Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASAMBLEA DE LA OMS

Las siete prioridades de la Organización Mundial de la Salud

Sanidad universal, resistencias a los antibióticos, cambio climático, seguridad del paciente, entre las resoluciones aprobadas en la 72ª asamblea de la OMS

Imagen de un pez en la 72ª asamblea de la Organización Mundial de la Salud.
Imagen de un pez en la 72ª asamblea de la Organización Mundial de la Salud. OMS

“Nuestra visión es un mundo en el que la gente no sufra simplemente por ser pobre”. Esta fue una de las últimas frases de Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para cerrar su 72ª asamblea, que terminó el pasado martes en Ginebra tras ocho días de reuniones. La piedra angular sobre la que gira la estrategia de la OMS es la cobertura sanitaria universal, el principal y más claro objetivo desde que Ghebreyesus se puso al mando de la organización en 2017. Los países miembros de las Naciones Unidas han aprobado decenas de medidas. Estas son las siete que su propio director subrayó en su discurso final:

Cobertura sanitaria universal

La asamblea ha asumido varios compromisos para lograr llevar los servicios de salud más básicos a la mitad de la población mundial que todavía no tiene acceso a ellos. El objetivo es todas las personas y comunidades reciban la sanidad que necesitan sin tener que pasar penurias financieras para pagarla. El plazo para conseguirlo termina en 2030 y los países de la ONU debatirán este objetivo al más alto nivel (entre jefes de estado y gobierno) el próximo septiembre en Nueva York.

La estrategia pasa por reforzar los sistemas de salud primaria y a los trabajadores comunitarios, que son claves para hacer llegar la cobertura a las zonas más remotas y empobrecidas del mundo. La OMS va a evaluar su labor para aportar la ayuda que sea necesaria en su tarea.

Resistencia a los antibióticos

Morir por una infección parecía un problema superado, al menos en los lugares con una sanidad aceptable. Pero los antibióticos están perdiendo efectividad. Las bacterias están adquiriendo resistencias y los medicamentos dejarán de ser útiles en muchos casos. Ya mueren cada año 700.000 personas por este hecho y se prevé que en 2050 esta sea una causa de muerte más común que el cáncer: 10 millones fallecerán anualmente si no se toman medidas.

Los países se han comprometido en la asamblea a redoblar esfuerzos para no llegar a esta cifra con planes nacionales de acción multisectorial. La resolución urge a reforzar las medidas de prevención y control, incluidas las que tienen que ver con saneamiento del agua e higiene. La idea es mejorar el funcionamiento del sistema global de vigilancia y promover el uso prudente de los antibióticos, ya que una de las razones de estas resistencias es el abuso que se hace de ellos, con la consiguiente pérdida de efectividad.

Estrategia por la salud el medioambiente y el cambio climático

La salud de las personas está estrechamente ligada la del planeta. El cambio climático afectará al bienestar de millones de personas, así como la polución, que no solo contamina el aire, también el organismo de quienes la respiran. La contaminación de las aguas y los ríos dificulta una alimentación saludable y el calentamiento global puede propagar enfermedades transmitidas por mosquitos a lugares donde no existían.

Aunque el cambio climático trasciende las competencias de la OMS, en la asamblea los países se comprometieron a tratar de paliar su impacto y a disminuir los riesgos ambientales físicos, químicos, biológicos y relacionados con el trabajo.

La asamblea también debatió sobre los pequeños países insulares en vías de desarrollo, que están literalmente en peligro de desaparición por la subida del nivel del mar. La OMS aprobó un plan con cuatro líneas estratégicas: empoderamiento (apoyo al liderazgo en salud de estos estados); evidencia (buscando inversiones); implementación (preparación para los riesgos climáticos, adaptación y políticas de mitigación que promueven la salud); recursos (facilitando el acceso a las finanzas del clima).

La seguridad del paciente

Cada año se producen 134 millones de eventos adversos debido a la atención insegura en hospitales en países de ingresos bajos y medianos, que contribuyen a 2,6 millones de muertes, según la OMS. En los ricos, uno de cada diez pacientes se ve perjudicado al recibir atención hospitalaria. La asamblea solicitó a la OMS que formule un plan de acción global para mejorar la seguridad del paciente en todo el mundo. Además, respaldó el establecimiento del Día Mundial de la Seguridad del Paciente el 17 de septiembre.

Invertir en servicios de agua potable, saneamiento e higiene en instalaciones sanitarias

Sin instalaciones sanitarias con agua segura no se conseguirá ni una cobertura universal decente ni acabar con las infecciones. Una de las resoluciones que Ghebreyesus mencionó expresamente en su discurso de cierre fue la que han tomado los estados para mejorar los servicios de agua potable, saneamiento e higiene en los establecimientos de salud.

La OMS estima que el 15% de los pacientes del mundo desarrollan una o más infecciones durante una estancia hospitalaria, con mayor riesgo en los países de bajos ingresos. Esto sucede, en gran medida, porque uno de cada cuatro centros de salud no tiene servicios básicos de agua y uno de cada cinco carece de saneamiento, lo cual afecta a 2.000 y 1.500 millones de personas, respectivamente. Invertir en solucionar este problema es clave para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de salud.

Transparencia de precios para medicamentos, vacunas y otros productos de salud

Muchos de los medicamentos y vacunas que llegan al mercado con patentes de la industria farmacéutica habrían sido imposibles de desarrollar sin una investigación básica pública que, sin embargo, no obtiene beneficios. Los precios de algunos de estos fármacos son prohibitivos o están muy por encima de las posibilidades de quienes los necesitan.

En un foro mundial sobre precios justos y acceso a los medicamentos, organizado por la OMS el pasado abril, los delegados de los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil pidieron una mayor transparencia de los costos de la investigación y desarrollo de los fármacos, así como de su producción, para que los compradores puedan negociar precios más asequibles. Es una iniciativa que ahora se ha trasladado a la asamblea, con un llamamiento a los países para fomentar un mercado transparente.

Clasificación estadística internacional de enfermedades y problemas de salud

Los estados miembros acordaron adoptar la 11ª revisión de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (CIE-11), que entrará en vigor el 1 de enero de 2022. Se trata la base para la identificación de tendencias y estadísticas de salud, y conforma un estándar internacional para informar sobre enfermedades. Esta herramienta define el universo de dolencias, trastornos, lesiones y otras afecciones, además de identificar factores que influyen en la salud, o causas externas de mortalidad y morbilidad. "Comprender qué es lo que hace que las personas se enfermen, y qué es lo que eventualmente las mata, es el núcleo del mapeo de las tendencias de las enfermedades y las epidemias, a la hora de decidir cómo programar los servicios de salud, asignar los gastos de atención médica e invertir en mejorar las terapias y la prevención", explica la OMS.

Cómo funcional la asamblea de la OMS

La asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reune cada año en Ginebra desde 1948 para determinar sus políticas, su presupuesto y, cuando corresponde, nombrar a su director general. A ella acuden delegaciones de todos los países miembros de las Naciones Unidas, que debaten y votan resoluciones. Por un lado, marcan las líneas de actuación de la propia OMS y, por otro, instan a los estados a aplicar las políticas que allí se acuerdan. No son medidas de obligado cumplimiento, sino recomendaciones en materia de salud.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información