Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ciudadanía se vuelca en la sanidad y el empleo, pero se ‘olvida’ del cambio climático y la educación

Analizamos el dictamen final de la Comisión para la Reconstrucción del Congreso con unas 600 de las propuestas emitidas por la ciudadanía desde particulares hasta el sector privado

Un joven camina en el centro de Lleida (Segrià) un día después del anunció del confinamiento de la comarca tras rebrotes de covid-19
Un joven camina en el centro de Lleida (Segrià) un día después del anunció del confinamiento de la comarca tras rebrotes de covid-19 Europa Press

Por primera vez en la historia del Congreso de los Diputados se ha habilitado un buzón ciudadano para que todo aquel interesado enviara sus peticiones, quejas, ideas, reflexiones o críticas. Ha ocurrido en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, pensada para superar los efectos de la covid-19. Y la ciudadanía ha respondido pidiendo abrumadoramente reforzar dos cuestiones: Sanidad y Empleo.

Tras más de dos meses de trabajo, más de 150 comparecientes y 15 sesiones plenarias, la comisión ha remitido al Pleno del Congreso su dictamen final, aprobado tras votarse por separado los documentos con las conclusiones de los cuatro grupos de trabajo (Sanidad, Políticas Sociales, Reactivación Económica y papel de España ante la Unión Europea).

Desde Political Watch hemos analizado el contenido del Dictamen en clave de Agenda 2030 y lo hemos comparado con el conjunto de propuestas recibidas a través del buzón de participación ciudadana habilitado por el Congreso, para poder tener una imagen general de los intereses de la ciudadanía y los resultados del trabajo de la Comisión y ver si hay coincidencias. Los resultados son palmarios: el buzón arroja masivamente peticiones sobre salud y trabajo. Y una de arena: son muy escasas las menciones a la cuestión medioambiental y al cambio climático, lo mismo que sucede con las referencias a la educación. Todos los temas se encuentran dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030 promocionados por Naciones Unidas.

El proceso utilizado por Political Watch ha sido el siguiente: hemos introducido en el Scanner de Parlamento 2030 casi 600 de las 900 propuestas remitidas, para así cruzar las iniciativas ciudadanas con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para 2030, obteniendo algunos datos interesantes:

En líneas generales, el Dictamen de la Comisión y las propuestas ciudadanas enviadas al buzón habilitado por la mesa de la comisión arrojan una primera premisa: coincide la temática de las dos principales prioridades, sanidad (ODS 3) y empleo (ODS 8). Si cruzamos las propuestas ciudadanas según el tipo de remitente, vemos que estas prioridades se repiten para los particulares (representan en torno al 70% de las peticiones ciudadanas), el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil.

Solamente observamos alguna variación en el resto de remitentes donde las prioridades son: ODS 3 (sanidad) y ODS 4 (educación) para las universidades; ODS 11 (ciudades sostenibles) y ODS 10 (desigualdad) para los partidos políticos y ODS 7 (energía) y ODS 10 (desigualdades) para los ayuntamientos. Sin embargo, la aportación de universidades, administraciones locales y grupos políticos es marginal: representa apenas el 1% de las propuestas analizadas por Political Watch.

Al desglosar el contenido del dictamen entre los cuatro grupos de trabajo, vemos una interesante similitud entre las conclusiones aprobadas en el Grupo de Reactivación Económica y las propuestas remitidas por el sector privado. Ambos han situado el empleo (ODS 8), la industria e innovación (ODS 9) y la acción por el clima (ODS 13) entre sus primeras cinco prioridades.

En el caso del Grupo de Trabajo de Unión Europea, las cuestiones Climáticas, de Empleo y de Reducción de las Desigualdades se sitúan en cabeza, lo cual evidencia lo que la clase política española espera de las instituciones comunitarias en clave de reconstrucción post-covid.

A la Igualdad de género (ODS 5) se le otorga una relevancia media-alta tanto en el dictamen de la Comisión como en las aportaciones ciudadanas. Esta temática solo se sitúa por detrás de las ya mencionadas sanidad y empleo, además de lo relativo a Industria e Infraestructura.

Propuestas ciudadanas emitidas por particulares pulsa en la foto
Propuestas ciudadanas emitidas por particulares

No sucede con las cuestiones climáticas (concentradas en el ODS 13), muy minoritarias propuestas ciudadanas (se ubica en el puesto 8º, mencionada en poco más del 4% de las peticiones), mientras que en el dictamen de la Comisión el reto climático ocupa un honorable 5º puesto. Se observan aquí dos fenómenos curiosos: mientras que para el sector privado el clima es la tercera prioridad, en el caso de las aportaciones individuales enviadas por la ciudadanía esta cuestión se hunde hasta el 13º lugar.

No es correcto limitar la perspectiva ambiental al ODS 13, ya que la Agenda de Naciones Unidas adopta el desafío climático de manera transversal a lo largo de varios objetivos: el ODS 9 (industria), el 11 (ciudades sostenibles), el 7 (energía), el 6, el 12, el 14, el 15 que versan sobre agua, producción y consumo, ecosistemas marinos y terrestres… Con todo, podemos concluir que los temas verdes siguen siendo marginales y han contado con muy poco respaldo ciudadano.

No es fácil saber si la falta de peso de las cuestiones climáticas y ambientales en las prioridades de las aportaciones ciudadanas se debe a una falta de interés, a la consideración de que son problemáticas cuya respuesta depende de políticas ajenas a su ámbito de actuación y conocimiento o si se debe a otros motivos. Las propuestas ciudadanas versan, principalmente, sobre cuestiones que tienden a ser vistas como cercanas o que les afectan de manera más directa (sanidad y empleo, desigualdades, pobreza).

Por último, en contraste con el tirón de problemáticas como son la sanidad, el empleo, las desigualdades, la pobreza o las ciudades sostenibles, sorprende que otros Objetivos de Desarrollo Sostenible tan importantes como la Educación (ODS 4) se mencionen mucho menos.

Puedes ver el estudio completo de Political Watch en este enlace.

Javier Pérez es activista y director en Political Watch. Belén Agüero es investigadora en Political Watch.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información