Dónde y cómo viajar barato por España después de la jubilación

El retiro profesional y las ofertas del Imserso son una combinación perfecta para conocer el país. Los destinos costeros son los más demandados, aunque crece el interés por las rutas culturales y en la naturaleza por el interior y el norte de la Península

Las playas españolas encabezan las preferencias de los viajeros del Imserso.
Las playas españolas encabezan las preferencias de los viajeros del Imserso.Getty Images

El trabajo, la conciliación familiar o el dinero pueden ser en muchas ocasiones un obstáculo para viajar. Por ello, cuando llega la jubilación son muchos quienes ven en esta nueva etapa de su vida una oportunidad para disfrutar de aquellos destinos que antes no pudieron visitar. Es el caso de Leonardo Redondo (73 años) y Petra Téllez (68 años), un matrimonio residente en Madrid que ya ha conocido varios lugares de España a través de los viajes subvencionados que ofrece el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). Como cuenta Téllez, viajar de esta manera tiene ventajas: “Antes podíamos viajar algo, pero siempre era en fechas en las que todo el mundo coge vacaciones. Ahora que estamos jubilados, tenemos más tiempo libre, así que podemos aprovechar cuando hay menos gente y a precios más económicos”.

Los paquetes turísticos del Imserso se programan normalmente de septiembre a junio, aunque la crisis sanitaria por la covid obligó a retrasar el inicio de esta temporada hasta el pasado mes de enero. Debido a estas circunstancias, aún quedan libres en torno al 20% de las 816.000 plazas ofertadas para destinos costeros peninsulares e islas y turismo de interior.

Ningún destino destrona a la costa peninsular

Debido a la facilidad para llegar en transporte privado desde cualquier punto de la Península, la costa española —desde Andalucía hasta Cataluña, pasando por la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana— “es el bloque turístico con más demanda y al que más plazas se adjudican: unas 443.000”, explica Jacob Fernández Blasco, director general en Mundiplan, la agencia encargada de la gestión de los destinos de costa peninsular e islas de los programas del Imserso. Los precios para estos paquetes son: 196,02 euros para estancias de siete noches y 235,95 euros para estancias de nueve noches, en ambos con pensión completa y sin incluir el transporte (vuelos y traslados en los viajes a Baleares o Canarias). En el caso de necesitar desplazamiento al destino, los importes ascienden a 212,96 y 269,83 euros, respectivamente. 

Viajeros 'seniors' a bordo de un autobús turístico.
Viajeros 'seniors' a bordo de un autobús turístico.Gety Images

En los últimos cinco años, Carmen Cantarero (69 años) y Fernando García-Abad (70 años), ambos de Tarancón (Cuenca), han conocido lugares de costa como Punta Umbría (Huelva) con los viajes del Imserso y, como cuentan, guardan un buen recuerdo de la experiencia: “Estuvimos en un hotel de cuatro estrellas, y el servicio y la comida estaban bien”.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Ambos aseguran que se manejan bastante bien con los trámites en internet, y de momento no han tenido problemas para contratar los viajes del Imserso. El proceso de reserva se puede realizar o bien a través de las páginas web de las empresas adjudicatarias (Mundiplan y Turismo Social) o de manera presencial en las agencias de viajes autorizadas que se distribuyen por todo el territorio español.

Para esta primavera, la pareja conquense ha elegido la costa alicantina, y en concreto, un clásico del turismo playero como la ciudad de Benidorm. Tradicionalmente, los litorales de la Comunidad Valenciana y Cataluña han sido los más demandados entre este tipo de viajeros para disfrutar del sol y la gastronomía. Sin embargo, como apunta Fernández, en las últimas temporadas han notado el resurgir de destinos turísticos andaluces, especialmente en la Costa del Sol. Con sus 150 kilómetros de playas y su oferta cultural e histórica con lugares como los acantilados de Maro, el Balcón de Europa de Nerja y la Cueva, en Torrox, el litoral malagueño es un popular enclave vacacional para el público en general, “y ahora también para el viajero del Imserso debido a la gran concentración hotelera y su buen clima”.

Una pareja de senderistas 'seniors' caminando por un bosque mediterráneo en España.
Una pareja de senderistas 'seniors' caminando por un bosque mediterráneo en España.Getty

Tranquilidad y bellos paisajes, el reclamo de los archipiélagos

Petra Téllez y Leonardo Redondo le han cogido el gusto a viajar tras la jubilación. Cada año realizan entre tres y cuatro salidas. “A veces con el Imserso, pero también con otros programas de mayores de 65 años que ofrece, por ejemplo, la Comunidad de Madrid. O si no, con asociaciones de amigos”, cuenta Téllez. 

El director de Mundiplan explica que el perfil de los jubilados está cambiando: “Son personas de más de 65 años, pero mucho más activos que antes, que eligen pensando en destinos que no hayan visitado nunca más que por el confort que ya han conocido”. En este sentido, los archipiélagos —para los que se destinan un total de 230.000 plazas— cobran especial relevancia. El precio de los programas con pensión completa y transporte a las Baleares es de 308,37 euros para estancias de nueve noches, y de 248,96 euros para siete noches); sin transporte, 236,07 euros y 195,78 euros, respectivamente. Para las Canarias, con pensión completa y transporte: 405,53 euros (nueve noches) y 330,51 euros (7 noches); sin transporte, 235,95 euros y 195,75 euros.

Menorca  y Lanzarote, ambas declaradas reservas de la biosfera por la Unesco, son ejemplos de las nuevas demandas. La isla balear despliega un paisaje mediterráneo de playas de arena blanca y aguas transparentes, y una apacible estancia durante los meses de otoño, invierno y primavera. La geografía volcánica de Lanzarote y el parque nacional del Timanfaya son los principales reclamos de la tercera isla más poblada del archipiélago canario.

El hedonismo que rodea la cultura del vino es un buen aliciente para viajar tras la jubilación.
El hedonismo que rodea la cultura del vino es un buen aliciente para viajar tras la jubilación.Maica (Getty)

Rutas culturales y naturaleza en el interior y el norte peninsular 

La agencia Turismo Social gestiona las ofertas de viaje por el interior peninsular, y por Andalucía y las islas Canarias para pensionistas y jubilados españoles que residen en otro país europeo. Un total de 142.000 plazas para las que de momento solo se han cubierto el 60%. Su gerente, Juan Manuel Molina, destaca el gran interés que despiertan los circuitos culturales (271,71 euros por seis días con pensión completa y transporte). “Estos viajes, en los que las excursiones están incluidas, son más participativos y les ofrecen una experiencia distinta a lo que están acostumbrados”, apunta.

Los programas más populares son aquellos que se desarrollan por el norte de España. Un ejemplo es el circuito cultural por Asturias. El viaje comienza en su capital, Oviedo, un referente musical nacional e internacional con programas de zarzuela, ópera y otros géneros clásicos. En Gijón, el viajero puede disfrutar de su puerto pesquero, industrial y deportivo o de espacios naturales como el Jardín Botánico Atlántico o artísicos como el centro Laboral Ciudad de la Cultura.

En los recorridos por la comunidad asturiana tampoco faltan las experiencias en la naturaleza con visitas a emblemáticos destinos como Cangas de Onís, en el interior del parque nacional Picos de Europa, de donde parten la mayoría de las excursiones para visitar los lagos de Covadonga. El circuito se completa con los municipios de Villaviciosa, Tazones, Candás y Luanco.

Como explica Molina, las ofertas del Imserso se van adaptando a las tendencias de viajes. Así, en los últimos años el instituto social ha potenciado uno de sus programas para el interior peninsular: el turismo en la naturaleza. “Cada vez más personas buscan descansar o relajarse en entornos rurales y realizar actividades en la naturaleza con una intensidad moderada”, añade el gerente de Turismo Social, y destaca el programa que se desarrolla por las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Declarado parque natural, este enclave montañoso que comprende las provincias de Jaén y Granada impresiona por sus relieves escarpados y sus colosales picos, como el de Las Empanadas, Cabañas o el Yelmo, situados en torno a los 2.000 metros por encima del nivel del mar. Además del entorno natural, el viaje del Imserso ofrece visitas guiadas para descubrir el legado íbero, romano y árabe de municipios como Cazorla, La Iruela, Baeza, Tíscar y Úbeda.

Cómo viajar con el Imserso

Los viajes del Imserso están dirigidos a personas jubiladas mayores de 65 años –residentes en España o en el extranjero siempre que sean pensionistas del sistema español–. También pueden acogerse a estas promociones otros perfiles como personas beneficiarias del Sistema de Seguridad Social (más de 65 años), pensionistas de viudedad (más de 55 años) y de otros conceptos (a partir de los 60 años), o desempleados de más de 60 años que perciban un subsidio, además de los acompañantes. En este caso pueden ser cónyuges, parejas de hecho o personas con las que se establezca una unión de afectividad estable (análoga a la conyugal), y no es necesario que reúnan los requisitos de edad o pensión. También podrán ir acompañados de los hijos con discapacidad (en grado igual o superior al 45%).

El requisito principal es darse de alta en el Imserso, por Internet, a través de la sede electrónica, cumplimentando la solicitud. También se puede descargar la misma, y una vez cumplimentada y firmada, enviar por correo postal al apartado 10140 (28080 Madrid).

Una vez que el usuario haya sido registrado en la base de datos del instituto social, se le proporcionará una fecha para la reserva de hasta tres programas vacacionales por bloque turístico (costa peninsular, islas y turismo de interior). Pasada esa fecha, el usuario puede seguir realizando las reservas de destinos donde todavía existan plazas disponibles. Como explica Jacob Fernández, director de Mundiplan, el Imserso cuenta con unos tres millones de usuarios registrados, por lo que el sistema de adjudicación de fechas para la reserva busca establecer un acceso preferente atendiendo a aspectos como los destinos ya visitados por la persona beneficiaria y su nivel de renta.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS