Cerco a las propiedades de diputados del partido de Putin en España

El Gobierno bloquea bienes de dos miembros de Rusia Unida; el último, un yate que ya estuvo bajo sospecha en una investigación sobre la mafia

Vista general del Club de Mar de Palma, donde el jueves fue inmovilizado 'Sasha I', supuestamente propiedad del diputado ruso Vladislav Reznik.
Vista general del Club de Mar de Palma, donde el jueves fue inmovilizado 'Sasha I', supuestamente propiedad del diputado ruso Vladislav Reznik.ATIENZA (EFE)

No solo de oligarcas. España ha bloqueado en las últimas semanas bienes presuntamente de, al menos, dos diputados de Rusia Unida, el partido del presidente Vladímir Putin. Se trata de propiedades que el llamado Grupo de Coordinación para la Determinación de Fondos y Recursos Económicos de Sancionados, dependiente del Ministerio de Presidencia, sospecha que pertenecen a Vladislav Matusovich Reznik y Arkady Nikolayevich Ponomarev, quienes figuran en la lista de sancionados de la Unión Europea (UE) por la invasión de Ucrania. Desde el estallido de la guerra, España ha localizado medio centenar de bienes presuntamente ligados a una quincena de personas del entorno de Putin y que van desde inmuebles y yates a activos financieros.

Reznik y Ponomarev fueron incluidos en la lista de sancionados por ser dos de los 351 miembros de la Duma que, el pasado 15 de febrero, votaron a favor de la resolución con la que Rusia reconoció como independientes las provincias de Donetsk y Lugansk, las dos zonas que forman la región de Donbás, en el este de Ucrania, en las que el Kremlin ha centrado sus esfuerzos bélicos. Al primero, Marina Mercante le retuvo el pasado jueves el yate Sasha I, en Palma de Mallorca. El segundo ha visto cómo se le han localizado recientemente cuatro inmuebles en la provincia de Alicante. Ambos figuran también en la lista de sancionados del Departamento del Tesoro de EE UU.

Reznik, director de una compañía de seguros rusa, es miembro de la Duma (el parlamento ruso) desde 1999. Su nombre no es desconocido para la justicia española. En febrero de 2018 se sentó en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional, junto a otras 16 personas investigadas en la Operación Troika contra la mafia rusa, acusado de participar en las actividades en España de las organizaciones criminales Tombovskaya y Malishevskaya, que operaban en la extinta Unión Soviética y en la Federación Rusa. La Fiscalía Anticorrupción pedía para él cinco años de cárcel y una multa de 30 millones de euros por los delitos de asociación ilícita y blanqueo de capitales. Finalmente, el tribunal absolvió a Reznik y el resto de encausados al considerar que no había quedado acreditado que prestaran su ayuda a los dos grupos mafiosos.

Durante aquellas pesquisas, se investigó el origen de los fondos con los que este diputado ruso y su esposa habían adquirido tres inmuebles en Mallorca, el 99% de las participaciones en una empresa, un avión valorado en 13 millones de euros, tres automóviles y dos embarcaciones. Una de estas últimas era el Sasha I, el yate de 24 metros de eslora retenido desde el jueves en un amarre del Club de Mar Mallorca por orden de Marina Mercante. Según revelaron las pesquisas de la Operación Troika, Reznik había adquirido el barco, a través de una mercantil, a finales de 2005 a otro de los investigados, Gennadios Petrov, que no llegó a sentarse en el banquillo de los acusados porque huyó antes del juicio.

El Sasha I es el cuarto yate de lujo presuntamente ligado a personas del entorno de Putin que ha bloqueado España. Antes lo fueron el Crescent, en Tarragona; el Valerie, en el puerto de Barcelona, y el Lady Anastasia, en Mallorca. Además, un quinto navío, el Tango, está embargado por un juez a petición de las autoridades de EE UU. Todo ellos son propiedad supuestamente de oligarcas cercanos a Putin. El Sasha I es, sin embargo, el primero que pertenece a un diputado y, además, el único de bandera española.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Antes que el yate de Reznik, España ya había localizado bienes supuestamente propiedad del otro diputado, Ponomarev. Las pesquisas vinculan a este con cuatro inmuebles en la provincia de Alicante, según confirman fuentes cercanas a la investigación. Son suyas más de la mitad de todas las viviendas ligadas a personas que aparecen en la lista de sancionados hallada en esta provincia, donde se han localizado un total de siete inmuebles. Ponomarev, como Reznik, no es un oligarca del círculo más estrecho de presidente ruso, sino un político. Empezó a ocupar cargos públicos en 2010 y, desde 2013, es diputado en la Duma. Desembarcó en la política con Rusia Unida, el partido del presidente ruso, después de décadas en el sector privado y tras fundar Molvest, una de las mayores empresas de productos lácteos del país.

No es inusual encontrar altos cargos públicos en la lista de sancionados por la Unión Europea: de las 1.168 personas que figuran actualmente en ella, hay más de 500 que ocupan puestos de poder político en Rusia, entre ellos miembros de la Duma, funcionarios del Consejo Nacional de Seguridad, altos funcionarios y personal militar de alta graduación. También aparece el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril, uno de los más ardientes defensores de la invasión de Ucrania.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Óscar López-Fonseca

Redactor especializado en temas del Ministerio del Interior y Tribunales. Llego a EL PAÍS en marzo de 2017 tras una trayectoria profesional de más de 30 años en Ya, OTR/Press, Época, El Confidencial, Público y Vozpópuli. Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS