La patronal hotelera exige la prórroga de los expedientes de empleo hasta que acabe la crisis

Las Asociación de Kellys de Benidorm denuncia que muchas camareras de hotel fueron despedidas de forma improcedente los días previos al estado de alarma

Yolanda García, portavoz de la Asociación de Kellys de Benidorm, en las Cortes Valencianas después de participar en la comisión de reconstrucción por la covid-19.
Yolanda García, portavoz de la Asociación de Kellys de Benidorm, en las Cortes Valencianas después de participar en la comisión de reconstrucción por la covid-19.Monica Torres

La patronal hotelera Hosbec, de Benidorm, la Costa Blanca y la Comunidad Valenciana, exige al Gobierno medidas valientes para reflotar el sector, como es prorrogar los expedientes temporales de empleo (ERTE) hasta que acabe la crisis, unificar la distancia social en un metro para toda Europa y una campaña especial para los turistas británicos ante la posilitad de un Brexit duro.

Son algunas de las peticiones lanzadas por su presidente, Toni Mayor, en la comisión de las Cortes para la reconstrucción, ante la previsión de “semanas y meses complicados para salir de una crisis sin precedentes”. “Ahora que vemos un poco de luz al final del túnel, tenemos que asumir que la economía mundial no volverá a la normalidad en el corto plazo”, ha señalado Mayor.

En este escenario, la patronal hotelera Hosbec urge al Gobierno que “no postergue la solución” y refuerce el plan de impulso al turismo español, dotado con 4.262 millones de euros y presentado la semana pasada por Pedro Sánchez, para determinar si el sector sobrevive y de qué manera.

Los hoteleros están “muy decepcionados” con la regularización de los ERTE al no prorrogarlos más allá de finales de junio y se preguntan si el Gobierno español está dejando que la UE nos saque de la crisis”. “Está soltando amarres mientras el barco se sigue hundiendo”, ha ilustrado Mayor, exigiendo proteger el “talento” del sector para evitar que los trabajadores vayan a otros países”.

También piden decisiones económicas “valientes” como dejar a los ayuntamientos que utilicen su superávit, modificar impuestos o permitir el aplazamiento de pagos para que el turismo no llegue a 2021 “con la lengua fuera y sin un euro en el bolsillo”., junto a medidas de choque estructurales como las impulsadas en Francia o Italia.

Entre las peticiones que el presidente de la patronal hotelera ha dejado encima de la mesa está una bajada temporal del IVA en todo el sector mientras se prolongue la crisis para estimular los viajes, al igual que en Alemania, una bonificación de las tasas aeroportuarias o una prórroga de la exención de pagos a la Seguridad Social por parte de las empresas.

Fuera del ámbito fiscal, Hosbec ve conveniente unificar el distanciamiento social en la Unión Europea y dejarlo en un metro como sucede en Austria o Irlanda, ante la dificultad para bares y restaurantes. Otras de sus reclamaciones son modificar los planes urbanísticos para facilitar la reconversión de la planta hotelera y un nuevo modelo de atención a los clientes.

A largo plazo, Mayor ha pedido que se aproveche la financiación europea para aprovechar proyectos con un claro retorno económico y social como el corredor mediterráneo [para pasajeros y mercancías], la ampliación de la circunvalación entre Sant Joan d’Alacant y el Aeropuerto de Alicante-Elche, junto a la mejora del hospital comarcal de la Marina Baixa en la Vila Joiosa y los ambulatorios de la red primaria en la zonas de veraneo.

Camareras de piso “desprotegidas”

La representante de la Asociación Las Kellys de Benidorm, Yolanda García, ha denunciado en las Cortes Valencianas que muchas camareras de hotel fueron despedidas de manera improcedente en los días previos a la declaración del estado de alarma “dejándolas fuera de la protección de los ERTE por fuerza mayor”.

García ha asegurado, ante la comisión parlamentaria de reconstrucción de la Comunidad Valenciana, que algunos de estos despidos se hicieron con explicaciones como que las tareas que desempeñaban no se ajustaban a las directrices organizativas de la empresa “después de ocho meses de trabajo”, ha defendido desde la tribuna parlamentaria.

La covid-19 “ha destapado y empeorado” las condiciones de las trabajadoras, y la situación de muchas empleadas esenciales del sector de la limpieza “apenas han llegado para poder pasar unos meses, como ha demostrado la pandemia”. La representante de la asociación de Kellys ha denunciado que existen muchos contratos en fraude de ley pues llevan entrando y saliendo de la misma mercantil año tras año durante una década.

La representante de las “kellys” de Benidorm ha relatado que lo más habitual son contratos parciales, de cinco o seis horas o media jornada pero la carga de trabajo es de obligado cumplimiento y si, cuando termina la jornada, el trabajo no ha concluido te arriesgas a sanciones o despidos”.

Algunas camareras de piso si han cobrado los ERTE, incluso por adelantado, ha respondido García a preguntas del diputado del PP Juan Carlos Caballero pero también ha afirmado que algunas trabajadoras han tenido que ir a Cáritas para poder comer. “Si eso es turismo sostenible, que vengan y me lo digan”,m ha comentado.

García ha pedido un protocolo específico para la vuelta al trabajo que incluya una disminución de la carga de trabajo y que sea de obligado cumplimiento para el hotel, ya que hasta ahora solo les han proporcionado información sobre los protocolos telemáticos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50