Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julia Roberts no se calla nada

La actriz, de 51 años y en plena promoción con su primera serie en televisión ‘Homecoming’, habla sobre el envejecimiento en Hollywood y sobre la desigualdad salarial para las mujeres

FOTO: Julia Roberts en la presentación de la serie 'Homecoming', en Los Ángelesm, el miércoles. / VÍDEO: Tráiler de la serie.

Julia Roberts no tiene pelos en la lengua. La actriz, que acaba de cumplir 51 años y está en plena promoción de su nueva serie de televisión Homecoming para Amazon Video, tiene muy claro que ya no se calla nada. Estos son algunos de los últimos temas sobre los que se ha pronunciado la protagonista de Pretty Woman.

Películas románticas

La conocida como “la novia de América” ya no se siente dispuesta a participar en más películas románticas. Lo dijo este mismo mes en una entrevista con Entertainment Tonight, donde reveló que le gusta verlas y protagonizarlas, pero que ya ha llegado un punto en su carrera en el que el público no creería su papel de interpretar a una joven inocente que se enamora del protagonista, como suele ocurrir en este género. “No se trata de edad, me refiero más bien a lo que la gente sabe que sabes”, explicó la actriz.

Desigualdad salarial

Roberts es una de las actrices mejor pagadas de Hollywood. Llegó a cobrar 20 millones gracias a su papel de Erin Brokovich en la película homónima que se estrenó en el año 2000 –y por la que ganó su único Oscar– y, según la revista Forbes, está entre las 10 actrices que durante 2017 recibieron más dinero. Pero es consciente de la desigualdad salarial para las mujeres del sector. “Es algo que ya está en proceso y nos gustaría que fuera más prioritario”, ha dicho en una entrevista a iNews. La intérprete también ha destacado que en otros ámbitos como el deporte parece que están más concienciados: “Sé que la Liga Mundial de Surf anunció que tendrán el mismo salario para sus surfistas femeninas que para los masculinos. Y el Manchester United tiene un equipo femenino que comenzó este año. Ya hay lugares donde se están haciendo esfuerzos en la dirección correcta”.

Tiempo para su familia

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Julia Roberts (@juliaroberrts) el

No teme hablar de la edad. A la protagonista de Come, reza, ama no le obsesiona cumplir años y no comprende esa manía de ocultarlo. “No entiendo esta obsesión por los 50 y no por los 47. Es otro día más alrededor del sol”, dijo en conversación con EL PAÍS señalando que ahora puede decidir a qué o a quién dedicar más tiempo, destacando así a su familia. Roberts contrajo matrimonio en 2002 con el director de fotografía Daniel Moder y tienen tres hijos: los mellizos Hazel y Phinnaeus, de 13, y Henry, de 11. “Me siento genial con los 50, como me sentí el año pasado y me sentiré el siguiente”, resume restando importancia.

Disciminicación por edad para las mujeres en Hollywood

A ella no le da miedo cumplir años, pero no duda en hablar sobre la discriminación por edad que viven algunas actrices en Hollywood. “Creo que es una mierda. Eso de que un día la campana sonará y te tocará volver a casa es una tontería. Yo he tenido suerte y siempre he encontrado el trabajo que he buscado. Ya son 30 años en este mundo, es mucho tiempo y estoy agradecida y satisfecha”, dice quien, a sus recién cumplidos 51 años el pasado domingo, se encuentra en uno de sus momentos de más trabajo. Acaba de presentar su nuevo estreno en la gran pantalla, Ben is Back (en cines el 7 de diciembre), y está de promoción con su primera serie de televisión, Homecoming, disponible a partir del 2 de noviembre en Amazon Prime Video.

Primera serie en televisión

Precisamente sobre dar el salto a la pequeña pantalla, Roberts asegura que no lo ha vivido diferente. “En ningún momento me lo planteé en términos de que fuera una serie de televisión. Simplemente me atrajo el material y el grupo de gente que lo quería sacar adelante. […] Y un buen guión del que pudiera sacar algo interesante”, contó a la revista Esquire, donde aseguró que el trabajo y la grabación fue igual que una películas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >