Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué cambia de color, viene dos veces en un mes y otras dudas comunes sobre la regla

Algunas de ellas son más frecuentes de lo que pensamos y no tiene por qué ser nada grave

Hace unos días, como cada mes desde que cumplió los 14 años, María esperaba la llegada de su regla. Hasta ahora, en sus ya 30 años de vida, siempre había sido bastante regular. Pasados unos 28 días desde el fin de la anterior, empezaba a manchar de nuevo. "En el 90% de las mujeres, la menstruación tiene un intervalo de repetición normal entre 24 y 38 días", explica Ezequiel Perez Campos, miembro de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y jefe del hospital de Requena. Sin embargo, en esta ocasión no llegó. Los primeros días no fue motivo de preocupación pero, a medida que pasaba el tiempo —hasta algo más de una semana—, esta sensación se apoderó de ella.

Cuando se retrasa o viene más de la cuenta

Lo primero a descartar es un embarazo, que sería "la primera causa de amenorrea (la falta de menstruación) en una mujer en edad fértil", explica el ginecólogo. Con la prueba en mano y un resultado negativo, toca buscar respuestas. "Existen otras causas para la ausencia o retraso. Puede ser por un trastorno de la alimentación como la anorexia nerviosa, por realizar actividad física muy intensa, por tomar anticonceptivos hormonales o por la ausencia de ovulación por disfunciones ováricas", aclara el especialista. El retraso en la regla también podría ser una consecuencia de la contaminación ambiental, según han revelado distintos estudios.

La amenorrea no es el único trastorno que pueden vivir las mujeres durante los años de menstruación. Existen muchos otros y sus causas son diversas. En el lado opuesto a un retraso de la regla está la posibilidad de manchar varias veces en un mes. El especialista explica que, dado que el ciclo habitualmente dura entre 24 y 38 días, "puede tratarse de algo completamente normal". En caso de que el sangrado sea muy frecuente, habría que buscar causas orgánicas, indica el experto: "Podría ser por un mioma [un tumor benigno y no canceroso] en la cavidad uterina, por un pólipo [un tejido adicional que crece dentro del cuerpo] en el cuello uterino o en el mismo útero o también por algún problema ovárico que se reflejase en una descamación del endometrio". Los anticonceptivos hormonales o el DIU también pueden causar sangrados repetidos en el mes.

Cuando se mancha menos días o dura demasiado

También puede ocurrir que la regla llegue cuando tiene que hacerlo, pero se corte demasiado pronto. "A la gran mayoría de las mujeres, les dura entre cuatro días y medio y ocho días", indica el experto. Cuando su duración es menor, puede que haya "una atrofia en el endometrio (la capa interior del útero) que provoque una descamación menor". Que los manchados sean más cortos que la media es más común en los extremos de la vida reproductiva, aclaró el ginecólogo, es decir, en las primeras reglas y cerca de la menstruación. Una vez más, los anticonceptivos hormonales (la píldora, el parche o el anillo) pueden provocar que la menstruación sea menos abundante.

En el extremo opuesto está manchar durante más días de lo habitual. Algo que, explica Pérez Campos, también puede tener múltiples causas. "Puede deberse a un mioma o un pólipo, a problemas de coagulación, alteraciones en la ovulación, la ingesta de algunos fármacos y alteraciones benignas o malignas en la capa interna del útero", dice. Curiosamente, como ocurre cuando la regla dura menos días, el manchado excesivo suele ser más frecuente durante las primeras y las últimas reglas de la vida de fértil de una mujer. En caso de que el sangrado sea muy abundante, "es necesario un tratamiento ante el riesgo de anemia", indica el especialista (la cantidad normal de sangrado está en torno a los 10 mililitros y los 80 mililitros por menstruación).

Las mismas causas que en los casos anteriores pueden provocar un sangrado en medio del ciclo que "coincide con la ovulación y es normal", aclara el ginecólogo. Es el llamado manchado intermensual.

Cuando cambia de textura o de color

Las alteraciones en el sangrado de regla no solo son cuestiones de tiempos. También es posible notar que está más líquida o espesa, o que su color es más rojo, rosáceo o marrón. "No existe un único tipo de textura ni un único color", explica el especialista. La composición del flujo depende de las distintas proporciones entre la sangre, el endometrio y los detritos celulares, que son las partículas en descomposición. "Sus distintas proporciones pueden dar origen a que el aspecto —la textura y el color— puedan variar". Debemos sorprendernos cuando los cambios ocurren de manera brusca, "sin una causa externa como puede ser un tratamiento o la toma de anticonceptivos hormonales". También si aparecen grandes coágulos.

Cuando duele el vientre, los pechos o provoca malestar

Más allá de los trastornos asociados directamente con la sangre de la regla, también es posible experimentar otro tipo de efectos como el malestar físico. El dolor de vientre por la regla es probablemente el más común. "Se denomina dismenorrea y tiene que ver con la liberación de unas sustancias químicas, denominadas prostaglandinas, que provocan contracciones uterinas", indica el experto. Cuando se trata de una molestia muy aguda, puede estar relacionada con alguna dolencia, principalmente la endometriosis. Esta enfermedad silenciosa afecta a una de cada 10 mujeres en el mundo y no tiene cura, aunque se puede intentar paliar con "un tratamiento hormonal o analgésicos en los casos en los que llega a ser incapacitante", aclara el ginecólogo. Las prostaglandinas también pueden causar malestar estomacal.

El dolor en los pechos también es frecuente. "Se llama mastalgia cíclica y es hormonal", dice Pérez Campos. A algunas mujeres les ocurre solo durante el sangrado, mientras que a otras les puede ocurrir durante tora la segunda mitad del ciclo. En estos casos, aclara el experto, "se puede asociar con otros síntomas físicos y psíquicos del síndrome premenstrual y, según su gravedad, podría requerir tratamiento", concluye.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información