Gobierno de Coalición

Sánchez apoya a Calviño y Montero discute con Iglesias

Algunos gestos delatan la situación de debate permanente que viven las dos almas del Ejecutivo

DVD1032 (16/12/2020) El vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra de Hacienda María Jesús Montero hablan en los pasillos en el congreso de los diputados en Madrid. Foto: Andrea Comas
DVD1032 (16/12/2020) El vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra de Hacienda María Jesús Montero hablan en los pasillos en el congreso de los diputados en Madrid. Foto: Andrea Comas

La coalición mantiene abiertos todos los pulsos clave en decisiones económicas de gran calado que se tienen que tomar antes de final de año. En privado, la discusión es muy intensa. Y en público, algunos gestos delatan la situación de debate permanente que viven las dos almas del Ejecutivo. El pulso más fuerte es por la subida del salario mínimo. Unidas Podemos plantea un 0,9% de aumento. Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo, argumenta que no se pueden subir las pensiones, los salarios de los funcionarios y los de los trabajadores en convenio y no hacerlo con los más débiles, los que cobran el Salario Mínimo Interprofesional. Pero la vicepresidenta Nadia Calviño apuesta por congelarlo como mensaje hacia el mundo económico en tiempos de crisis.

Pedro Sánchez, que tomará la decisión final aunque ahora mismo parece más cercano a Calviño, lanzó ayer un apoyo expreso a la vicepresidenta desde la tribuna del Congreso de los Diputados. “Quiero romper una lanza por la vicepresidenta tercera. Para hablar de cohesión y de una mirada progresista y de izquierda sobre la evolución de la economía, creo que están ahí los hechos que demuestran el compromiso de la vicepresidenta Calviño con todo lo que representa este Gobierno desde el punto de vista progresista”, le contestó a Oscar Matute, de EH Bildu. Sánchez además recordó que el Gobierno ha subido el SMI un 29% en dos años.

Poco antes, Pablo Iglesias y María Jesús Montero habían protagonizado la fotografía del día mientras debatían en una sala del Congreso a la vista de los fotógrafos. “No seas cabezón”, se le escuchó decir a Montero. Estaban discutiendo sobre el decreto antidesahucios, según fuentes del Ejecutivo, pero en un tono normal de debate interno e incluso amable entre dos personas que tienen buena relación. Ambos sectores insisten en que fue una discusión más como tantas que hay en el Ejecutivo y los dos se rieron y posaron juntos ante la prensa.

Al margen de la anécdota, lo que sí es cierto es que los pulsos se multiplican entre el sector socialista y el de Unidas Podemos en cuestiones sociales muy sensibles que afectan a millones de ciudadanos, y precisamente los más vulnerables. Salario mínimo, desahucios, corte de suministros, pensiones, reforma laboral, son las cuestiones que más dividen ahora. El PSOE también ha empezado a contestar y ayer la vicepresidenta Teresa Ribera salió a criticar a Unidas Podemos, a quien reprochó “alguna declaración extraña” en el asunto del corte de suministros. Las negociaciones siguen y el acuerdo es posible en varios puntos, pero en el salario mínimo no es fácil encontrar una zona intermedia. O se sube un poco o se congela.

Lo más visto en...

Top 50