Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CREADO PARA CAIXABANK

Una banca socialmente responsable para la recuperación económica

Una banca socialmente responsable para la recuperación económica

El compromiso de CaixaBank con la sociedad pasa por buscar las mejores soluciones posibles para poder reactivar juntos la economía.

En épocas de dificultades, todos los actores de la sociedad deben unirse para buscar soluciones. En ese sentido, la banca, como uno de los principales motores de la economía de cualquier país, tiene un papel fundamental. Desde el comienzo de la pandemia de la covid-19, CaixaBank ha querido llevar su compromiso como banca socialmente responsable tanto a sus clientes como al resto de la sociedad, y lo continúa haciendo ahora para encontrar las vías que nos permitan reactivar la economía de la manera más eficaz y rápida posible.

De esa forma, la entidad puso a disposición de los clientes la mayor red de cajeros en España, con más de 9.000 terminales, mientras que su red de oficinas permanecía abierta para gestiones imprescindibles, aplicando las medidas de seguridad necesarias para proteger la salud de clientes y empleados. El servicio de banca online CaixaBankNow fue reforzado para la ocasión, de manera que la mayor parte de gestiones pudieran ser realizadas sin desplazarse a una oficina, lo que disminuyó las visitas a las oficinas en un 75%.

Como medidas de apoyo a empresas, autónomos y pequeños comercios, CaixaBank ha concedido desde el comienzo del estado de alarma más de 14.000 millones de euros al sector empresarial. A través de las líneas ICO covid-19, hasta mediados de mayo se gestionaron más de 143.000 solicitudes de sus clientes por un importe superior a los 12.000 millones de euros. De la misma forma, se puso en marcha un plan de apoyo al pequeño comercio con una financiación específica, una bonificación de comisiones por TPV y una herramienta tecnológica de e-commerce para impulsar la venta online.

Una banca socialmente responsable para la recuperación económica

Apoyar a los colectivos más vulnerables, aquellas personas que se hayan quedado sin trabajo o se hayan visto afectadas por expedientes de regulación de empleo, es otra de las prioridades de CaixaBank. Por esa razón se han condonado los alquileres de las viviendas de su propiedad durante el estado de alarma, medida de la que se han beneficiado 4.300 familias. En esa misma línea de acción, y como entidad integrada en la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), se ha unido a la medida que ofrece un aplazamiento de hasta doce meses en la amortización del capital para aquellas personas afectadas económicamente por la situación con una hipoteca sobre primera vivienda.

Para proteger a nuestros mayores y ayudar a cumplir las recomendaciones de las autoridades, CaixaBank implementó medidas especiales para atender de forma prioritaria a 1,8 millones de clientes con pensión domiciliada. Así, se adelantaron los pagos de las pensiones en 10 días, se puso en marcha la no devolución de los recibos de servicios básicos, incluso con cuenta al descubierto, y se amplió hasta finales de junio la realización de operaciones que solo se pueden formalizar con una visita presencial al gestor.

La Fundación ”la Caixa” y CaixaBank han aumentado los recursos recaudados por la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) dentro de la campaña “Ningún hogar sin alimentos”, hasta superar los dos millones de euros. Esta cantidad se distribuirá entre los 54 Bancos de Alimentos asociados en FESBAL.

CaixaBank también ha reforzado su línea de colaboración con administraciones públicas y entidades sociales para emitir más de 200.000 tarjetas de ayudas sociales durante el estado de alarma. Estas tarjetas están destinadas a personas beneficiarias de ayudas sociales y que, debido a las restricciones de circulación y al cierre de servicios sociales, no pueden acceder a la prestación que recibían. Estas tarjetas prepago les permiten acceder a la prestación que recibían.