Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 64.000 infectados y 2.300 muertos

La Unión Europea lanzó este viernes un puente aéreo humanitario para hacer llegar materiales sanitarios

Una mujer con mascarilla acude a por comida que están repartiendo las autoridades en Sudáfrica.
Una mujer con mascarilla acude a por comida que están repartiendo las autoridades en Sudáfrica. Reuters

Los contagiados por la covid-19 en el continente africano superan ya 64.000 personas (a 10 de mayo). Las muertes ya llegan a 2.268 y los recuperados son 22.255. Sudáfrica, Egipto, Marruecos y Argelia son los países con más positivos registrados y también los que contabilizan más muertos. Egipto y Argelia, en concreto, son los que más, con 525 y 502 fallecidos, respectivamente. Lesoto es, por ahora, el único país donde no se han encontrado casos. La repercusión del impacto de la situación en el continente sigue siendo invisibilizada.

El recuento es extremadamente difícil en el continente. Para muestra, Somalia. El alcalde de la capital, Mogadiscio, ha confirmado un drástico aumento de los fallecidos en la ciudad durante las últimas dos semanas y ha indicado que los temores apuntan a que se trate de casos no confirmados de coronavirus. El alcalde de Mogadiscio, Omar Filish, ha indicado que durante las últimas dos semanas han muerto 500 personas, muchas de las cuales cree que serían casos de coronavirus, si bien las autoridades han confirmado oficialmente solo 44 fallecidos.

La Unión Europea lanzó este viernes un puente aéreo humanitario para hacer llegar materiales sanitarios a distintas partes del mundo afectadas por la emergencia del virus. El primer envío de suministros ha sido a República Centroafricana. El primer viaje lleva a bordo un cargamento de 13 toneladas de material sanitario y un grupo de 60 trabajadores de distintas ONG. Hasta dicho país se ha trasladado el comisario de Gestión de Emergencias, Janez Lenarcic, quien se reunirá con el presidente centroafricano, Faustin-Archange Touadéra, y con organizaciones humantarias. Bruselas financiará los vuelos de los Estados miembro al completo, mientras que las capitales europeas se encargarán de las gestiones con el material humanitario.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >