Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El japonés Genta Ishikuza gana el Loewe Craft Prize 2019

El jurado del galardón premia al joven artesano japonés en una ceremonia celebrada en Tokio

En el centro, el japonés Genta Ishikuza, ganador del Loewe Craft Prize 2019. A su derecha, el director creativo de Loewe, Jonathan Anderson.
En el centro, el japonés Genta Ishikuza, ganador del Loewe Craft Prize 2019. A su derecha, el director creativo de Loewe, Jonathan Anderson.

El artista japonés Genta Ishizuka se alzó este martes con el Loewe Craft Prize, que concede la fundación de mecenazgo vinculada a la firma de lujo española. El joven artesano ganó el premio por Surface Tactility #11, obra inspirada en una bolsa de naranjas reproducidas con bolas de poliestireno, que Ishizuka recubrió, siguiendo una técnica tradicional japonesa, con laca de color carmín. “Su forma es atemporal. Pudo ser realizada hace un millar de años, pero también dentro de otros mil”, señaló el director creativo de Loewe, Jonathan Anderson. “El trabajo de Ishizuka demuestra que la artesanía puede ser abierta y apunta a nuevos modos de creación. Su uso de técnicas antiguas de una forma contemporánea rompe con las convenciones y representa una nueva visión escultórica de la artesanía”, añadió el diseñador. 

Después de ser fallado en Madrid y Londres en las ediciones anteriores, el premio fue entregado en la Fundación Sogetsu de Tokio, en cuyo jardín de piedra, obra del arquitecto japonés Isamu Noguchi, se expondrá el trabajo de los 29 finalistas hasta el 22 de julio. El ganador fue escogido por un jurado internacional formado por grandes personalidades de la arquitectura y el diseño, y presidido por la periodista de EL PAÍS Anatxu Zabalbeascoa. “Es un premio abierto a maestros, pero también a gente joven. Una de nuestras misiones es apuntar un camino hacia el futuro, hacia lo que puede ser la artesanía con ambición artística”, señaló Zabalbeascoa. “En la era digital, la artesanía es una reivindicación y una oportunidad. Conecta el cerebro con la mano. Es legado, descubrimiento de uno mismo, habilidad y talento. Tiende un puente de lo útil hacia lo sublime”. 

En el jurado figuraban los arquitectos Wang Shu, Benedetta Tagliabue y Patricia Urquiola; el director del Design Museum de Londres, Deyan Sudjic; y el responsable del Museo de Artesanía y Folklore de Tokio, Naoto Fukasawa. Este grupo de expertos decidió conceder dos menciones especiales, al británico Harry Morgan por una obra anónima de su serie Dichotomy, donde combina el cemento con el cristal, y al japonés Kazuhito Takadoi, premiado por una obra realizada con ramas de espino y lino encerado, que fue destacada por “pertenecer a una artesanía que no tiene nombre”. 

El Loewe Craft Prize llega a su tercera edición convertido en referencia internacional. Los 29 finalistas fueron escogidos sobre un total de 2.500 postulantes, casi el doble que en la edición anterior, lo que da fe de la importancia adquirida por el galardón. Se trata de una iniciativa de la Fundación Loewe, creada en 1988 para desarrollar el mecenazgo en el sector cultural. “Decidimos crear este premio porque era un campo al que le faltaba apoyo y una plataforma que permitiera que se volviera más visible. La artesanía es una experiencia humana fundamental que yace en el interior de cada persona, como una especie de instinto”, expresó Anderson, coleccionista de objetos artesanos desde hace una década.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >