Yolanda Díaz, sobre los apoyos a la reforma laboral: “La entrada de Ciudadanos expulsa a las formaciones de izquierda”

La vicepresidenta segunda se reúne con el ‘conseller’ de Trabajo catalán para recabar el apoyo de ERC a la reforma laboral

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la sede de CCOO de Cataluña, este miércoles en Barcelona.
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la sede de CCOO de Cataluña, este miércoles en Barcelona.David Zorrakino (Europa Press)

A una semana de la votación de la reforma laboral en el Congreso, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha dado por seguro este miércoles por la noche que la Cámara convalidará la modificación legal pactada entre el Ejecutivo, la patronal y los sindicatos. Pero no se hará con la llamada “vía Ciudadanos”, ha dicho, porque está cegada y no suma suficientes apoyos. Preguntada por si le consta que en el ala socialista del Gobierno estén pensando en aprobar la convalidación gracias a Cs, Díaz ha negado esa posibilidad. “No, porque no suma, ya que la entrada de Ciudadanos expulsa a formaciones de izquierda”, ha afirmado en una entrevista concedida al programa Hora 25, de la Cadena SER.

“Su modelo de relaciones laborales es antagónico [al nuestro]”, ha añadido sobre Cs. En ningún caso Díaz se plantea que el texto se pueda aprobar con otra vía que no sea la de la mayoría de la investidura, esto es, con PNV y ERC. “Esta es una reforma de país y una magnífica reforma. Y es histórica porque de las 52 que hubo, cuatro de ellas grandes reformas estructurales, esta es la primera que alcanza la rúbrica de los agentes sociales”, ha dicho.

“La reforma se va a aprobar”, ha enfatizado la vicepresidenta, que ha defendido su texto. “Es difícil decirle que no a una reforma que aborda el principal problema del mercado de trabajo, que se llama precariedad” y también ayuda a “investigadores e investigadoras que tienen contratos basura”, ha asegurado la vicepresidenta.

“Nunca desvelo mis negociaciones”, ha apuntado Díaz al respecto de las conversaciones con los partidos para recabar los apoyos necesarios en la Cámara baja para la votación del próximo 3 de febrero. Tampoco se ha pronunciado sobre cuál es el mayor escollo en la aprobación de una norma para la que ha ofrecido su respaldo Ciudadanos, una formación inhabitual en los apoyos al Ejecutivo. Otros partidos que sí están en esa mayoría de la investidura, como el PNV, reclaman la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los estatales para dar su apoyo al texto.

Díaz se encuentra este miércoles y jueves en Cataluña. La noche de este miércoles se reúne con el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, para recabar el apoyo de su partido, ERC, a la reforma laboral acordada por el Ejecutivo con sindicatos y patronal. Pero Díaz, que en la entrevista en la SER no ha confirmado el encuentro con el consejero republicano, parte del no de la formación republicana. Torrent se ha referido este mismo miércoles a que que no es suficiente con que el Gobierno concierte la nueva reforma laboral con los agentes sociales, como hizo en el acuerdo anunciado en diciembre, porque también debe hacerlo con los partidos o grupos parlamentarios, que son los que tienen, ha recordado, “la legitimidad política”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

ERC ha mantenido este miércoles el silencio ante una posible reunión con Díaz. A primera hora de la tarde, el gabinete de la vicepresidenta mantenía bloqueada una franja a partir de las seis de la tarde para que se mantuviera un encuentro con representantes de ERC. Finalmente cerraron la reunión, una cena, con el conseller de Empresa y Trabajo, con quien ya debía celebrar una reunión hace una semana, en el marco de Fitur, en Madrid.

El Govern lleva semanas reiterando que la reforma laboral, además de ser un medio camino de lo que pretendía el Gobierno, debería incorporar la capacidad de la Generalitat para autorizar las regulaciones de empleo (ERE) y la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los de rango estatal, si bien la mayor parte que se firman son provinciales. El encuentro servirá para “intercambiar opiniones sobre la reforma”.

Díaz se ha rodeado este miércoles de los sindicatos CC OO de Cataluña y UGT de Cataluña, en dos actos públicos con atención a los periodistas incluida, para redoblar la presión sobre los independentistas. La titular de Trabajo ha convocado a los agentes sociales el 7 de febrero para negociar la subida del salario mínimo.

En cualquier caso, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que hace dos semanas cenó con Díaz en Madrid tras pronunciar una conferencia en el Club Siglo XXI, ya advirtió que “es muy difícil” que ERC apoye la reforma laboral, ya que lo que querría su partido es la “derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012″, y lo que se plantea ahora, en cambio, solo son “elementos parciales que se han modificado”.

Este mismo miércoles, tras las primeras declaraciones de Díaz, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha reprochado en un mensaje en Twitter al Gobierno central que “no se mueva suficientemente” y “desaproveche una mayoría de izquierdas en el Congreso”.

Díaz, sin embargo, ha asegurado que mantiene una “relación extraordinaria” con los republicanos, por lo que ha dicho “confiar” en que en la negociación con este partido logrará recabar su apoyo al texto.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS