Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rentable negocio de Sergio Ramos

El futbolista del Real Madrid se ha convertido en un próspero criador de caballos. La venta de 'Pícara de Ramos' es la última gran operación de su yeguada de pura raza que fundó en 2004

Conocida es la afición que el central del Real Madrid, Sergio Ramos, le profesa al mundo de los caballos. Tanta que, como soñaba desde pequeño, el futbolista sevillano es propietario de la Yeguada SR4. Desde hoy, esta cuadra cuenta con una yegua menos en sus filas: Pícara de Ramos. Así lo anunciaba el capitán madridista en Instagram. “Pícara de Ramos! Te echaremos de menos. Estamos seguro de que seguirás triunfando con tus nuevos propietarios”, decía a modo de despedida junto a un vídeo del animal.

El capitán de la selección española guarda un especial cariño por esta yegua. A sus seis años ya conoce lo que es conseguir un título internacional. Fue la primera en otorgarle al sevillano un campeonato del mundo en esta competición, cuando en 2015 se hizo con el oro en el Salón Internacional del Caballo celebrado en Sevilla. Asimismo, cuenta con más de una decena de medallas de oro conseguidas en diversos certámenes nacionales.

Su venta viene dada por la doble vida que lleva Sergio Ramos: una como futbolista y otra como empresario. El central debutó con el Sevilla en 2004 y fundó entonces su primera empresa: Sermos 32 SL, la sociedad que aun hoy es la cabecera de sus sociedades. Desde aquello, no ha parado de invertir en el triángulo empresarial que conforman Madrid, Sevilla y Marbella. Poco después de esta creación, se embarcó en este proyecto de crianza de ganado caballar de pura raza española. A pesar de que el mantenimiento de estos ejemplares es costoso, Sergio Ramos ya ha manifestado públicamente en más de una ocasión que es el negocio más boyante y rentable que posee, debido a los altísimos precios que se paga por estos.

Ver esta publicación en Instagram

Yucatán de Ramos ..!!@sergioramos. Visita de mi dueño...Jejejeje. 👌🐴🐴🇪🇸⭐️ 🤳

Una publicación compartida de Yeguada SR4 (@yeguadasr4oficial) el

La yeguada SR4 se está haciendo un nombre en el sector hípico nacional. En 2012, abrió las puertas la finca La Alegría, ubicada en el término municipal de Bollullos de la Mitación, a media hora de Sevilla capital. Esta finca cuenta con 44 hectáreas de extensión, 40 boxes, nueve corraletas, tres picaderos, tres pistas al aire libre y un andador para el ejercicio diario de los animales.

Bajo el cuidado diario de Carlos Muela, director de la ganadería y cuñado del futbolista, pues está casado con su hermana, Miriam Ramos, la veintena de yeguas y la media docena de sementales que posee, le han otorgado casi medio centenar de premios hasta la fecha. Este reconocimiento ecuestre, que contempla primeros puestos en campeonatos de Europa y del mundo en los últimos cinco años, ha agrandado la popularidad de la marca de la yeguada del zaguero madridista, sobre todo, en países del continente americano, México, Nicaragua o Estados Unidos, muy presentes en la muestras ganaderas como la de Sevilla.

El residente más distinguido de la finca responde al nombre de Yucatán de Ramos. Este semental acumula una distinguida colección de premios y reconocimientos. Sin ir más lejos, puede presumir de ser campeón del mundo en la categoría de Morfología en 2018. Este extraordinario tordo del futbolista es un clásico de 175 centímetros de alzada que reúne todas las características que tiene la abstracta silueta que imagina el sevillano de un semental equino.

El potencial genético de este campeón del mundo ya se explota en la selección ganadera de SR4. En estos momentos es el principal reproductor de la cuadra, pues cuenta ya con veinte hijos, los que se acercan a sus aptitudes, y que podrían ser revalorizados y vendidos posteriormente. Los títulos logrados convierten a este caballo en una de las inversiones económicas más importantes y con menos problemas empresariales para el sevillano, cuyo precio, según profesionales del sector, vendría a ser de seis ceros.

Pese a este rentable negocio, la vida empresarial de Sergio Ramos no se caracteriza precisamente por ser exitosa. Sus contratos millonarios con Nike, Hugo Boss, Pepsi y Gatorade, su abultado patrimonio inmobiliario, sus mansiones y su embrionaria colección de arte, contraponen con sus fiascos urbanísticos. Aun no hay calles ni farolas encendidas en el PAU de Los Berrocales del Madrid, donde la amenaza de embargo del terreno por parte del Banco Santander sobrevuela la cabeza de Ramos y la de la cadena de supermercados Eroski, quienes comparten la propiedad del suelo.

Por su parte, en Espartinas, un pueblo rico próximo a Sevilla, no hay centro comercial todavía. Allí, Ramos presentó los planos del complejo comercial El Marquesado en 2013, donde prometió una inversión de tres millones de euros y 100 puestos de trabajo en la obra que tendría lugar al norte de la ciudad sobre una superficie de 35.000 metros cuadrados. Seis años después, el proyecto no se ha puesto en marcha y la firma que sostiene el proyecto, Albis Inversiones 2008 SL, 100% del jugador, arrastra una deuda de 1,68 millones de euros.

La sociedad principal de Ramos, Sermos 32 Sl, acumula en su último informe (2017) un patrimonio neto de 38,7 millones de euros e hipotecas y otras deudas bancarias por valor de 9,8 millones de euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información