Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reina Letizia: “Consigamos que el consumidor sepa lo que compra e ingiere”

La FAO reclama acciones urgentes a los políticos, las empresas privadas, la sociedad organizada y a cada individuo para erradicar el hambre y la malnutrición

José Francisco Graziano da Silva y la reina Letizia, durante el Día Mundial de la Alimentación, en la sede de la FAO, en Roma.

Hay trabajo que hacer, mucho. Las cifras que ponen número a los brazos famélicos o con la sangre infesta de colesterol avergüenzan a la humanidad. En el planeta hay 7.530 millones de personas, todas con los mismos derechos. Para vivir toman los alimentos que ofrecen las tierras y las aguas, pero los humanos los distribuyen de forma que alrededor de 821 millones de ellos pasan hambre, que 796 millones sufren obesidad y que 2.200 millones tienen sobrepeso. Y además, cada año, 1.300 millones de toneladas de comida terminan en la basura, un tercio de la producción total.

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano Da Silva, y la reina Letizia, embajadora especial para la nutrición de la FAO han celebrado este martes el Día Mundial de la Alimentación en la sede del organismo en Roma. Bajo el lema Nuestras acciones son nuestro futuro, la FAO llama de forma urgente a la voluntad política, a las empresas privadas, a la sociedad organizada y a cada individuo a actuar ya. Las cifras evidencian que el trabajo que hay que hacer es ingente y, más allá de las palabras, se sitúa la acción en el eje estratégico para conseguir el hambre cero en 2030.

"Consigamos que el sector privado se comprometa más. Que la educación integral para la salud forme parte de los currículos en las escuelas. Que el consumidor refuerce su papel y sepa lo que compra y lo que ingiere. Que de verdad aprenda. Cada acción cuenta. Cada intervención es importante", ha defendido la reina Letizia en el salón plenario de la FAO, frente a un aforo de 1.800 personas. El rey Letsie III de Lesoto, también embajador especial para la nutrición, ha instado a fomentar buenos hábitos alimenticios: "Solo a través de un enfoque colaborativo y exhaustivo saldremos victoriosos de esta lucha".

El director general ve posible, no solo erradicar el hambre para 2030, sino conseguir que las personas estén bien nutridas, otro de los grandes desafíos para los próximos 12 años. "El hambre cero no significa solo alimentar a las poblaciones, sino nutrirlas. Que puedan vivir una vida saludable. Una de cada tres mujeres en edad fértil tiene anemia y el 22% de los niños de menos cinco años sufre retrasos en el crecimiento", ha señalado Graziano en su discurso, en el que ha mencionado la relevancia de trabajar en leyes de etiquetado, en prohibir ingredientes dañinos, en buscar métodos para evitar el desperdicio alimentario y en promover el consumo de alimentos frescos producidos en el ámbito local.

Leyes de etiquetado, prohibición de ingredientes dañiños, métodos para evitar el desperdicio alimentario o la promoción de alimentos frescos y locales son algunas de las acciones contra el hambre

La reina Letizia ha incidido también en el "hambre oculta", la que registra una carencia de micronutrientes que genera enfermedades y ha apuntado con el dedo a la calidad de los alimentos que se sirven desde la cooperación. "Esta ayuda humanitaria debe tener en cuenta que nutrir es algo más que alimentar, las calorías que se consumen no deberían estar vacías de nutrientes. Hay obstáculos porque los alimentos frescos son caros e inaccesibles para la gran mayoría y su trasporte es un problema", ha dicho la Reina, que ha destacado que la mejora en la distribución alimentaria pasa también por replantearse cómo recuperar gran parte de los alimentos desperdiciados en los países industrializados y al cambio climático como elemento que afecta al sistema alimentario. Son precisamente los países industrializados los que más inciden en la subida de las temperaturas y condenan a los territorios del sur a sequías e inundaciones, lo que además, les hará cada vez más dependientes de ellos. La previsión es que para 2050 la agricultura tendrá que producir casi un 50% más de alimentos, piensos y biocombustibles que en 2012.

África sufre de forma señalada los efectos de estas dinámicas que radicalizan la brecha de la desigualdad. "En el continente, la prevalencia de subalimentación es peor que en cualquier parte del mundo, afecta a una de cada cinco personas en lugar de a una de cada 10. La intensidad de riego también es la más baja, solo registra un 5% en tierras cultivadas, en comparación con el 41% en Asia", ha declarado el presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, Gilbert F. Houngbo. El dirigente ha centrado su discurso en el continente y ha reclamado más inversiones para infraestructuras, investigación y generación de empleo, de forma señalada para los jóvenes y las mujeres. "En África Subsahariana, ellas son el 50% de la mano de obra agrícola y sufren discriminación de género, tienen menos derechos a las tierras y financiación", ha ejemplificado. 

Reina Letizia: "La mejora en la distribución alimentaria pasa por replantearnos cómo recuperar gran parte de los alimentos desperdiciados en los países industrializados"

"A las mujeres de África nos vamos a dirigir para encontrar soluciones con los pequeños agricultores. Ellas siempre aceleran el paso por el amor por sus hijos", ha destacado el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, David M. Beasley, en su intervención, quien ha reconocido sentir vergüenza por la situación mundial y ha querido provocar a los asistentes enchaquetados y elegantes a comprometerse más con su cometido. "Todos con nuestros títulos, con todo nuestro poder, con nuestra tecnología. Sabemos hoy que parece que vamos avanzando por mal camino. Cada uno de nosotros somos responsables, y cuando un niño sufre, sufre toda la humanidad. Se me parte el corazón cuando veo que hay trillones de riqueza, que el mercado bursátil tiene miles de millones y no necesitaríamos tanto para que cada niño se acueste con el estómago lleno", ha declarado Beasley, que ha asegurado conocer soluciones eficaces para resolver la situación.

"Hemos de tener dolorosa conciencia y convertir en sufrimiento personal lo que pasa en el mundo. Es lacerante la evidencia que demuestra cómo la solidaridad internacional parece enfriarse. Es acuciante una llamada a la responsabilidad, un rugido que pueda sacarnos del sopor que nos inhibe", ha pronunciado el religioso Fernando Chica, en nombre del papa Francisco, en un texto que invita de nuevo a toda la sociedad a tomar acciones contra los datos de la vergüenza.

"Mejorar el rendimiento de la producción y la eficacia de la distribución de todos los alimentos y productos alimenticios y agrícolas", se lee tallado sobre piedra en el vestíbulo de la sede de este organismo. Un objetivo todavía por alcanzar.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información