Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otra lista para premiar restaurantes: ‘The World Restaurant Awards’

Los disidentes de los famosos The World’s 50 Best presentarán su alternativa el próximo 18 de febrero en París

De izquierda a derecha, los chefs: Alex Atala, Hélène Darroze y Massimo Bottura.
De izquierda a derecha, los chefs: Alex Atala, Hélène Darroze y Massimo Bottura. CORDON PRESS

The World Restaurant Awards (TWRA), unos nuevos premios promovidos curiosamente por disidentes de los famosos The World’s 50 Best, serán servidos en la mesa internacional el próximo 18 de febrero en París. El menú lleva cociéndose desde hace un año, con la participación de periodistas rastreadores de novedades gastronómicas y chefs de 36 países, incluidos en su mayoría en la lista de los 50 o premiados en ella. Entre ellos: Alex Atala, Clare Smyth, Ana Ros, Massimo Bottura, René Redzepi, Hélène Darroze, Dan Barber, Daniel Humm o Yotam Ottolengui. Los cocineros Elena Arzak y Andoni Luis Aduriz componen la representación española en el panel de expertos, compuesto por 100 personas, 50 hombres y 50 mujeres.

Justo esta semana, cuando la lista 50 Best anuncia novedades en su edición de 2019, estos nuevos premios gastronómicos que se presentan como “inclusivos” da a conocer sus finalistas. Los españoles seleccionados son: el restaurante Elkano (templo del rodaballo en Getaria) en la categoría de Clásicos. El también vasco Mugaritz se incluye en dos categorías, la de Restaurantes con Visión de Futuro y la de Pensamiento Original, en la que igualmente está el barcelonés Enigma de Albert Adrià. Entre los nominados a Evento del Año figura el congreso Parabere Forum, centrado en la visibilidad de las mujeres en el mundo gastronómico y promovido por María Canabal.

Hay más nombres conocidos y otros muchos más no tan mediáticos, que alimentarán las quinielas en 18 categorías: de las más serias (denominadas Platos Grandes) a las más informales (Platos Pequeños), del premio al pensamiento ético o a los restaurantes clásicos que perduran o del galardón a los chefs (ellos y ellas) que no lucen los ubicuos tatuajes o a las cocinas que no usan las omnipresentes pinzas.

Quienes han impulsado estos World Restaurant Awards conocen bien los entresijos del sector. Su director creativo es Joe Warwick, autor del libro Dónde comen los chefs (Phaidon) y exeditor de la revista Restaurant, cuya lista fue germen de The World’s 50 Best Restaurants.

El coordinador del panel mundial de jueces es el gastrónomo Andrea Petrini, fundador del iconoclasta y viajero colectivo de chefs Gelinaz.

Warwick y Petrini rechazan el concepto de lista. Lo suyo es, dicen, “una plataforma” y defienden la originalidad de los premios como “inclusivos y variados” frente a otros conocidos galardones y listas y guías anuales “que no reflejan la diversidad de la gastronomía actual y de sus protagonistas”.

El objetivo, según Warwick y Petrini, es que se ponga el foco de atención mediática en distintos puntos del globo (“de Australia a Zimbawue”, dicen), desde conocidas ciudades a localidades remotas, y que haya cabida para variedad de estilos y negocios.

La cuestión es que no solo los establecimientos de alta gastronomía estén en el podio, sino que también sean considerados por los especialistas restaurantes pequeños pero interesantes y originales en su comida y formato. Serán muchos los factores a tener en cuenta: accesibilidad, precio, decoración, implicación en la comunidad, evolución de las técnicas, respeto a las raíces, prácticas sostenibles, gestión responsable del capital humano…

En WRA no hay premios específicos de género para mujeres cocineras. Además, otra diferencia es que las categorías se irán cambiando cada temporada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >