Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CREADO PARA CUPRA

¿Qué hubiera hecho Gaudí con el Diseño Paramétrico y una impresora 3D?

Francesca Sangalli, directora del departamento de Color & Trim de Cupra, en Barcelona.
Francesca Sangalli, directora del departamento de Color & Trim de Cupra, en Barcelona.

Francesca Sangalli ha encontrado en Barcelona la inspiración para hacer de Cupra un referente de vanguardia, estilo y sostenibilidad. Tavascan, el primer vehículo eléctrico que presenta como directora del departamento de Color & Trim de la escudería española, es la mejor prueba.

NUNCA MENOSPRECIEN el poder de un cliché: “Aquí la gente vive la calle como si fuera una extensión de su casa”. La observación es de la italiana Francesca Sangalli mientras pasea por Barcelona. Y se comprende, comparando el dinamismo condal con su ciudad de nacimiento, Milán. Graduada en Arquitectura, con especialización en Diseño Industrial e Interior por la Universidad Politécnica de Milán, ha sido contagiada por la capital catalana con la energía y la visión necesarias para afrontar su puesto al frente del departamento de diseño de Cupra. Así ha dado forma al Tavascan, un prototipo presentado el pasado septiembre en el Salón de Fráncfort 2019, que resulta ser el primer automóvil eléctrico lanzado bajo la vanguardista marca deportiva del Grupo Seat y cuya imagen se aleja de la común visión aséptica que se tiene de los coches de movilidad sostenible.

Francesca Sangalli, directora del departamento de Color &  Trim de Cupra.
Francesca Sangalli, directora del departamento de Color & Trim de Cupra.

La labor del departamento de Color & Trim, al que Sangalli llegó hace poco más de un año, es clave en el área de diseño de la escudería española: no solo se trata de idear colores, materiales y texturas para los nuevos vehículos de la marca, sino que, además, tiene que definir la identidad del producto. Un auténtico ejercicio de branding, en realidad, tan creativo como difícil. “En términos de creación, el coche es uno de los productos más complicados porque presenta muchas limitaciones más allá de las espaciales”, explica la directora del equipo. El reto: establecer un diálogo fluido entre las tendencias de moda y elementos que deben ser funcionales, precisos, a prueba de fallos y sujetos a rigurosas pruebas de seguridad. “Por suerte, el mundo de la automoción está viviendo un momento muy interesante gracias a las nuevas tecnologías, que permiten explorar nuevos horizontes”, continúa Sangalli. “Es posible experimentar con tejidos, formas, tonos. Estamos ante otra visión de la movilidad, otra forma de desplazarse, otra generación de coches que no contaminan, que no hacen ruido…”.

Boceto del Cupra Tavascan.
Boceto del Cupra Tavascan.

Que la técnica no viaje a la velocidad del pensamiento tampoco supone un impedimento para el área de Color & Trim. “De hecho, es bonito ver cómo la tecnología se desarrolla sobre tu idea”, expone su responsable. Las sinergias entre los distintos departamentos de la marca resultan también cruciales. Sangalli pone como ejemplo el Diseño Paramétrico, un proceso digital que trata de implementar desde su departamento para beneficio de todo el grupo. “Permite introducir una serie de variables o parámetros, como límites espaciales, volúmenes o temperaturas, en un programa informático especializado de manera que pueda ser manipulado mediante algoritmos y así obtener diseños geométricos complejos, versátiles y originales”. ¿Qué hubiera hecho Gaudí si hubiera tenido en las manos una herramienta tan potente? A la vista de La Pedrera, uno de los edificios más emblemáticos del modernismo catalán, la también arquitecta lo tiene claro: “Hubiera erigido construcciones con formas incluso más revolucionarias. El Diseño Paramétrico te da la libertad de hacer lo que desees. Es jugar con la abstracción, un poco como Gaudí hizo en esta casa. La creación de vehículos va en esa dirección, explorando la naturaleza. Es un modo nuevo de ver la simplicidad, donde la rigidez ha desaparecido en favor de formas más fluidas, más sensuales”.

"La creación de vehículos explora la naturaleza. La rigidez ha desaparecido en favor de formas más fluidas, más sensuales", dice Sangalli.

Sangalli saca su móvil para fotografiar todo aquello que le resulta inspirador del icónico edificio del paseo de Gràcia barcelonés: un tirador de puerta, un sistema de ventilación, unas columnas de piedra… La tecnología de impresión 3D le permite ahora plasmar ese impacto sensorial y emocional. Siempre en busca de experiencias enriquecedoras, la diseñadora peina Barcelona con afán explorador. Como prototipo, el Cupra Tavascan es el compendio de ese talante conquistador de nuevos territorios, lo mismo arquitectónicos que vanguardistas u orgánicos. Para los fanáticos del motor, podrá ser un gran todocamino cupé de tracción total y más de 300 CV de potencia, deportivo y urbano a la vez; mientras, los amantes del diseño lo verán como una escultura. “Es el material el que define la forma, no al contrario”, advierte Sangalli.

En La Pedrera, de Gaudí.
En La Pedrera, de Gaudí.

Las texturas y los acabados consiguen que un coche sea un punto de ruptura con lo establecido. También el color, en este caso, un minucioso estudio sobre la luz de la noche mediterránea, un azul oscuro casi negro. El elegante interior combina microfibra negra y mate en superposición con un material reflectante. Y un último detalle: atención a los embellecedores en material tecnológico, con motivos gráficos que reproducen la trama de un tejido. “Con las texturas, es posible crear efectos tan impactantes como con el propio color”. Ver y tocar: he ahí la cuestión que Sangalli resuelve con mucho estilo.