Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Yo quiero vivir ahí

12 casas de personajes de clase media que vivían como ricos (y nosotros nos lo tragamos)

15 fotos

Los personajes sufrirán como desgraciados, estarán arruinados o padecerán las consecuencias de la precariedad, pero ¡qué salones! ¡Qué techados! ¡Qué jardines!

  • casas peliculas
    1La mansión en la montaña de Crepúsculo La familia de vampiros vegetarianos amantes del béisbol de Edward en Crepúsculo (Catherine Hardwicke, 2008) vivía en una casaza de diseño contemporáneo, con grandes ventanales a través de los que empaparse del bosque, y con mucha presencia de la madera (¿para no echar de menos los ataúdes?).
    Fuera de la ficción, la casa tiene nombre propio: es la Hoke House, diseñada por el arquitecto Jeff Kovel para un ejecutivo de Nike. La popularidad de la saga convirtió el emplazamiento —en el conocido Forest Park, de Portland— en un lugar de peregrinación para los fans, con la subsiguiente incomodidad para sus habitantes, que no deseaban ser espiados por turistas a través de los panorámicos pero poco discretos ventanales.
    La integración del edificio con el entorno consigue desde el interior, según el estudio de arquitectos, un "efecto casa de árbol", en la que "se combinan la tecnología y lo primitivo" en los materiales.
    ¿Dónde está? 3333 NW Quimby St, Portland, Oregon.
  • casas peliculas
    2El apartamento neoyorkino de La semilla del diablo La Casa Bramford de la película de Roman Polanski, y de la novela original de Ira Levin, es en realidad el edificio Dakota —del estudio de arquitectura de Henry Janeway Hardenbergh, que finalizó la construcción en 1884— y se trata de una de las localizaciones de ficción más famosas de la historia del cine, merecedora de su propio apartado en la lista de mansiones tocadas por la ficción y el maleficio. Con un impresionante aspecto a medias entre el renacimiento alemán y el neogótico francés, su imponente exterior aparecía poco en la película, pero lo suficiente para conferirle una atmósfera siniestra. Tampoco se dejó ningún detalle al azar en el interior de los 65 apartamentos que conforman el edificio, en el que no hay dos iguales.
  • casas peliculas
    3El apartamento neoyorkino de La semilla del diablo El hecho de que entre sus inquilinos reales hubiese estado el mago Aleister Crowley —en la cinta aparecía con el nombre de Adrian Marcato— funcionaba a la perfección en el juego entre realidad y ficción. El destino de Sharon Tate, esposa de Polasnki, brutalmente asesinada por La familia, la secta de Charles Manson, un año después del estreno de la película y cuando estaba embarazada de ocho meses, y el asesinato de John Lennon a las puertas del Dakota contribuyeron a acrecentar la leyenda negra de este edificio de apartamentos de lujo frente a Central Park. En efecto, la maldición no interfiere en que sea una de las propiedades inmobiliarias más caras y deseadas de Nueva York, con una selección de posibles compradores tan rigurosa como la de una universidad de la Ivy League (Antonio Banderas y Melanie Griffith, Cher, Billy Joel, y Madonna fueron rechazados por la junta de vecinos). Allí sigue viviendo Yoko Ono y entre otros vecinos ilustres estuvieron Lauren Bacall, Judy Garland, Rudolf Nureyev o Boris Karloff.
    ¿Dónde está? 1 West con la calle 72, Nueva York
  • casas peliculas
    4La cabaña de Kate Winslet en The Holiday Un cottage inglés perfecto y Jude Law como visitante asiduo, ¿quién necesita nada más? Pues Kate Winslet en The Holiday (Vacaciones; Nancy Meyers, 2006), quien insatisfecha con su vida intercambia su casa con Cameron Diaz. La mansión de la rubia en Los Ángeles es todo lujo, contemporaneidad y tecnología, pero carece del encanto —y también, todo hay que decirlo, de la incomodidad— de la casita rústica británica por excelencia.
  • casas peliculas
    5La cabaña de Kate Winslet en The Holiday Telas estampadas de Laura Ashley, piedra vista, vigas al aire, cabecero de cama metálico con una gran chimenea en la habitación (y en casi cada estancia), una bañera antigua metálica y una amplia cocina al alcance de la vista... la casita rural es para encerrarse viendo desde la ventana caer la nieve "con una taza de chocolate caliente entre las manos", como reza la descripción de la casa en el anuncio que publica Iris —el personaje de Winslet— para el intercambio. Así durante meses.
