Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La política exterior que prometen los principales partidos

¿Será solidaria, con mayor presupuesto para cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria; será feminista y con escrupuloso respeto a los derechos humanos? Esto es lo que responden

La cooperación para el desarrollo de los países pobres, la ayuda internacional, la solidaridad exterior, el papel de las mujeres en el progreso del mundo rara vez se debaten en campaña electoral. Pero Oxfam Intermón se ha propuesto que estos temas no caigan en el olvido en la próxima cita con las urnas. Por eso, ha invitado este miércoles a desayunar en una cafetería en el centro de Madrid a tres representantes de los principales partidos —PP, PSOE y Podemos, Ciudadanos declinó asistir a la cita— y expertos en la materia de distintas organizaciones para que debatan sobre las propuestas de unos y los reclamos de otros.

Ayuda oficial para el desarrollo

La ayuda que España destina para contribuir a la prosperidad de las naciones menos avanzadas fue del 0,2% del PIB en 2017. El esfuerzo es inferior al de la media de los donantes de la OCDE (0,31) y está muy lejos todavía, pese a la tímida recuperación presupuestaria de esta partida en los últimos ejercicios, del 0,7% al que se aspira desde hace décadas. La ONG Oxfam Intermón, que ha convocado a los políticos a la mesa para hablar del tema, pide que se llegue a ese nivel, al menos, en 2030.

Para el PSOE, ha afirmado Carlota Merchán, portavoz de la comisión mixta para coordinación y seguimiento de la estrategia Española para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y portavoz de la comisión de cooperación hasta el pasado cinco de marzo, "la cooperación para el desarrollo siempre ha sido prioritaria en la acción exterior". ¿Su compromiso? Destinar el 0,5% del PIB a esta política internacional al final de la próxima legislatura.

Queremos llegar a más del 0,7% en 2024

Antón Gómez-Reino, Podemos

Un compromiso que también adquiere Podemos, tal como ha asegurado Antón Gómez-Reino, diputado en la comisión de exteriores y miembro del consejo ciudadano del partido morado. E incluso supera: "Queremos llegar a más del 0,7% en 2024". Por su parte, el secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales del Partido Popular, José Ramón García, ha dejado su repuesta en el aire. "El tema de los recursos no sabemos cómo va a quedar porque se pueden hacer promesas y no cumplirlas", ha dicho.

Han coincidido los tres políticos presentes en destacar la importancia de regresar como donantes y participantes a organismos multilaterales abandonados, como el Fondo Global contra el sida, la malaria y la tuberculosis, al que España no ha destinado ni un euro desde 2011. En 2016 todos los grupos parlamentarios aprobaron por unanimidad una Proposición No de Ley (PNL) en la que se le pedía al Gobierno otorgar 100 millones de euros en los próximos tres años. Con el cambio de legislatura, tal consenso queda roto y toca volver a empezar. De momento, apuntan su solidaridad con la lucha contra estas dolencias, pero no precisan plazo ni cantidad para entrar en batalla. 

Salvar vidas

En cuanto al esfuerzo para asistir a víctimas de catástrofes y conflictos, España apenas presupuestó 19 millones de euros en 2018; una década atrás, la ayuda humanitaria alcanzó los 350 millones. El recorte realizado durante la crisis económica, se mantiene justo en el momento histórico en el que más personas viven forzosamente desplazadas de sus hogares —65 millones, según datos de la ONU—, y cuando los efectos del cambio climático matan y destruyen. Las ONG para el desarrollo reclaman que se destine un 0,10% del total de la ayuda oficial al desarrollo (AOD) a atender crisis y emergencias. "Con un suelo de 150 millones de euros", ha precisado Jaime Atienza, responsable de financiación del desarrollo de Oxfam Intermón.

Antón Gómez-Reino, de Podemos, ha asegurado su intención de "revigorizar" el presupuesto destinado a ayuda humanitaria. "Y parar aquellas acciones que ponen en riesgo la vida de civiles en territorios en conflicto, lo que tiene que ver con frenar la venta de armas a Arabia Saudí", ha añadido.

En África, 11 millones de jóvenes se incorporan al mercado laboral cada año y no tienen opciones de empleo. Tendremos que ver qué papel puede jugar la cooperación en esto

Carlota Merchán, PSOE

También PP y PSOE han prometido aumentar esta partida. En cuanto al comercio de arsenal español con Arabia Saudí, el popular José Ramón García ha apelado al "consenso europeo" en esta cuestión. Es decir, harán lo que permita Europa. Merchán ha alardeado de no haber firmado ningún nuevo contrato en este sentido con aquel país desde que el PSOE asumió el Gobierno. "Y así evitar situaciones como las que hemos registrado", se ha referido a las exportaciones de armas ya acordadas que se realizaron durante 2018, ya bajo mandato socialista.

Para salvaguardar la vida de los defensores de los derechos humanos que son amenazados, violentados e incluso asesinados por todo el mundo, Podemos propone un plan integral de protección de este colectivo fuera y dentro de las fronteras españolas. "En muchos casos, estas agresiones tienen que ver con cuestiones medioambientales y están involucradas empresas transaccionales", ha denunciado. Por eso también considera que España debe contribuir a investigar estos casos y apoyar a quienes arriesgan su existencia por reivindicar derechos esenciales.

