Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando te enteras de que tu canción favorita es un plagio: la historia detrás de 15 grandes casos

Led Zeppelin, George Harrison, Shakira, Nacha Pop o Miley Cyrus, esta misma semana. Son muchos los casos de copias de piezas musicales. Porque (casi) todo está inventado

Plagios musicales
Jimmy Page (Led Zeppelin), Thom Yorke (Radiohead), Lana del Rey, Michael Jackson y Rod Stewart. Todos ellos involucrados en casos de plagio. Getty Images

La cantante estadounidense Miley Cyrus (Tennessee, 1992) acaba de llegar a un acuerdo en una demanda de plagio por la que le pedían 300 millones de dólares (unos 270 millones de euros). Fue interpuesta por el compositor jamaicano Michael May –conocido artísticamente como Flourgon–, el cual reclamaba que la canción We Can’t Stop (escucha la canción pinchando aquí) de la estadounidense es clavada a su tema We Run Things (escucha la canción pinchando aquí). El dinero total del acuerdo no ha sido desvelado.

Aunque la creación de May llegó a estar en el número 1 de la isla caribeña durante varias semanas de 1988, globalmente es mucho menos conocida que el tema de Cyrus, que sí fue un éxito mundial que alcanzó el número 2 de la lista de ventas de Estados Unidos. Si no llegó a ser número 1 fue porque esa posición se la arrebató Blurred Lines, de Robin Thicke, tema contra el que también se interpuso una reclamación por plagio. Los demandantes fueron los herederos de Marvin Gaye, que consideraron que la canción era igual a Got to Give it Up, publicada por el artista de Motown en 1977. Unos hechos que demuestran que, en el mundo de la música, lo del plagio es más frecuente de lo que parece. Pasen, vean y escuchen...

Detectar plagio
George Harrison fotografiado en el aeropuerto de Londres en 1970. Ese mismo año se publicó ‘My sweet Lord’. Getty Images

– 'My Sweet Lord' (1970), de George Harrison, posible plagio de 'He’s so fine' (1962), de Ronnie Mack

El caso. Tras la disolución de The Beatles, George Harrison publicó All Things Must Pass, un triple disco producido por Phil Spector que incluía My Sweet Lord, tema que Ronnie Mack consideró una copia de He’s so Fine, composición que había realizado para el grupo neoyorquino The Chiffons.

La resolución. My Sweet Lord había sido grabada previamente por Billy Preston en 1970, pero pasó desapercibida. Sin embargo, cuando Harrison la incluyó en All Things Must Pass y la eligió como single, se convirtió en un éxito gracias en parte a su pegadizo y memorable estribillo que decía “Hare Krishna, hare Krishna / Krishna Krishna, hare hare”. En febrero de 1971, la editorial que tenía los derechos de He’s so Fine denunció a Harrison. Después de escuchar a diferentes expertos, el tribunal resolvió que el exbeatle había cometido un “plagio inconsciente” y debía compensar a los propietarios del tema. Las negociaciones sobre el monto se alargaron y, finalmente, Harrison tomó una drástica decisión: en 1981 decidió comprar los derechos de He’s so Fine por más de medio millón de dólares y zanjó el asunto.

Escucha My Sweet Lord pinchando aquí.

Escucha He’s so Fine pinchado aquí. 

– 'Stairway to Heaven' (1971), de Led Zeppelin, posible plagio de 'Taurus' (1967), de Spirit

El caso. En 1971, el grupo británico Led Zeppelin publicó Led Zeppelin IV. Aquí se incluyó la que tal vez sea su canción más conocida: Stairway to Heaven. El tema fue todo un éxito pero, con el paso del tiempo, fueron muchos los que encontraron demasiadas similitudes entre esa composición y Taurus, del grupo Spirit, al que Led Zeppelin habían teloneado en su primera gira por Estados Unidos.

La resolución. En 2016, hartos de ver cómo Jimmy Page y sus compañeros de grupo se compraban mansiones y vivían a todo tren, en buena parte, gracias a los beneficios de Stairway to Heaven, los herederos de Randy California, líder de Spirit y compositor de Taurus, interpusieron una demanda contra Jimmy Page que, como contó Diego A. Manrique en este artículo para EL PAÍS no era la primera vez que se inspiraba demasiado en las composiciones de otros artistas. Durante el proceso, el jurado no pudo escuchar ambos temas sino que basó su decisión únicamente en los informes periciales realizados por expertos, lo que hizo que el veredicto fuera absolutorio para Jimmy Page. No obstante, y ante el recurso de los herederos de Randy California, en septiembre de 2019, una corte de apelación comenzó a estudiar si era preciso repetir el juicio o no por fallos en la primera instancia. Sea como sea, a Randy California ya le da igual, porque falleció en 1997 mientras hacía surf en Hawái.

Escucha Stairway to Heaven pinchando aquí.

Escucha Taurus pinchando aquí. 

Detector de plagio
Rod Stewart durante una actuación en Londres en 1978. Ese año conoció uno de los mayores éxitos de su carrera gracias a ‘Da ya Think I’m sexy’. Getty Images

– 'Da Ya Think I'm Sexy?' (1978), de Rod Stewart, posible plagio de 'Taj Mahal' (1972), de Jorge Ben

El caso. En 1972 Jorge Ben, conocido autor de temas como Mais que nada o Chove chuva, publicó su disco Ben, un trabajo que obtuvo un gran éxito tanto en Brasil como en el resto del mundo, gracias a temas como Fio Maravilha o Taj Mahal. Unos años más tarde, Rod Stewart se apropiaría de la melodía y el ritmo de Taj Mahal para crear Da Ya Think I’m Sexy?, que se convirtió en uno de los temas más populares del músico inglés.

La resolución. Jorge Ben no se anduvo con tonterías y demandó a Stewart, que acabó reconociendo que Da Ya Think I'm Sexy? era un plagio de Taj Mahal aunque, eso sí, “involuntario”. El tribunal obligó al inglés a indemnizar al brasileño pero, en un gesto de picardía o de humanidad, Rod Stewart propuso que el dinero, en lugar de ir al bolsillo de Ben, fuera donado a Unicef. Al músico carioca no le quedó más remedio que aceptar para no quedar como un desalmado aunque, desde que se resolvió el litigio en 1979, percibe derechos de autor tanto de Taj Mahal como de Da Ya Think I'm Sexy? De hecho, casualidad o no, las siguientes versiones que Jorge Ben hizo de su canción tienen arreglos que recuerdan bastante a la de Stewart.

Escucha Da Ya Think I'm Sexy? pinchando aquí.

Escucha Taj Mahal pinchando aquí.

– 'La chica de ayer' (1980), de Nacha Pop, posible plagio de 'La caza del bisonte' (1976), de Piero

El caso. En 2009, el crítico y coleccionista de discos Vicente Fabuel se dio cuenta de que La chica de ayer, el clásico que Nacha Pop publicó en su disco homónimo de 1980, recordaba demasiado a La caza del bisonte, canción grabada por el argentino Piero unos años antes y que era una versión en castellano de La caccia al bisonte, de Gianni Morandi. Para los que quieran conocer la historia de ambas canciones, Luigi Landeira la relató con todo detalle hace unos meses en ICON. 

La resolución. En realidad no ha habido resolución porque no ha habido caso. Ni Piero, autor de La caza del bisonte, ni los compositores del original italiano han tomado ninguna acción contra Antonio Vega, sus herederos o Hispavox, compañía que publicó La chica de ayer. De hecho, en el artículo antes mencionado, Landeira explica cómo La chica de ayer fue compuesta en 1977, un año después de la publicación del tema de Piero en Argentina, pero tres años antes de que se publicase en España. Ante la imposibilidad de que Antonio Vega de su versión sobre el asunto (falleció en 2009), la historia siempre quedará inconclusa.

Escucha La chica de ayer pinchando aquí.

Escucha La caza del bisonte pinchando aquí.

Escucha La caccia al bisonte pinchando aquí.

– 'Thriller' (1984), de Michael Jackson, posible plagio de 'Exorcismo' (1966), de Luixy Toledo

Plagios del rock
La cantante Lana del Rey, que se vio envuelta en una polémica por el parecido entre su tema ‘Get free’ y el clásico ‘Creep’ de Radiohead, durante un concierto en California en 2019. Getty Images

El caso. En 2018, con motivo del estreno en Netflix de un documental sobre la vida de Michael Jackson, Quincy Jones concedió una entrevista a El País Semanal en la que afirmaba que Michael Jackson “robó un montón de canciones”. Una frase que ponía en duda el talento del conocido como rey del pop y daba cierta credibilidad a las denuncias que Luixy Toledo llevaba haciendo en los medios de comunicación desde hacía décadas. Según el músico gallego, en 1966 compuso Exorcismo, una canción que sonaba igual a Thriller y que envió a Jackson a su casa de Indiana en 1968 en una cinta de casete. Al no tener noticias del artista, en 1974 volvió a enviar una nueva cinta a Motown Records. 

La resolución. Desde 1985, Luixy Toledo estuvo reclamando a Michael Jackson que se le reconociese la autoría de su canción. En su poder tiene varias cartas de los abogados del cantante en las que reconocen las similitudes entre ambos temas, pero rechazan compensar al español económicamente. Sin embargo, hace menos de un año, el 20 de enero de 2019, Toledo colgó un vídeo en su canal de YouTube en el que explicaba que, durante una gira por Estados Unidos, llegó a un acuerdo con los herederos de Jackson. El monto a pagar fue de 100.000 dólares (unos 90.000 euros) a abonar en 10 años. Según Toledo, el primer plazo de 50.000 euros se hizo efectivo en 2013 y el segundo lo será en 2023. A pesar de la cantidad, Toledo afirma seguir siendo pobre porque “el 25% de la cantidad se la lleva mi abogado”.

Escucha Thriller pinchando aquí.

Escucha Exorcismo pinchando aquí.

– 'Get Free' (2017), de Lana Del Rey, posible plagio de 'Creep' (1992), de Radiohead

El caso. En 2018, Lana Del Rey reconoció los rumores que apuntaban a que la banda Radiohead estaba decidida a interponer una demanda en su contra. La razón del litigio era el supuesto plagio entre su canción Get Free, incluida en Lust for Life, su quinto disco, y Creep, composición del grupo británico que fue la cara A de su primer single. Lana del Rey, que reconocía las semejanzas, ofreció a la banda el 40% de los beneficios de la canción, pero Radiohead exigía el 100%.

La resolución. En 2018, al finalizar la interpretación de Get Free en el festival Lollapalooza de São Paulo, Lana Del Rey se encendió un cigarrillo y le dijo al público: “Ahora que el litigio está resuelto, supongo que puedo cantar esta canción cuando quiera, ¿no?”. Con ello confirmaba que las partes habían llegado a un acuerdo cuyas cláusulas no han trascendido. De hecho, en la página de ASCAP, el equivalente estadounidense de la SGAE, los autores de la canción siguen siendo todavía los miembros del equipo de Lana Del Rey y no los componentes de Radiohead. [LINK  ]

Escucha Get Free pinchando aquí. 

Escucha Creep pinchando aquí.

– 'Creep' (1992), de Radiohead, posible plagio de 'The Air I Breath' (1973), de los Hollies

El caso. Resulta sorprendente que los miembros de Radiohead se mostrasen tan molestos con Lana Del Rey por las semejanzas entre Get Free y Creep, cuando lo cierto es que esta última es muy similar a The Air I Breathe, de los Hollies. Al menos, lo suficiente como para que sus autores, Albert Hammond y Mike Hazlewood, decidieran interponer un pleito por plagio.

Plagios de canciones
Los Rolling Stones en una imagen de 1965, el año en que se publicó la canción ‘The last time’. Getty Images

La resolución. Los tribunales dieron la razón a Albert Hammond y Mike Hazlewood y, a partir de entonces, Creep debe ser acreditada tanto a nombre de la banda británica como al de estos dos compositores. Ahora se entiende mejor por qué Radiohead no quería seguir repartiendo los beneficios de Creep con más gente... como, por ejemplo, Lana Del Rey.