    ¿Dónde está? Desgraciadamente, solo en nuestros sueños. Fue construida para el filme y derribada después.
  • casas peliculas
    6La casa de Ha nacido una estrella En cualquiera de las versiones de Ha nacido una estrella que ha dejado la historia del cine, el hogar que construían los protagonistas tenía una importancia especial por simbolizar el lugar feliz en el que ambos se encontraban durante un momento en sus caminos ascendente y descendente.
    En la última versión de esta historia tan vieja como el propio negocio del espectáculo, dirigida por Bradley Cooper y protagonizada por él mismo y Lady Gaga, hay guiños a la cabaña del desierto que construían Kris Kristofferson y Barbra Streisand en la cinta del 76, con algunos detalles de inspiración navaja y, sobre todo, en su concepto de lugar aislado y un poco rústico; lejos de las viviendas art decó de las películas anteriores.
    La casa real en la que se ambienta fue diseñada por el arquitecto midcentury Douglas Rucker en 1973 y reformada recientemente por Dan Meis. Está a la venta por más de dos millones de dólares (1,7 millones de euros), aunque —lo sentimos— en el anuncio no comentan nada sobre el garaje o el trastero.
    ¿Dónde está? 481 Cold Canyon Road, Calabasas, California.
  • casas peliculas
    7La casa de los Hamptons de Cuando menos te lo esperas La directora Nancy Meyers de Cuando menos te los esperas —responsable también de The Holiday y de No es tan fácil— conoce la importancia del pornointeriorismo para redondear una buena historia romántica, así que volvió a contar con el decorador Beth Rubino para diseñar el hogar de Diane Keaton en esta historia. "Las casas de los Hamptons tienen espacio, simplicidad y cierta austeridad", ese fue el mantra que siguió Rubino. Como corresponde al entorno, hay mucho blanco y madera, pero también detalles de carácter propio como un reloj de pared Mora, una inmensa alfombra antigua (21 metros de largo) de rayas azules y blancas que los decoradores cortaron y colocaron en el salón, cuadros de Kenton Nelson, algunos de ellos de la colección personal de Keaton, una reproducción de French Money, de Larry Rivers, y muchos libros. Completan el recinto una piscina, grandes ventanales y, a un paso, la playa. El exterior de la casa es de hecho un chalé de los Hamptons que en 2014 se vendió por 39,5 millones de euros. Los ingresos de Diane como escritora ya pueden ser altos.
    ¿Dónde está? El exterior está en 576 Meadow Lane en Southampton, Nueva York.
  • casas pelicula
    8La mansión aislada de Ex machina Una vuelta de tuerca al concepto de "casa de terror" envuelta en diseño moderno y pulido, la vivienda de Oscar Isaac en Ex Machina (Alex Garland, 2014) era tan impactante como el robot con aspecto de Alicia Vikander que él diseñaba. Los que sueñan con visitar un lugar así pueden felicitarse porque existe, y además es un hotel: el Juvet Landscape Hotel, en Noruega. Paredes de cristal, diseño sin tonterías del que solo los nórdicos saben hacer y una mímesis perfecta con el entorno montañoso, impecable para reflexionar sobre aquello que nos hace humanos.
    ¿Dónde está? Alstad 24, 6210 Valldal, Noruega.
  • casas peliculas
    9La casa de Un hombre soltero Para un esteta como Tom Ford, quien al margen de su carrera como diseñador de moda se graduó en Arquitectura por The New School, la vivienda del protagonista de la película en la que debutó como director, Un hombre soltero (2009), no podía ser un asunto baladí.
    Eligió una propiedad con nombre propio: la Schaffer Residence, del arquitecto John Lautner, quizá una de sus obras más emblemáticas.
    Uno de los motivos de esta elección fueron las paredes de cristal que permitían grabar de dentro afuera y viceversa. Cuando la cámara miraba al interior, solía ser el ojo que observaba la soledad de George, el protagonista. Espacios abiertos, madera, muchísima luz para romper la barrera con el entorno natural y una gran chimenea de ladrillo en torno a la que, en el filme, orbitaban el salón y un montón de sentimientos soterrados.
