Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cumbre de ciudades africana

El futuro de África se juega en sus ciudades

La Cumbre Africities deja claro que la urbanización ya no es una opción para el desarrollo de África, sino parte esencial de su solución

Grupo de músicos en la celebración de la inauguración de Africities.
Grupo de músicos en la celebración de la inauguración de Africities. CAD Productions

África se está volviendo urbana. El continente no solo tiene la tasa de crecimiento urbano más rápida del mundo (para 2050, las ciudades africanas albergarán a 950 millones de personas adicionales), sino que es el continente más joven (a fines de este siglo la mitad de los jóvenes del mundo serán africanos). Y los jóvenes migran a las ciudades. Buscan empleo. Fuerzan a planificadores y urbanistas a dar respuestas urgentes a estas proyecciones que ya son una realidad: densidad demográfica, crecimiento desbordado de asentamientos humanos, desempleo juvenil, cambio climático, migraciones internas y externas...

Para la Cumbre de Africities que se acaba de llevar a cabo en Marrakech, estos grandes retos vienen también en forma de oportunidades. Sin lugar a dudas, este evento organizado cada tres años por Ciudades y Gobiernos Locales Unidos de África (CGLUA), es el más importante uniendo a ciudades y gobiernos municipales africanas con instituciones financieras, empresas, organizaciones de la sociedad civil y socios del desarrollo internacional.

Esta octava edición se presentó con el lema "La transición a ciudades y territorios sostenibles, el papel de gobiernos locales y subnacionales de África" y su objetivo central fue abordar los principales desafíos a los que se enfrenta el continente para la realización de la Visión 2063 de la Unión Africana. Según datos ofrecidos por la organización, acudieron un total de 8.000 congresistas de más de 53 países, con más de 2.500 alcaldes y representantes electos. Antiguas ediciones se llevaron a cabo en ciudades como Johannesburgo, Nairobi, Dakar, Yaundé, Windhoek o Abiyán. La siguiente edición está prevista para 2021 en Kisumu, Kenia.

Es destacable que esta edición haya dedicado todo un día al clima y otro a la migración, así como que haya organizado por primera vez un Foro de Jóvenes Africanos, enmarcando lo que probablemente son las tres principales preocupaciones de las ciudades africanas hoy: cambio climático, migraciones y juventud. Para Jean Pierre Elong Mbassi, Secretario General de CGLUA y presidente de la Conferencia, estos eventos son esenciales para recuperar la esperanza en el continente:

Los ciudadanos de África se están dando cuenta de que el futuro del mundo se jugará en África, sobre todo en sus ciudades. Aunque algunos tratan de hacer creer a los africanos que el continente es pobre, África no es pobre, es un continente rico en recursos, con un impulso innovador hacia la sostenibilidad y una transición eficiente hacia la democracia. Pero para progresar de verdad, los africanos hemos de volver a creer en nosotros mismos y en nuestro continente.

Esto comentaba con una sonrisa característica y rodeado de periodistas. A Jean Pierre le gusta enfatizar que dos tercios de la riqueza de los países se producen dentro de sus ciudades y adopta un gesto más serio y solemne cuando habla del desarrollo urbano africano:

Asistentes escuchan las intervenciones de la Cumbre Africities en Marrakech
Asistentes escuchan las intervenciones de la Cumbre Africities en Marrakech CAD Productions

Debemos tomarnos más en serio las ciudades africanas. Mejorar los servicios públicos urbanos. Ampliar el espacio público. Renovar la movilidad. Facilitar el intercambio entre ciudadanos. 

Los pasillos de Africities rebosan de líderes locales africanos curtidos en gestión municipal; malabaristas de consensos con las circunscripciones de territorios; representantes acostumbrados a ser electos por vecinos de los barrios que les vieron crecer. Todos ellos tienen claro que su reto ahora es el asalto a la agenda global. Conquistar lo global para recuperar lo local. Ya sean los problemas migratorios, el desempleo, los efectos del cambio climático o la equidad de género. Su cercanía con los problemas y las personas les posiciona para proponer soluciones más apropiadas a los retos que vienen.

"Donde ellos ven estadísticas y números; nosotros vemos a vecinos y personas", se suele escuchar por los pasillos de la cumbre en referencia a la manera en que los Estados Nación gestionan los retos globales. "Hemos de recuperar Naciones Unidas para que sea realmente Nosotros, el pueblo; y no Nosotros los gobiernos centrales del mundo", llegó a decir Jean Pierre en la sala de prensa.

Para el Secretariado General del CGLU, basado en Barcelona, este evento es la gran fiesta del municipalismo del continente africano. Tal como comenta Emilia Saiz, su Secretaria General, desde el Local4Action Hub, el pabellón de los gobiernos locales y regionales:

En esta decisión hemos visto la madurez del movimiento que aborda las temáticas más dolorosas de la región: los niños de la calle, la informalidad, las desigualdades y la falta de oportunidades para los jóvenes. Aquí hemos visto crecer un movimiento local que responde a estos retos desde la esperanza y el empoderamiento de una generación de líderes y lideresas que confían en que un futuro mejor es posible.

Según ella, una de las claves de interpretar el éxito de este evento es observar la obsolescencia de la dicotomía entre lo rural y lo urbano que ha dominado la narrativa en el continente africano durante tantos años.

Estamos evolucionando de un enfoque territorial hacia un diálogo multinivel en donde el fenómeno urbano no es un asunto de las grandes ciudades sino también y sobre todo de las numerosísimas ciudades intermedias. En definitiva, nadie cuestiona ya que el desarrollo sostenible y mesurado de las ciudades intermedias africanas son nuestra gran esperanza. 

Acelerar la transición hacia ciudades y territorios sostenibles en África creando empleo y desarrollando el espíritu empresarial es precisamente el objetivo del Foro de Jóvenes que organizó la cumbre.

Lo que más preocupa a los responsables políticos africanos es que millones de jóvenes desempleados estanquen sus economías (William Cobbett, director de Cities Alliance).

Parece evidente que estos jóvenes no van a encontrar empleo en las agriculturas rurales estructuradas. Por lo tanto, tal y como se repitió hasta la saciedad en la Cumbre, África ha de asumir que la urbanización será parte esencial de su solución futura, y centrarse en decidir qué tipo de urbanización quiere proyectar para lograr ciudades que no dejen a nadie atrás.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información