Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué ha sido de la actriz porno que se hizo célebre por interpretar a Sarah Palin?

La noticia del divorcio de la que fue candidata a la vicepresencia de Estados Unidos en 2008 devuelve su nombre a la prensa de sociedad y también el recuerdo de Lisa Ann, la estrella para adultos que la interpretó en seis películas

lisa ann sarah palin porno
Pese a llevar en el porno desde los noventa, Lisa Ann alcanzó la fama mundial al parodiar a Sarah Palin. Aquí, en una de sus apariciones imitando a la excandidata a la vicepresidencia estadounidense, concretamente en 2012. Getty Images

Sarah Palin ha vuelto a la actualidad en las páginas de sociedad (las de política, en su Estados Unidos natal, no las abandonó del todo nunca) debido a la noticia de su divorcio. Tras 31 años de matrimonio, Todd Palin ha pedido el divorcio a la exgobernadora de Alaska y candidata a vicepresidenta en 2008 por “incompatibilidad de temperamento”.

Lisa Ann respondió a una oferta de trabajo donde se requería a una actriz de cine para adultos que se pareciese a Sarah Palin para interpretarla en una película por la que cobraría 3.000 dólares (unos 2.717 euros), una cifra bastante elevada para un trabajo que iba a llevar dos días

Sarah Palin (Idaho, Estados Unidos, 1964) fue un fenómeno sin precedentes en la política estadounidense. Hoy puede sonar ya casi costumbrista en plena era de Donald Trump y Boris Johnson, pero por aquel entonces la presencia de una candidata (del partido Republicano) a la vicepresidencia del país que domina el mundo con un currículum dudoso, soflamas populistas y una manifiesta ignorancia en temas claves para la política internacional la convirtió en una estrella mediática y objeto de fascinación para todo tipo de espectadores.

Eso se tradujo en memes, merchandising, infinidad de parodias en televisión, una fantástica película de HBO donde le dio vida Julianne Moore (Game change, de 2012, que ganó tres Globos de Oro y cuatro Emmys) y otras seis películas donde le dio vida Lisa Ann (Easton, Pensilvania, 1972). Estas seis películas no tienen nada que ver con Game change: su público potencial es otro y se rodaron en apenas días. Eran películas porno. Palin, ex Miss Alaska y una extraña fantasía erótica para infinidad de estadounidenses, saltaba al cine prohibido.

Póster de 'Obama is nailin' Palin'. una de las seis películas que la actriz pornográfica Lisa Ann hizo interpretando a una parodia de la exgobernadora de Alaska y candidata a la vicepresidencia estadounidense en 2008, Sarah Palin.
Póster de 'Obama is nailin' Palin'. una de las seis películas que la actriz pornográfica Lisa Ann hizo interpretando a una parodia de la exgobernadora de Alaska y candidata a la vicepresidencia estadounidense en 2008, Sarah Palin.

La primera, de título Who’s nailing Paylin? ("¿Quién se la está clavando a Paylin?") se estrenó el día de las elecciones generales de 2008 en Estados Unidos. Sus secuelas tienen títulos igual de directos: Obama se la clava a Palin, Letterman se la clava a Palin, Tú se la clavas a Palin, Hollywood se la clava a Palin y ¿Quién se la está clavando a Palin? 2. Todas ellas están producidas por Hustler, propiedad del rey del porno Larry Flint, que a su modo era otro agente del cine para adultos convertido en figura política en 1983 cuando se presentó como candidato por el partido republicano.

Lisa Ann se pronunciaba políticamente: la que hacía de versión porno de Sarah Palin apoyó abiertamente a su rival Barack Obama tanto en 2008 como en 2012

Lo que Lisa Ann no se esperaba era que esa serie de productos porno hechos a modo de parodia resucitasen su carrera. Había sido una estrella en los años noventa, una década en la que estuvo en activo desde 1994 hasta 1997. Después decidió actuar únicamente en clubes de strip-tease hasta que volvió a rodar películas pornográficas en 2006. Dos años después respondió a una oferta de trabajo en la plataforma Craiglist (una web de anuncios por palabras enormemente popular en Estados Unidos) donde se requería a una actriz de cine para adultos que se pareciese a Sarah Palin para interpretarla en una película por la que cobraría 3.000 dólares (unos 2.717 euros). Una cifra bastante elevada para un trabajo que iba a llevar dos días.

En esta película su nombre era Serra Paylin y mantenía sexo con otras intérpretes que hacían de Hillary Clinton o Condoleezza Rice. La popularidad de la cinta fue tal que la actriz dio entrevistas a revistas femeninas como Marie Claire o programas generalistas como Entertainment Tonight, algo impensable para una película de estas características. Who's nailing Paylin? fue objeto de debate político en la cadena Fox (de ideales republicanos), masacrada por la crítica, adorada por el público y, sobre todo, convirtió a Lisa Ann en una de las actrices porno más famosas del mundo. Una actriz, además, que se pronunciaba políticamente: la que hacía de versión porno de Palin apoyó abiertamente a Barack Obama tanto en 2008 como en 2012.

El vídeo de 'We made you', de Eminam, en el que Lisa Ann aparecía entre otras estrellas del cine para adultos.

En 2009, el rapero Eminem la llamó para interpretar de nuevo a Sarah Palin en el videoclip de We made you, que llegó al top 10 de la lista de sencillos estadounidense más vendidos y acumula más de 200 millones de visionados en YouTube. En 2014, el informe anual de Pornhub, la web porno más popular del mundo, la situó en el número uno de las listas de las más buscadas.

Ese mismo año anunció su retirada del mundo del porno para centrarse en sus negocios, en su propia web (donde seguía haciendo shows a través de webcam) y, sobre todo, en su nuevo papel como gurú del fantasy, un tipo de juego futbolístico online en el que se pueden crear equipos ficticios con jugadores reales y competir contra amigos y familia. Esta reconversión de estrella porno a gurú de un negocio en auge llamó la atención de medios como The Guardian, que le dedicó un largo artículo. Al año siguiente, Ann publicaba sus memorias.

Hoy, Lisa Ann ha vuelto al porno, pero como vuelven las grandes estrellas del género que se lo pueden permitir: eligiendo los proyectos y a sus compañeros de escena. Además, pretende cambiar desde dentro una industria en la que aún sigue habiendo conflictos raciales contra los que lucha activamente y también crear una infraestructura que proteja a los intérpretes porno que se jubilan. A su modo, la actriz porno que se hizo famosa por interpretar a una política ha acabado haciendo política de verdad. Por si alguien se lo pregunta: sí, existe también una cinta pornográfica que parodia a Donald Trump. Otra cosa es si alguien tiene tantas ganas de ver eso como tenían todos los que, en secreto, deseaban a Sarah Palin. 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información