Migraciones

La política migratoria ha focalizado gran parte del debate y ha sido la cuestión en la que se han evidenciado mayores discrepancias tanto en el diagnóstico de la situación como en las soluciones y medidas ante este fenómeno. Solo un consenso: es un tema importante. Y a partir de ahí, los caminos se empiezan a bifurcar.

El Partido Popular ha defendido que la cooperación debe tener un impacto real en la inmigración. De ahí que insistan en promocionar su llamado Plan Marshall para la movilización de recursos públicos y privados destinados a África. De tal modo que los populares, según las explicaciones de García, entienden la ayuda para el desarrollo como una herramienta para frenar la inmigración. "La gente que migra lo hace porque no puede esperar a que sus países evolucionen", ha argumentado.

Ha habido una distorsión del concepto de refugiado y se ha incluido en él a los migrantes económicos

José Ramón García, PP

Merchán, del PSOE, ha precisado que el desarrollo debe generar oportunidades "para que la migración sea una opción de vida" y no un acto de supervivencia. "En África, 11 millones de jóvenes se incorporan al mercado laboral cada año y no tienen opciones de empleo. Tendremos que ver qué papel puede jugar la cooperación en esto", ha indicado. "Queremos dar protagonismo a África, que es nuestra vecina. No solo para contener el efecto huida, sino porque creemos que tenemos que establecer una realción con nuestro vecino de enfrente y ver cómo podemos contribuir a que se desarrolle".

No se ha pronunciado en este sentido el representante de Podemos, quien sí ha sido categórico en su defensa de la necesidad de retomar "inmediatamente" las operaciones en el Mediterráneo para rescatar a quienes se juegan la vida (y la pierden) para llegar a Europa. "Y hay que hacer una reforma positiva del sistema de asilo y refugio para que se agilicen los procesos de reagrupación familiar, facilitar las peticiones de asilo en embajadas y consulados, dar visados de refugio…", ha agregado. "Abrir vías legales y seguras". 

La política socialista ha apostillado que "salvar vidas no forma parte de la política migratoria, sino del derecho humanitario", Pero respecto a retomar las operaciones de salvamento en el Mediterráneo ha apostillado: "Estamos en espacio Schengen, no podemos tomar medidas unilaterales; tiene que haber un consenso europeo. Tenemos que potenciar que las vías legales y seguras, y la creación de un visado humanitario sean consensuados por Europa".

Consenso europeo es lo que también ha reclamado el representante del PP. Tanto para establecer esas vías legales y seguras de inmigración como para definir quién es un refugiado. "Ha habido una distorsión del concepto y se ha incluido en él a los migrantes económicos", ha dicho. En esta materia, para su partido es prioritario luchar contra las mafias. "Son las que les dejan morir en el mar", ha anotado. "Nuestro objetivo es luchar contra el crimen organizado".

Reforma institucional

Iliana Olivié, investigadora del Real Instituto Elcano, ha interpelado a los presentes —políticos y representantes de la sociedad civil organizada— con una cuestión que lleva muchos años sobre la mesa. "Habláis de reforma del sistema de cooperación internacional. Llevamos diez años hablando de esto… ¿dónde está el problema? ¿cuál es el bloqueo?". En opinión de García, del PP, "el modelo, que tenía una oportunidad antes de la crisis de cambiar, no cambió. Y el tema de los recursos lastra el debate; hay que reinventarse".

Con la duda de si la tan debatida reforma del sistema de cooperación española será la próxima legislatura una realidad, los participantes han avanzado, al menos, sus planes en este sentido. Dependiendo de quién sea el ministro de Exteriores, el PP propone la creación de una secretaría completamente autónoma de cooperación. También promulga que más actores se sumen a esta política pública. Además de los ONG para el desarrollo, García ha insistido en la inclusión del sector privado. Merchán ha lanzado una invitación a "reflexionar" sobre el papel de las empresas. "No con una visión tradicional y prejuiciada de que se privatiza la cooperación. Sino ver cómo puede ser su valor añadido como agente de desarrollo".

Gómez-Reino, de Podemos, ha lanzado una batería de propuestas. Las más destacadas: Crear Secretaría de Estado de Derechos Humanos en el Exterior, así como tratar de liderar una convención internacional derechos LGTBI. "Y desde el Gobierno, o desde donde podamos hacerlo, desarrollar una norma que ayude a proteger los derechos humano frente a violaciones de empresas transnacionales", ha agregado.

"Sobre reforma del sistema de cooperación, creo que hay que pasar de las palabras a los hechos y dar un papel más protagónico a la sociedad civil", ha pedido el político de la formación morada. Y con más mujeres involucradas en la política exterior: "Hay que abordar la feminización de nuestro cuerpos consular y proponemos una dinámica de cuotas. Que haya más mujeres y posiciones de relevancia".

La socialista Carlota Merchán ha destacado su apuesta por un "multilateralismo cooperativo". "Frente a liderazgos autoritarios, que creemos que son los que se están fomentando, queremos recuperar los marcos de asociación con agencias de la ONU que se habían paralizado. Y vinculándolo todo a la Agenda 2030 que es el nuevo contrato global e intergeneracional".

Para la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (Aecid), ninguno de los partidos tiene una propuesta de futuro clara. Y eso que el próximo octubre, según la ley de agencias de 2015, todas están llamadas a desaparecer. Merchán ha apuntado que la fórmula de que este organismo pase a ser un ente autónomo "no le gusta", pero como no han encontrado la fórmula para que sea otra cosa, el PSOE va a pedir una moratoria y seguir pensando qué hacer.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información