Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Niños y niñas peatones de África se llevan el primer Premio Ross para Ciudades

La primera edición del galardón premia una organización sin ánimo de lucro que contribuye a ciudades más seguras para la infancia africana

Imagen cedida por el WRI Ross Center for Sustainable Cities.
Imagen cedida por el WRI Ross Center for Sustainable Cities.

La organización benéfica SARSAI de Dar Es-Salam, se lleva el galardón de la primera edición del Premio Ross para Ciudades, un laurel del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) que va a destinar 250.000 dólares anuales para reconocer los logros en la transformación urbana. En su primera edición, el galardón allana el camino hacia ciudades más seguras reconociendo el trabajo de este programa, que hace que los viajes a la escuela sean más seguros para los niños en Dar es Salaam, Tanzania y otras ciudades africanas.

Las ciudades del África subsahariana tienen un grave problema de tráfico que pone en riesgo las vidas de millones de personas. Entre ellas, la infancia es la más vulnerable de todas. Y es que, como ya hemos subrayado anteriormente en Planeta Futuro, "los niños y niñas africanos tienen el doble de probabilidades de morir en la carretera que los menores en otros lugares del mundo". 

SARSAI, un programa sin fines de lucro cuyas siglas en inglés significan 'Mejoras y Evaluaciones de Seguridad Vial del Área Escolar', identifica áreas de alto riesgo para los niños que van a la escuela y utiliza varios medios para protegerlos del tráfico, como los baches de velocidad, los bolardos o las aceras. Para premiar el trabajo que llevan haciendo desde hace ya seis años, el pasado miércoles 10 de abril de 2019, la organización WRI, con sede en Nueva York, les otorgó el primer galardón, destinado a premiar los mejores proyectos del mundo para la mejora de la vida urbana.

SARSAI, comenzó su trabajo en Dar es Salaam en 2012, centrándose en las escuelas de mayor riesgo y recopilando datos de tráfico sobre qué intervenciones podrían ayudar. El programa ha servido ya a 38.000 niños en Dar es-Salam y funciona en nueve países de la región subsahariana, demostrando a los gobiernos locales que es suficiente con medidas simples y de bajo costo para salvar las vidas y la integridad de los más vulnerables.

Según informa WRI, Sarsai ha conseguido reducir las tasas de lesiones entre niñas y niños de la ciudad de Dar es-Salam en un 26 por ciento y ha disminuido las velocidades de tráfico en hasta un 60 por ciento en las áreas escolares en las que funciona. Con su programa, además, Sarsai contribuye a reformular el diseño urbano haciendo que las ciudades sean más amigable para los viandantes, especialmente para los niños peatones.

Los cuatro finalistas para la primera edición de este nuevo premio mundial fueron el Proyecto de Desarrollo Urbano de Eskişehir, que revitalizó un río y una ciudad en Eskişehir, Turquía; Metrocable, el sistema de tranvía aéreo en Medellín, Colombia; SWaCH Pune Seva Sahakari Sanstha, una cooperativa de propiedad de recicladores en Pune, India; y Warwick Junction en Durban, Sudáfrica, un área de mercado vibrante donde la organización sin fines de lucro Asiye eTafuleni ayuda a los trabajadores informales a diseñar mejoras de forma colaborativa y comprometerse con la toma de decisiones oficial.

Imagen cedida por el WRI Ross Center for Sustainable Cities.
Imagen cedida por el WRI Ross Center for Sustainable Cities.

El proceso de evaluación fue extenso: en el transcurso de un año, el comité del Premio Ross examinó a unos 200 candidatos. El jurado estaba compuesto por líderes e innovadores urbanos, incluido el arquitecto tanzano David Adjaye. Según la WRI, sus jueces buscaron proyectos que impactan las vidas de los residentes de la ciudad, la forma y función de las economías urbanas, los entornos y las comunidades en general, poniendo un énfasis especial en el espacio público compartido y una tendencia a mejorar los espacios verdes. Así, con este premio inaugural, se espera ayudar a las ciudades a retomar el camino hacia una trayectoria más sostenible y equitativa, impulsando soluciones urbanas de vanguardia que puedan replicarse en múltiples contextos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información