejo, gracias a Dios, en cinco años no he tenido ni una sola relación con él. Y si he de ser ya más preciso, he tenido ocasión de saludarle en dos ocasiones circunstancialmente”.

Según dijo el exministro en la Audiencia Nacional, se lo encontró una primera vez hace casi una década. “Recuerdo perfectamente, en 2012, que yo salía del ministerio, bajaba las escaleras... Y me acuerdo que tenía que darle una cosa o decirle una cosa a mi director de gabinete, que era Paco Martínez. Toqué a su puerta, entré y estaba con una persona. Inmediatamente se levantaron los dos. Dije: ‘Paco, ya te lo comento luego...’. Y me dijo: ‘No, no... Mira ministro, te presento al comisario Villarejo’. ‘Ah, bueno, encantado”. La segunda, según le contó al instructor, fue en junio de 2016, en una comida por la jubilación de Pino: “Antes del almuerzo, fui saludando y un señor me dijo: ‘Comisario Villarejo, encantado’. Ese ha sido todo mi contacto en cinco años”. Al menos, hubo una tercera cita, según el audio desvelado por EL PAÍS.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS