Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo la dieta de la piña trastornó a Mario Casas

El protagonista de 'El fotógrafo de Mauthausen', que se estrena hoy, ha encontrado en sus transformaciones físicas la clave para tomarse en serio como actor: "Necesito ver a un Mario distinto en el espejo"

"Para preparar una escena de 'El fotógrafo de Mauthausen' en la que salgo completamente desnudo durante dos o tres días comí solo piña", confiesa Mario Casas. En vídeo, tráiler de la película. Getty

Una búsqueda rápida en Google sobre la dieta de la piña da como resultado una decena de artículos que aseguran, por ejemplo, que en tres días se pueden perder cinco kilos. Artículos que probablemente inspiraron a Mario Casas (A Coruña, 1986) cuando se tuvo que enfrentar al reto de deshacerse de 22 kilos en solo cuatro meses: los 10 que había ganado con alegría para el rodaje de Bajo la piel del lobo (que se estrenó el 6 de julio) y 12 que perdió para protagonizar El fotógrafo de Mauthausen (que se estrenó el 26 de octubre). "Supuso pasar muchísima hambre, no comer casi y verte en el espejo tísico", confesó Casas, que se alimentó a base de piña durante días, en El Hormiguero

El actor reconoció a Toni Garrido en el programa de radio Hoy por hoy (la SER) que entró en un bucle peligroso que pudo acarrearle serios problemas psicológicos. "Llega un momento en que te miras al espejo y te ves igual que hace dos meses, cuando pesabas 8 kilos más. No sé ni si decirlo, porque está mal, pero para preparar una escena de la película en la que salgo completamente desnudo durante dos o tres días comí solo piña y apenas bebí agua para no retener líquidos", confiesa.

"La hambruna, el miedo y la inseguridad que se ven en la película no las estoy interpretando. Están en mi mirada y en mi cuerpo porque yo lo estaba sufriendo. Mi familia y mis amigos lo sufrieron también porque se me puso muy mala leche"

Según explicó en el programa de la SER, ver a la gente comer fue lo más difícil de todo. "Ver a tus amigos que salen a comer y tú no puedes… La sociedad te excluye cuando estás a dieta. Al final me encerré en casa, en mi mundo. No podía salir, ni tomarme una copa". La nutricionista Judit López confirma a ICON la incompatibilidad de seguir una dieta milagro –aquellas que prometen, se cumpla o no, una pérdida de peso drástica en un corto periodo de tiempo– con mantener una vida social saludable. "Las personas que se someten a dietas hiperrestrictivas tienden a volverse obsesivas y monotemáticas. Esto dificulta las relaciones sociales y hace que se vuelvan más introvertidas", afirma la especialista.

Justo antes de comenzar la grabación de El fotógrafo de Mauthausen, Casas – de 1,80 metros de estatura– rondaba los 90 kilos de peso. "Tenía 10 kilos más, estaba como una bestia y ¡ojo! les gustaba más a las mujeres. No sé si por el aspecto rudo de cazador o por qué", bromeó con Pablo Motos el actor, que actualmente mantiene una relación con Blanca Suárez. 

Mario Casas llegó a bajar de los 70 kilos para interpretar a Francisco Boix, fotógrafo catalán que fue testigo de los horrores de los campos de exterminio nazis. "No me lo exigió la directora [Mar Targarona], pero perdí 12 kilos porque considero que es importante introducir al espectador en la historia. Si fuera yo el espectador, esperaría ver al protagonista pasarlo mal, delgado y famélico", explicó el actor. Pero la nutricionista que le ayudó a perder peso se plantó mucho antes de que Casas adelgazara tanto. "En un momento dado, mi doctora me dijo que parara, que ya no podía seguir bajando. Sin embargo, yo decidí seguir", aclaró Casas en Hoy por hoy.

Este cambio físico tan drástico recuerda al que llevó a cabo Christian Bale (Haverfordwest, Reino Unido, 1974) para interpretar a Trevor Reznik, un operario de fábrica que padece de insomnio severo, en El maquinista. Durante cuatro meses, el actor únicamente tomaba una manzana, un café solo y una lata de atún al día. Bajó a los 50 kilos de peso y cayó en un evidente estado de desnutrición. Perdió un total de 28 kilos. Es decir, adelgazó una media de siete kilos al mes. "Lo normal es perder entre dos y cuatro kilos al mes. Adelgazar siete en cuatro semanas es una temeridad porque puede provocar problemas de corazón y gastrointestinales", asegura a ICON el especialista en nutrición de Medicadiet Álvaro Sánchez.

"Perder 12 kilos supuso pasar muchísima hambre, no comer casi y verme en el espejo tísico", confesó en 'El Hormiguero'. En la imagen, Mario Casas durante el rodaje de 'El fotógrafo de Mauthausen'. Instagram

Caso que Casas conoce bien: "Yo sé mucho de Christian Bale porque el director de fotografía de El Maquinista fue Xavi Giménez y me ha contado muchas cosas. Dice que a veces llevaban a Christian Bale a cuestas al rodaje y que lo ponían ahí como un muñeco al borde de la muerte. En el rodaje había siempre una ambulancia", comentó en Hoy por hoy.

El actor recuerda que en Budapest, donde se rodó parte de El fotógrafo de Mauthausen, había un autobús con dos cocineros que se pasaban el día entero preparando comida que olía muy bien y que él no podía probar. "Lo tenía al lado y no podía comer nada porque solo tomaba piña. El día que terminó el rodaje corrí dos kilómetros hasta el autobús para comer y acabé casi en el hospital por el empacho. Mira que me avisaron, pero en ese momento te da igual", reconoció a Toni Garrido.

La nutricionista Judit López explica que las dietas severas pueden generar trastornos psicológicos graves. La ansiedad y la obsesión por la comida y el peso son los más comunes, pero no los únicos. "Se produce una pérdida de la concentración y el ánimo se vuelve irascible y depresivo", señala

El propio Mario Casas reconoció que hacer esto le pasó factura psicológicamente: "La hambruna, el miedo y la inseguridad que se ven en la película no las estoy interpretando. Están en mi mirada y en mi cuerpo porque yo lo estaba sufriendo. Mi familia y mis amigos lo sufrieron también porque se me puso muy mala leche".

El actor, que en la serie Instinto (pendiente de estreno en Movistar) vuelve a mostrar el físico musculado que durante años le ha caracterizado, confesó que necesita transformar su físico para tomarse en serio como actor: "Necesito ver a un Mario distinto en el espejo".

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información