Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michael Douglas vende su mansión del siglo XIX en Mallorca y él mismo te la enseña en un vídeo

Después de 30 años como propietario de S'Estaca, una villa de corte neomudéjar, su vida "ha tomado un nuevo rumbo y es hora de dejar que otro la disfrute". En vista de que nadie quería pagar los 50 millones de euros que pedía por ella, la ha bajado a 28,9 y ha grabado un vídeo

"A mediados del siglo XIX, Luis Salvador de Habsburgo compró un enorme terreno en la costa noroeste de la isla de Mallorca y comenzó a construir un refugio mágico", comienza la narración de Michael Douglas en el vídeo promocional de su mansión mediterránea que ahora trata de vender. Como el archiduque austriaco, el actor se enamoró de la isla y durante 30 años ha sido el propietario de esta excepcional villa que domina el mar, abrazada por la vegetación. Para el primero, el atractivo de Mallorca era lo poco que se parecía a la corte de Viena; para el segundo, seguramente, lo alejado que está de Hollywood.

El actor cuenta que el archiduque atracaba su barco privado en el pequeño puerto frente a S'Estaca —como se llama la villa de 1867—, donde además construyó unas casas de piedra escaladas en la roca. La finca cuenta ahora con 81 hectáreas, que abarcan tanto zona montañosa como costa.

"Cuando vi S'Estaca por primera vez en 1990, también sentí el hechizo y compré la propiedad", narra Douglas, mientras en la imagen se suceden los rincones de sus jardines románticos, en terrazas, la fuente de piedra y la piscina moderna. Sin duda, se encuentra en el listado de las casas más lujosas de España hoy. Para cuando llega a uno de las seis edificiaciones separadas de la villa principal, contruida en piedra local y mimetizada con el paisaje, el actor está contando los buenos tiempos que ha pasado en la casa con todos los amigos que han venido a visitarlo: "S'Estaca tiene sus propios olivos y vides; y por supuesto, una bodega con barriles donde guardar el vino que", según dice, "ha ganado varios premios".

En los últimos 30 años, Douglas ha dejado su impronta en el lugar, según reconoce: "He modernizado y redecorado por completo los antiguos edificios construido por el archiduque". La propiedad tiene ahora siete edificaciones distintas, con un total de 1.000 metros cuadrados habitables, que contienen cinco apartamentos, con 10 habitaciones privadas, en las que pueden alojarse hasta 20 personas con todos los lujos y comodidades.

De estilo neomudéjar, la villa tiene vigas vistas de madera, suelos de barro, contraventanas de madera, azulejos originales y, en sus 10 cuartos de baño, alguno con bañera de mármol macizo tallado frente a un ventanal que se asoma al jardín.

michael douglas mansion mallorca
Terraza con techo de madera tallada, del que cuelga un farol estilo generalife granadino; arcos mixtilíneos con acabado conopial. Junto a la chimenea, en la pared de la izquierda, un arco de herradura hace de dosel para un jarrón de cerámica; y al fondo, un candelabro de nueve brazos. |

"Mi vida toma un nuevo rumbo y ha llegado el momento de dejar que otra persona disfrute el privilegio y la aventura de S'Estaca", dice, "alguien que aprecie la belleza, la privacidad y las vistas ininterrumpidas [sobre el mar]". El actor pedía en un comienzo 50 millones de euros por la villa, pero ha ajustado el precio a 28,9 millones de euros.

michael douglas mansion mallorca
Algunos cuartos de baño conservan los azulejos originales de la casa, seguramente puestos por el archiduque Luis Salvador de Habsburgo en su construcción a mediados del siglo XIX. La decoración se completa con una pila de mármol, una talla y una alacena de madera policromada. Ta,mbién de madera son las puertas y las contraventanas. |
michael douglas mansion mallorca
Una bañera de mármol tallado con motivos vegetales es la pieza principal de otro de los baños de la mansión, sobre la que gira un carrusel e espejos y puertas de madera con formas orgánicas, recordando de nuevo elestilo neomudéjar de la propiedad. Desde la bañera se domina el jardín en verano, y se recibe el calor de la leña (a la derecha) en invierno. |
michael douglas mansion mallorca
Los tonos azules elegidos por Michael Douglas para este salón recuerdan al gusto norteamericano de la decoración, que puede verse en películas como 'Cuando menos te lo esperas', pero una mirada más atenta lleva el ojo al dibujo azul y amarillo, como el de los azulejos tradicionales, en las cortinas, a la alfombra de la artesanía balear, a la escultura de medio cuerpo de estilo clásico de la izquierda, o a la alacena barroca al fondo. |
michael douglas mansion mallorca
La suite principal de la mansión del actor estadounidense en Mallorca opta por lo sencillo, pero con piezas tradicionales de gran peso decorativo: un secreter de madera policromada, una butaca antigua al fondo y una mesa de madera maciza, de estilo castellano. El punto romántico lo aporta el dintel sobre la cama y los grandes ventanales abiertos a la vegetación. |
michael douglas mansion mallorca
La bodega, con los barriles envejecidos de vino, es una de las joyas de la villa, en la que, según asegura el actor, se guarda el vino que se cosecha en la finca y que ha obtenido varios premios. |
michael douglas mansion mallorca
En los jardines de la finca, que ocupa 81 hectáreas, una gran piscina juega a los tonos de azul sobre el mar. |

Más información