Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las zapatillas, nuevo objeto de deseo de la industria de la moda, protagonistas de la portada de ‘El País Semanal’

El estremecedor relato de Philippe Lançon, el escritor francés que sobrevivió al atentado yihadista contra la revista satírica ‘Charlie Hebdo’, una entrevista con el promotor inmobiliario y coleccionista británico Peter Palumbo, y la rivalidad que enfrentó a Cervantes y Lope de Vega, en el número de este domingo

Las zapatillas, nuevo objeto de deseo de la industria de la moda, protagonistas de la portada de ‘El País Semanal’

LAS DEPORTIVAS protagonizan la revolución más importante que han presenciado los armarios desde la llegada del vaquero. Un fenómeno global que abarca todas las edades, estilos y clases sociales y cuyo uso se ha normalizado desde el gimnasio hasta la gala de los Oscar. Elevadas a categoría de símbolo identitario, las zapatillas adelantan poco a poco a los tacones y se convierten en el motor económico de las marcas más exclusivas. Los datos confirman su auge: las ventas de deportivas crecieron un 37% en 2017 mientras las de calzado femenino de tacón cayeron un 12%.

Nadie lo hubiera pronosticado hace unos años, pero firmas de lujo que presumen de sustentarse en la tradición, la artesanía y la exclusividad, como Chanel, Louis Vuitton, Dior o Valentino, libran una lucha sin cuartel para lanzar la it sneaker de la temporada. Esta sneakerización de la sociedad, tendencia que ha llegado para quedarse, ocupa la portada de El País Semanal del 29 de julio.   

En el próximo número también podremos conocer el estremecedor relato del periodista y escritor francés Philippe Lançon, superviviente del ataque yihadista contra la revista satírica Charlie Hebdo en enero de 2015. Lançon, que perdió a sus mejores amigos en el atentado y recibió dos tiros en el rostro, ha sufrido ya 18 operaciones y, desde su retiro de Roma, reconoce: “La vida ya no es la misma porque yo ya no lo soy”.

Además, en una nueva entrega de la serie de verano Archirrivales, Santiago Roncagliolo repasa la tortuosa relación entre Lope de Vega y Miguel de Cervantes: se apreciaron, incluso se profesaron admiración mutua, pero los celos aniquilaron su amistad. Ya se sabe: entre escritores, no hay nada más insoportable que el éxito de un amigo.