    ¿Dónde está? 527 Whiting Woods Rd, Glendale, California.
  • casas peliculas
    10El hogar de Meryl Streep en No es tan fácil Nancy Meyers conoce bien con qué elementos jugar para que los interiores se fijen en nuestra memoria tanto como los personajes. El de la casa de Meryl Streep en No es tan fácil (2009) es otro de esos lugares cálidos y luminosos propios de la directora. Hay un dormitorio que grita confort, una bañera con patas y un salón en el que hacer largas sesiones de películas, sí, pero en esta casa de una cocinera el espacio que provoca nuestras envidias es, lógico, la cocina.
  • casas peliculas
    11La casa de Meryl Streep en No es tan fácil Un mesado de mármol bien iluminado, cazuelas y sartenes a la vista, una estantería con la vajilla también bien visible y una enorme mesa de comedor a un paso. Ese es el único tipo de "cocina americana" que debería existir, con mucho espacio y un ambiente diáfano.
    Como remate, toda la comida que aparece en la película pone a trabajar las glándulas salivales gracias al estilismo de Susan Spungen.
    ¿Dónde está? Los interiores se filmaron en estudio; el exterior corresponde a un rancho en el Hidden Valley, California.
  • casas peliculas
    12La casa flotante de Algo para recordar Los interiores vistos a día de hoy son encantadoramente noventa, con esas mesas de madera clara y las persianas venecianas, pero el exterior… Ay, el exterior. Una construcción directamente sobre el lago, con embarcadero casi privado y un porche con vistas irrepetibles. No en vano el personaje de Tom Hanks en la película era arquitecto. Este tipo de viviendas se hicieron populares en Seattle durante la época de la Depresión, cuando trabajadores despedidos o empobrecidos decidieron mudarse a casas sobre el agua para evadir los impuestos. Esta antaño ganga fue vendida hace cuatro años por 2 millones de dólares (1,76 millones de euros).
  • casas peliculas
    13El ático neoyorkino de Matrimonio de conveniencia El sueño húmedo de cualquier botánico o amante de la floricultura quedó retratado en el piso que empuja a Andie McDowell a casarse con Gerard Depardieu en Matrimonio de conveniencia (Peter Weir, 1990). Un patio con fuente, helechos y columnas de piedra, como traído de una villa de la Toscana; un invernadero lleno de luz que parecería sacado del Amazonas y una terraza que es prácticamente un jardín, en una estética que el mundo moderno ha trasladado a Instagram en cuentas como @botanicalwomen o @thejungalow. ¡Todo en el medio de Nueva York! Te comprendemos, Andie, te comprendemos.
    ¿Dónde está? Los exteriores del edificio se filmaron en el Aylsmere, 60 West 76th Street, Nueva York.
  • casas peliculas
    14La mansión de Blade Runner Otra localización con pedigrí. La Ennis House sale solo un instante en Blade Runner (Ridley Scott, 1982), pero fue suficiente para convertir esta joya de Frank Lloyd Wright en una habitual de este tipo de listas. Su inspiración maya recreada con bloques de hormigón y su aspecto a medias entre un búnker de guerra, un templo azteca y un palacete mesopotámico la convierte en el enclave ideal para que vivan personajes de carácter disipado y misterioso. También fue usada en la House on Haunted Hill del 59, Twin Peaks, Mulholland Drive y la serie Juego de Tronos.
  • casas peliculas
    15La mansión de Blade Runner El refugio de Harrison Ford en Blade Runner se encuentra en el barrio de Los Feliz en Los Ángeles y, desde su construcción en 1924 para Charles y Mabel Ennis, propietarios de una tienda de ropa masculina , ha sido objeto de varias reformas, sobre todo después del terremoto que azotó la ciudad en 1994, 12 años después del estreno de la película, y las intensas lluvias de 2004, que llevaron a la National Trust for Historic Preservation a incluir el edificio en la lista de las 11 joyas en peligro de conservación. Tras la última restauración integral, ha salido a la venta por 20 millones de euros.
    ¿Dónde está? 2607 Glendower Ave, Los Ángeles, California.