Escucha Creep pinchando aquí.

Escucha The Air I Breathe pinchando aquí. 

– 'Bitter Sweet Symphony' (1997), de The Verve, posible plagio de 'The Last Time' (1965), de los Rolling Stones

Plagios musicales
Fran Perea en el año 2004, cuando 'Los Serrano' se convirtió en un éxito y despegó su carrera musical. Getty Images

El caso. En 1964, Andrew Oldham, mánager de The Rolling Stones, creó The Andrew Oldham Orchestra, que no era tanto una formación musical como una etiqueta para vender al público adulto versiones sinfónicas de temas de la banda británica realizadas por músicos de estudio. Entre los discos que se publicaron bajo ese marchamo estuvo The Rolling Stones Songbook, en el que se incluía una versión del tema The Last Time, uno de cuyos fragmentos fue sampleado por The Verve en Bitter Sweet Symphony.

La resolución. Aunque The Verve había solicitado a The Rolling Stones usar un fragmento de la canción a cambio de un 50% de las regalías, en opinión de los abogados de los Stones el fragmento era mayor de lo acordado, por lo que interpusieron una demanda y exigieron quedarse con el 100% de los beneficios que generase la canción. Así fue hasta que, en abril de 2019, Jagger y Richards decidieron ceder a The Verve la totalidad de la autoría. Desde entonces, todo lo que se recauda con Bitter Sweet Symphony, que no debe de ser poco habida cuenta de que es una de las canciones más conocidas de The Verve, es para Richard Ashcroft (líder de The Verve) y sus amigos. 

Escucha Bitter Sweet Symphony pinchando aquí.

Escucha The Last Time pinchando aquí.

– 'Uno más uno son siete' (2003), de Mikel Erentxun e interpretada por Fran Perea como sintonía de 'Los Serrano', posible plagio de 'Pure' (1990), de Lightning Seeds

El caso. Desde 2003 hasta 2008, España convivió semanalmente con la serie Los Serrano, protagonizada por una familia reconstituida, formada por una madre y sus dos hijas y un padre con tres hijos, uno de los cuales era Fran Perea que, además, interpretaba la sintonía de la serie. Titulada Uno más uno son siete y compuesta por Mikel Erentxun, la canción se convirtió en un éxito, no solo en España, sino también en Finlandia, donde la serie tuvo una gran acogida. El problema fue que Uno más uno son siete recordaba un poco a Pure, del grupo británico Lightning Seeds.

La resolución. Fuera en Finlandia, fuera en Benidorm o en Mallorca, el hecho es que Ian Broudie, líder de los Lightning Seeds, escuchó el tema de Erentxun de Los Serrano, consideró que era muy semejante a Pure y decidió demandarle. En 2009, el juez desestimó la petición del inglés y dio la razón al español. Una buena noticia para todos los seguidores de Los Serrano que, después del discutible final de la serie, no hubieran podido soportar otra decepción como esa. 

Escucha Uno más uno son siete pinchando aquí. 

Escucha Pure pinchando aquí.

– 'Viva la vida' (2008), de Coldplay, posible plagio de 'If I Could Fly' (2004), de Joe Satriani

Shakira actuando en la final del Mundial de Fútbol de 2010, una competición que tuvo a 'Waka waka' como canción oficial y que se convirtió en una de las más famosas del siglo.
Shakira actuando en la final del Mundial de Fútbol de 2010, una competición que tuvo a 'Waka waka' como canción oficial y que se convirtió en una de las más famosas del siglo. Getty Images

El caso. Incluido en el disco Viva la Vida or Death and All His Friends, Viva la vida es uno los temas más conocidos y pegadizos de la banda británica Coldplay. Tal vez la razón radique en que resultaba familiar, pues es muy parecido al tema de Joe Satriani If I Could Fly, incluido en el doble disco Is There Love in the Space?

La resolución. En 2009, un juez de California desestimó la petición de Joe Satriani referente a que Viva La Vida de Coldplay era un plagio de su canción If I Could Fly y establecía que cada parte debía pagar sus gastos judiciales. Sin embargo, las semejanzas entre ambas canciones eran tantas que resultaba poco convincente que el juez hubiera resuelto el caso de ese modo tan extraño. La explicación estaba en que Coldplay y Satriani optaron por llegar a un acuerdo y poner fin a la vía judicial antes de que la cosa fuera a mayores. Una decisión que, de alguna forma, demostraba que Coldplay había copiado más de la cuenta.

Escucha Viva La Vida pinchando aquí.

Escucha If I Could Fly pinchando aquí.

– 'Waka Waka' (2010), de Shakira, posible plagio de 'Zangalewa' (1986), de Golden Sounds, y 'El negro no puede' (1988), de Wilfrido Vargas

El caso. En 2010, Shakira fue elegida para interpretar la canción oficial del Campeonato Mundial de Fútbol de Sudáfrica. Una ocasión única para cualquier artista que, durante unos meses, tendría garantizada la atención de los medios y el público, para lo bueno y para lo malo. En el caso de la cantante colombiana fue para lo malo, porque su Waka Waka era clavada a una canción del grupo Golden Sounds, Zangalewa, publicada en 1986 que, a su vez, era muy parecida a El negro no puede, un tema de la agrupación dominicana Las Chicas del Can compuesto por Wilfrido Vargas en los 80.

La resolución. Aunque no pudo evitar el escándalo inicial, la cantante colombiana consiguió resolver todas las dudas que sobrevolaban su composición. ¿Cómo? Demostró que Waka Waka tomaba prestada, con la pertinente autorización del grupo Golden Sounds, una parte de su canción Zangalewa, inspirada en el folclore camerunés. Por su parte, Wilfrido Vargas, que también se habría inspirado en ese tema para componer El negro no puede, declaró que no tenía ninguna intención de demandar a Shakira ni de meterse en líos judiciales. A partir de entonces, Shakira ha sufrido varias denuncias más por plagio, la última de las cuales se resolvió satisfactoriamente para ella, al declarar el tribunal que La bicicleta, el tema que la cantante popularizó con Carlos Vives, tampoco era una copia de otro anterior.

Escucha Waka Waka pinchando aquí. 

Escucha Zangalewa pinchando aquí.

Escucha El negro no puede pinchando aquí. 

– 'Surfin’ USA' (1963), de los Beach Boys, posible plagio de 'Sweet Little Sixteen (1958), de Chuck Berry

El caso. Lanzado en marzo de 1963, Surfin’ USA fue el primer single de The Beach Boys en entrar en los diez más vendidos de Estados Unidos. Desde ese momento, se convirtió en un clásico del repertorio del grupo de California y en una de las composiciones más recordadas de Brian Wilson, que nunca ocultó que se había inspirado en Sweet Little Sixteen, de Chuck Berry. Por su parte, Berry agradeció el homenaje, pero exigió recibir la parte que le correspondía derechos de autor.

La resolución. Cuando Chuck Berry hizo pública su decisión de demandar al grupo para reclamar la autoría de la canción, Murray Gage Wilson, padre de Brian, Dennis y Carl Wilson (todos ellos integrantes de Beach Boys), decidió incluir a Berry en los créditos. El problema fue que no informó de ello a Brian, que se enteró cuando el acuerdo ya estaba firmado y nunca entendió por qué su padre también cedió a Berry un porcentaje en la autoría de la letra de Surfin’ USA, cuando era suya en exclusiva.

Escucha Surfin’ USA pinchando aquí.

Escucha Sweet Little Sixteen pinchando aquí.

– 'Girlfriend' (2007), de Avril Lavigne, posible plagio de 'I Wanna Be your Boyfriend' (1979), de The Rubinoos

Plagios famosos
El cantante y saxofonista camerunés Manu Dibango durante un concierto en 2018 en Abidjan. Getty Images

El caso. “Un grupo americano de los años 70 denuncia a Avril Lavigne por plagio de una canción”, titulaba en julio de 2009 El Periódico de Cataluña, haciéndose eco de una nota de la agencia AFP. Aunque el titular era impecable, hay que aclarar que ese “grupo americano” de los 70 no era otro que The Rubinoos, responsable de temazos como I Think We're Alone Now, Hurts Too Much o I Wanna Be your Boyfriend, que es la canción cuyos autores argumentaban que había sido copiada por Lavigne.

La resolución. Avril Lavigne, que cuando se produjo la reclamación tenía 23 años y no había visto a The Rubinoos ni en foto, argumentó que desconocía I Wanna Be your Boyfriend y que había otras muchas canciones, como I Wanna Be your Boyfriend, de The Ramones, o Get Off my Cloud, de The Rolling Stones, que empleaban las mismas expresiones. Los miembros de The Rubinoos continuaron con la demanda y, al final, Lavigne y sus representantes legales decidieron llegar a un acuerdo amistoso del que no ha trascendido la cuantía.

Escucha Girlfriend pinchando aquí.

Escucha I Wanna Be your Boyfriend pinchando aquí.

– 'Wanna Be Startin’ Something' (1984), de Michael Jackson, posible plagio de 'Soul Makossa' (1972), de Manu Dibango

El caso. Descartada de su álbum Off the Wall, Michael Jackson incluyó Wanna Be Startin’ Something en Thriller, el disco más vendido de la historia. Un dato que resultó trascendente cuando el músico camerunés Manu Dibango decidió demandar a Jackson por considerar que había partes de Wanna Be Startin’ Something, concretamente el verso “mama-say mama-sa ma-ma-coo-sa,”, que estaban sacadas de su tema Soul Makossa.

La resolución. Dibango y Jackson llegaron a un acuerdo extrajudicial que puso fin al litigio, al menos hasta 2007, año en el que una decisión de Jackson volvió a irritar al camerunés. En esa época, Rihanna había pedido al artista estadounidense que le permitiera utilizar partes de Wanna Be Startin’ Something en su tema Don't Stop the Music y Jackson se lo autorizó. El problema surgió cuando la cantante eligió justo las partes que se inspiraban en Soul Makossa, lo que le hizo merecedora de otra demanda de Dibango. Finalmente, el tribunal sentenció que Universal, discográfica que había editado el disco de Rihanna, debía incluir a Dibango como autor de Don't Stop the Music. Sin embargo, la decisión no convenció al músico africano, que recurrió la sentencia y siguió litigando hasta que, harta, Rihanna le compró los derechos de parte de la canción y se quitó de problemas.

Escucha Wanna be Startin’ Something pinchando aquí.

Escucha Soul Makossa pinchando aquí.

– 'New Slaves' (2013), de Kanye West, posible plagio de 'Gyöngyhajú Lany' (1969), de Omega

El caso. En 2013 Kanye West lanzó New Slaves, un tema para el cual utilizó una parte procedente de Gyöngyhajú Lany, tema grabado por el grupo húngaro Omega a finales de los 60. Aunque el rapero estadounidense sí citó la procedencia del audio, hizo uso de él sin consultar a los autores, que no se lo tomaron demasiado bien.

La resolución. En 2016, Gabor Presser, uno de los miembros de Omega, decidió demandar a Kanye West por el uso indebido de su tema y le reclamó 2,5 millones de dólares (2,2 millones de euros) como compensación. Aunque en un primer momento el rapero quiso zanjar la polémica enviándole un cheque de 10.000 dólares (unos 9.000 euros), que fue recibido por el músico, pero que nunca fue cobrado, West se vio obligado a multiplicar esa la cifra por diez para que la demanda fuera retirada. El litigio con West permitió también que Gyöngyhajú Lany dejase de ser un tema oscuro y comenzase a ser conocido por creadores actuales como Jonah Hill, que incluyó el tema (pagando) en Mid90s, su debut como director de cine.

Escucha New Slaves pinchando aquí.

Escucha Gyöngyhajú Lany pinchando aquí.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información