Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El emperador de Japón suspende la celebración de su cumpleaños por el coronavirus

Naruhito, que llega el domingo a los 60 años, iba a festejar su aniversario por primera vez en el trono

Naruhito y Masako, en el Palacio Imperial de Tokyo, el pasado 2 de enero.
Naruhito y Masako, en el Palacio Imperial de Tokyo, el pasado 2 de enero. Cordon Press

La casa imperial japonesa ha anunciado este miércoles la suspensión de la celebración pública del cumpleaños del emperador Naruhito por miedo a que se propague más el coronavirus en el país. El monarca cumple este domingo 23 de febrero 60 años y tenía previsto una aparición ante los ciudadanos y la firma del libro de saludos.

"A la luz de varias situaciones, hemos decidido cancelar la visita del público general al palacio por el cumpleaños de su majestad", ha informado la agencia imperial en un comunicado. Alrededor de 60 personas han sido diagnosticadas con la epidemia de Covid-19 en el país nipón y una mujer octogenaria falleció en la prefectura de Kanagawa, al sur de Tokio, a mediados de este mes. Además, hay al menos otros 355 contagios a bordo del crucero Diamond Princess, que se encuentra en aislamiento en el puerto de Yokohama, a los que debe sumarse un responsable de cuarentena infectado.

El pasado domingo, el ministro de Salud, Katsunobu Kato, explicó ante el aumento de enfermos: "Estamos viendo casos de infección en los que no podemos rastrear sus rutas de transmisión". Las autoridades japonesas han pedido a la población evitar concentraciones y reuniones "no esenciales".

La celebración pública del cumpleaños del emperador Naruhito iba a ser la primera desde que asumió el trono en mayo del año pasado. Su entronización, celebrada en octubre, reunió a líderes políticos llegados de 174 países; más de 2.000 invitados entre los que se encontraban los reyes de España, Felipe VI y Letizia,

Dos veces al año el emperador hace apariciones públicas en la terraza acristalada de un edificio del palacio imperial, cuyo recinto se abre de forma excepcional. Las fechas señaladas son el Año Nuevo y su cumpleaños. Sin embargo, en esta ocasión será distinto y el aniversario de Naruhito se verá marcado por la crisis del coronavirus.

La última vez que se canceló una ceremonia de este tipo fue en diciembre de 1996, por la toma de rehenes en la residencia del embajador de Japón en Perú durante la celebración del cumpleaños del entonces emperador Akihito (ahora emperador emérito).

Otro de los aspectos del mandado de Naruhito que también se ha resuelto recientemente es  el problema de cómo preservar la continuidad de la Casa Real japonesa, que ahora depende en exclusiva de un adolescente de 14 años, el príncipe Hisahito, y que se abordará el próximo abril. En concreto, a partir del día 19, cuando Akishino, padre de Hisahito y hermano menor del actual emperador, Naruhito, sea proclamado príncipe heredero. La ley actual prohíbe reinar a las mujeres, por lo que la hija del monarca, la princesa Aiko no ascenderá en un principio el trono. Sí lo hará su primo, quien ya ha empezado a formarse para su futuro papel de monarca, pende una gran presión, pues es el único que podría perpetuar la continuidad de la dinastía. Siempre y cuando tenga hijos varones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >