Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barrios solares: energía limpia, renovable y solidaria para los vecinos

Zaragoza adopta un modelo pionero, pero pronto este tipo de abastecimiento marcará la arquitectura de nuestros pueblos y ciudades

Dos operarios colocan un panel solar de EDP.
Dos operarios colocan un panel solar de EDP.

Estos últimos meses, los ciudadanos de todo el mundo nos estamos enfrentando a una situación sin precedentes, que ha dejado al descubierto la importancia de una actuación a tiempo, coordinada y solidaria para evitar o mitigar, entre otros desastres, pandemias como la de la covid-19. Ahora somos testigos de la severidad con la que una crisis estructural impacta económicamente y socialmente y, por ello, estamos en un momento en el que no podemos concebir una recuperación de la crisis poscovid que no sea más sostenible con el medio ambiente.

España, como Estado Miembro de la Unión Europea y parte implicada en el Acuerdo de París, tiene como objetivo conseguir que para 2030 el 35% de la energía final que consumimos provenga de energías renovables y que en 2050 nuestro sistema eléctrico sea 100% renovable. Actualmente, solo el 17% de la energía final bruta tiene origen renovable, por lo que nos encontramos ante un desafío de tal magnitud que su consecución no se entiende sin el trazado de alianzas entre el sector público, privado y, desde ahora, la aportación ciudadana.

La generación distribuida, como es el caso del autoconsumo solar, ha colocado a las personas como nuevas protagonistas de la transición energética. Ahora podemos elegir que la energía de nuestros hogares sea renovable. Una sencilla instalación solar de 4 kWp ahorra CO2 a la atmósfera como si plantases 120 árboles en tu propio tejado. La generación solar es la fuente de energía más barata y España es el país con más radiación de la Unión Europea. Esta nueva energía más eficiente debería, además, servir de motor para la recuperación económica, aumentando la competitividad de nuestras empresas.

La transformación del modelo de producción de energía hacia un modelo de generación distribuida depende de que los individuos decidan hacer una inversión inicial para una instalación fotovoltaica (aunque también puede financiarse). No obstante, con la iniciativa de 'barrios solares' aparece otra alternativa en la que los vecinos pueden empezar a disfrutar de una energía más barata, limpia y colectiva sin tener que hacer una inversión ni instalación inicial en sus propias viviendas.

Una sencilla instalación solar de 4 kWp ahorra CO2 a la atmósfera como si plantases 120 árboles en tu propio tejado

Este tipo de energía renovable y local está caracterizada por su sencillez. Para su instalación solo se necesita un emplazamiento en el barrio con un tejado suficientemente grande (aproximadamente de más de 300 m2) para hacer una instalación fotovoltaica, que permita distribuir energía solar entre los vecinos del barrio, en un radio de hasta 500 metros como establece la normativa.

El primer barrio solar, que se instalará en Zaragoza, permitirá a 200 hogares y comercios locales reducir su demanda eléctrica en un 30% y fomentará la inclusión social de colectivos vulnerables, mientras aumenta la concienciación ambiental de sus vecinos. Un 10% de las viviendas que participen del barrio solar serán vulnerables y podrán beneficiarse de las ventajas del autoconsumo, ahorrando en sus facturas y mejorando su economía doméstica.

En definitiva, este primer barrio solar de España que se instalará en la ciudad de Zaragoza, auspiciado por el Ayuntamiento de la ciudad, EDP y la ONG ECODES, es una muestra de cómo todos los agentes de la sociedad se pueden unir y crear alianzas que permitan construir el mundo que queremos: más renovable, eficiente y solidario.

Gabriel Nebreda Molinero es Director General de EDP Solar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información