Caso Villarejo

La Fiscalía ya pide más de 100 años de cárcel para Villarejo

Los intentos de quedar libre del comisario jubilado, en prisión provisional desde 2017, se complican

El comisario José Villarejo, a su llegada a los juzgados de la plaza de Castilla, en junio de 2017.
El comisario José Villarejo, a su llegada a los juzgados de la plaza de Castilla, en junio de 2017.Álvaro García / El País

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión provisional desde 2017 y epicentro de una macrotrama de corrupción que ha salpicado a las altas esferas del Estado, tiene ya sobre la mesa varias peticiones de cárcel de la Fiscalía para que se le condene a más de 100 años de prisión por sus tejemanejes durante su etapa como agente de la Policía Nacional. En las últimas semanas, Anticorrupción ha dado un acelerón en la conocida Operación Tándem que se investiga en la Audiencia Nacional, aunque Villarejo arrastra también otras causas pendientes en los juzgados de Madrid.

Pieza Iron: 57 años. Es la primera línea de investigación que los fiscales y el juez Manuel García-Castellón, instructor de la Audiencia Nacional, dieron por finalizada en la Operación Tándem. El magistrado procesó a Villarejo por esta parte de las pesquisas el pasado 7 de mayo, acusado de haber sido contratado por parte del despacho de abogados Herrero y Asociados para conocer los secretos de un bufete rival, Balder IP, formado por antiguos socios de aquel. El ministerio público presentó su escrito de acusación este 17 de junio, donde le pide 57 años de cárcel por una larga lista de delitos: uno de cohecho pasivo; otro de cohecho activo; uno de descubrimiento y revelación de secretos; siete de descubrimiento y revelación de secretos de particulares; uno de tráfico de influencias; y otro de falsedad en documento mercantil.

Pieza Land: 38 años y 10 meses. Esta es la segunda línea de Tándem que se ha dado por concluida y, este mismo martes, Anticorrupción presentó su petición de penas contra los implicados en la guerra familiar de los Cereceda, impulsores de la urbanización de lujo La Finca (Pozuelo de Alarcón). Entre ellos, por supuesto, Villarejo, para quien se pide 38 años y 10 meses de cárcel. La relación de delitos también es amplia en esta presunta operación de espionaje: uno de cohecho activo; otro de cohecho pasivo; seis de descubrimiento y revelación de secretos (uno sobre empresas, dos sobre particulares y tres relacionados con la vida sexual de las víctimas); y un delito de falsedad en documento mercantil.

Guerra con el CNI: 2 años. La pelea del comisario jubilado con Félix Sanz Roldán, exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), se encuentra cada vez más cerca de resolverse. Este juicio iba a celebrarse el próximo 10 de julio en el Juzgado de lo Penal 8 de Madrid, pero el tribunal ha decidido aplazarlo hasta septiembre. En este caso, la Fiscalía solicita dos años de prisión para Villarrejo por los delitos de calumnias y denuncia falsa. Según la acusación pública, el antiguo agente de la Policía Nacional emprendió una campaña de difamación contra Sanz Roldán, al que acusó en un programa de La Sexta de haber amenazado de muerte a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga íntima de Juan Carlos I. También, según el ministerio público, presentó en los juzgados una denuncia falsa contra el entonces director del CNI por haber filtrado supuestamente a EL PAÍS un informe sobre él. “Ni siquiera fue admitida a trámite y el juez ordenó el archivo de las actuaciones”, señala la Fiscalía Provincial de Madrid.

Caso Nicolay: 4 años. Los tentáculos de Villarejo son tantos que también tiene su espacio reservado en el bautizado como caso Nicolay, abierto en los juzgados de la capital contra las andanzas de Francisco Nicolás Iglesias, alias El Pequeño Nicolás. El ministerio público pide en estas pesquisas cuatro años de prisión para el comisario jubilado por grabar y participar en la difusión de una reunión entre la policía y el CNI sobre el joven, al que entonces investigaban. Según la juez, uno de los colaboradores de Villarejo telefoneó a uno de los comisarios presentes en ese encuentro y “activó algún tipo de aplicación informática o software que permitió captar el sonido ambiente sin que pudiera ser advertido”.

Un oscuro horizonte. A los 101 años y 10 meses de cárcel que suman estas peticiones de la Fiscalía se añadirán más. En los próximos días se conocerá la condena que solicita el ministerio público en una tercera pieza de Tándem, la bautizada como Thew-Pintor, donde se investiga la contratación de Villarejo por parte del empresario Juan Muñoz Tamara, marido de la popular presentadora de televisión Ana Rosa Quintana. Pero esto es solo un avance. Aún queda por delante una enorme instrucción judicial, con más de una veintena de líneas de investigación abiertas hasta ahora. “Voy a intentar defenderme hasta el final probando cómo mi estructura empresarial siempre estuvo al servicio de la seguridad del Estado”, alega el comisario jubilado, que lleva meses tratando de salir de prisión provisional. La justicia, hasta ahora, se ha opuesto siempre.

Más información

Lo más visto en...

Top 50