Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La artista escocesa Jennifer Lee gana el Loewe Craft Prize 2018

El jurado del galardón ha premiado a una consagrada ceramista en un acto en Londres

Jennifer Lee recibe el Loewe Craft Prize 2018 de manos de Helen Mirren, este jueves en Londres.
Jennifer Lee recibe el Loewe Craft Prize 2018 de manos de Helen Mirren, este jueves en Londres.

Una vasija de loza de arcilla con sutiles bandas de pigmentos óxidos —una pieza atemporal y "sosegada", en palabras de Jonathan Anderson, director creativo de Loewe—, se ha alzado con el Loewe Craft Prize 2018, un galardón dotado con 50.000 euros y creado por la firma española en 2016 para reivindicar la importancia de los procesos artesanos y descubrir a grandes talentos contemporáneos en ese campo. Su autora, Jennifer Lee (Aberdeenshire, Escocia, 1956) —una consagrada ceramista cuyo trabajo está presente en más de 40 colecciones de todo el mundo—, se ha sabido vencedora en un acto celebrado este jueves en el Design Museum de Londres y que ha contado con Helen Mirren como estrella invitada.

"La obra de todos los finalistas es bella, emocionante, transformadora, inspiradora y, sobre todo, profundamente conmovedora. Es una manifestación extraordinaria de las capacidades del ser humano", ha asegurado emocionada la actriz antes de pedir a los 30 finalistas que se pusieran en pie para recibir un aplauso cerrado. El jurado también ha reconocido con sendas menciones honoríficas el trabajo del transgresor ceramista japonés Takuro Kuwata, que presentó la pieza de porcelana, esmalte, platino y acero Tea Bowl (2017), y el de la escultora textil francesa Simone Pheulpin, que, a sus 78 años, es la finalista más veterana. Su obra, Croissance XL (2017), realizada con tiras de algodón prensadas, "convierte humildes materiales reciclados en algo verdaderamente notable". 

Radicada en Londres, Lee es probablemente la más conocida de todos los artistas en liza. Formada en Edimburgo y en el Royal College of Art de Londres, expone su trabajo con regularidad en galerías internacionales —para otoño prepara una muestra en Kioto— y ha desarrollado su propia técnica para teñir la arcilla mezclándola con óxidos metálicos, en ocasiones envejecidos durante muchos años. Esta ha sido la primera vez en décadas que se presenta a un concurso. "Me decidí porque lo que está haciendo Loewe por aumentar el reconocimiento de los artesanos es algo extraordinario", ha afirmado. Con su pieza, bautizada Pale, Shadowed Speckled Traces, Fading Elipse, Bronze Specks, Tilted Shelf (2017), busca "resonar, que conectes con ella, que te golpee en el pecho". Objetivo más que logrado. 

Jennifer Lee posa junto a su obra, ganadora del Loewe Craft Prize. ampliar foto
Jennifer Lee posa junto a su obra, ganadora del Loewe Craft Prize.

En esta segunda edición del galardón, que tiene carácter anual y en cada sucesiva andadura viajará a una ciudad diferente, el jurado —presidido por la periodista de EL PAÍS Anatxu Zabalbeascoa y compuesto por figuras tan notables del diseño mundial como el propio Anderson, Patricia Urquiola, Benedetta Tagliabue o Ernst Gamperl, ganador del Loewe Craft Prize 2017— ha deliberado durante toda la mañana del jueves sobre cuál de las 30 obras finalistas, elegidas previamente por un panel de expertos entre las 1.900 que se presentaron inicialmente, representa mejor los objetivos del premio; entre ellos, logro técnico, innovación y visión artística. La decisión ha resultado tan difícil que, en palabras de Zabalbeascoa, han "discutido, peleado y hasta batallado hasta llegar a un compromiso". Un campo de batalla que, explica, tenía en cada polo dos maneras de entender la artesanía contemporánea: "Una pieza que esté fuera del tiempo, como la ganadora, o que sea testigo de su momento". Anderson, que colecciona artesanía y se confiesa obsesionado con la cerámica, ha destacado de Jennifer Lee el hecho de que "ha construido su propio lenguaje a través del material". 

Con una gran representación de artesanos británicos y japoneses —aunque también había una artista española, Mercedes Vicente—, todas las obras finalistas se expondrán en el Design Museum entre el 4 de mayo y el 17 de junio de 2018, y se documentarán en un catálogo que acompañará la muestra. Realizadas con técnicas y materiales diversos —hay porcelana, madera, laca, metales preciosos, acero, papel, textiles, vidrio y hasta pelaje de caballo—, la selección es inclusiva en la forma y en el fondo, y supone una instantánea muy precisa de los múltiples caminos de la artesanía actual. "Este premio es un intento muy generoso de demostrar que la artesanía no trata solo de tradiciones, sino que también tiene visión de futuro", sostiene Deyan Sudjic, director del Design Museum

El Loewe Craft Prize es una iniciativa impulsada por la Fundación Loewe, una entidad privada creada en 1988 para promover la creatividad y la cultura. Dado que la firma comenzó como un colectivo artesanal en 1846, se les antojó particularmente necesario en esta era digital visibilizar a un colectivo que apenas recibe cobertura mediática. "Además de ser uno de los pocos campos donde no hace falta forzar la paridad, los artesanos representan algo que, como sociedad, no debemos perder: trabajar con calma, desarrollar una técnica, mejorar con el tiempo. Es un mundo secreto que queremos compartir porque creemos que es tremendamente valioso", concluye Zabalbeascoa.

Más información