PAÍS VASCO

Zapatero defiende la negociación presupuestaria con EH Bildu

El expresidente del Gobierno reivindica el diálogo con la izquierda abertzale y pide aplicar el “principio de coherencia”

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En vídeo: Sus declaraciones este lunes en Radio Euskadi.FOTO: MÒNICA TORRES / VÍDEO: RADIO EUSKADI

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido este lunes la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del Ejecutivo con EH Bildu. En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Zapatero ha reivindicado el diálogo como parte de la “generosidad del espíritu democrático” y ha dicho que las fuerzas políticas que tienen representación y votos ciudadanos tienen “todos los derechos para dialogar y poder llegar a acuerdos”. El ex dirigente socialista ha recordado que los partidos demócratas, incluido el PP, defendieron la idea de que, sin violencia, todas las opciones políticas puedan formar parte de las instituciones y desempeñar su función, por lo que ha pedido aplicar el “principio de coherencia”. “La democracia tuvo un principio esencial que era que, una vez que se dejara de producir la condenable e inaceptable violencia (de ETA), permitiría que todas las voces y opiniones se expresaran”, ha señalado.

Para Zapatero, la demostración más clara del “éxito y de la victoria de la democracia” es ver a Bildu o a cualquier fuerza política, “por más extrema que sea”, dialogando y llegando a acuerdos. El expresidente del Ejecutivo se refirió a la reunión que mantuvo con el coordinador general de EH Bildu y exlíder de Batasuna, Arnaldo Otegi, en septiembre de 2018, y explicó que no se han vuelto a ver, pero que no descarta volver a hacerlo “en algún momento”. Según Zapatero, habrá que “seguir reflexionando” sobre ETA y el fin de ETA, un debate que tiene, a su juicio, “cada vez más presencia por obras literarias o documentales”. “La reflexión es imprescindible, por parte de un partido como Bildu, de lo que fue esa tragedia llamada violencia de ETA”, ha indicado. Para Zapatero, acontecimientos como el fin de la violencia necesitan que “se madure, se sosiegue y se racionalice”. El socialista cree que ahora no se dan las condiciones para un consenso de una memoria compartida, al menos de las fuerzas políticas democráticas. Además, considera que la democracia sigue necesitando “un reconocimiento del daño causado". A su entender, estos procesos no se hacen “de un día para otro”.

Rodríguez Zapatero considera lejano, al menos a corto y medio plazo, que haya un pacto en Euskadi para un Gobierno de coalición entre EH Bildu y el PSE-EE. “No lo veo en un futuro ni inmediato ni a medio plazo”, ha señalado. En su opinión, el entendimiento entre los socialistas y el PNV "goza de buena salud”, y ve a ambos partidos “bastante contentos”. “Se ha demostrado que es un factor de estabilidad para Euskadi y que equilibra las políticas sociales, con la impronta del PSE-EE”, ha remarcado. Zapatero también ha asegurado que tiene una buena opinión del Lehendakari, Iñigo Urkullu, que ayudó, en la etapa de su Gobierno, a transitar hacia el final de la violencia de ETA. Sin embargo, se ha desmarcado de la propuesta de “republicanizar” la monarquía lanzada por Urkullu. “No es útil para el funcionamiento de las instituciones”, ha afirmado.

Sobre el acercamiento de presos de ETA a cárceles del País Vasco, el expresidente ha valorado que se tomen “medidas sensatas y prudentes que contribuyan a pasar página, sin que suponga un olvido”. Sin embargo, ha admitido que la política penitenciaria y el acercamiento de presos “se lleva con discreción” por parte del Ministerio y, por ello, no le resulta “fácil” pronunciarse. Zapatero, que gestionó las negociaciones con ETA en la tregua de 2006, ha defendido el proceso de diálogo con ETA, ya que “dio a largo plazo unos resultados muy positivos”.

Preguntado por si cree que las instituciones el Estado deben pedir perdón por las acciones de los GAL, Zapatero ha defendido que las acciones del grupo terrorista ya fueron juzgadas y que todos son “muy conscientes de lo que fue y representó”. El expresidente ha señalado que, mientras que ETA fue “defendida ideológicamente” durante décadas, “nadie ha defendido ideológicamente” a los GAL. “Es imprescindible que ideológica e intelectualmente se llegue al punto y final de decir que eso fue una barbaridad”, ha señalado.

Lo más visto en...

Top 50