Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bolsos de ‘influencer’ hechos con airbags

La empresa de Ian Choi convierte los materiales del interior de los coches en bolsos y carteras de diseño. El gran saltó llegó cuando un miembro de una de las bandas de Corea del Sur más famosas publicó una foto en su red

El fundador de la empresa con algunos de sus productos.
El fundador de la empresa con algunos de sus productos.

Aunque los automóviles son uno de los productos más reciclables del planeta, las fundas de cuero de los asientos y los airbags de nylon no lo son. Pero en Corea del Sur, los desechos de los vehículos que normalmente terminarían enterrados en un basurero, reciben una segunda vida gracias a una Morethan, una startup que fabrica accesorios de moda de cuero. Fundada en Seúl en junio de 2015, la línea estrella de la empresa es Continew, una marca de mochilas y billeteras hechas con trozos de cuero recuperado del interior de los automóviles.

El fundador y director ejecutivo, Ian Choi, tuvo la idea cuando era estudiante de posgrado en Inglaterra, en la Universidad de Leeds. "Un día, me encontré mi querido coche viejo con un golpe tan fuerte en la parte trasera que repararlo no tenía sentido", recuerda. "Me gustaba tanto ese coche que le quité el asiento trasero de cuero y lo usé como sofá. Algunos de mis amigos, impresionados por su calidad, me animaron a hacer otras cosas. Fue entonces cuando pensé en fabricar bolsos".

Iniciativas que cambian el mundo

El tema de su tesis era, curiosamente, la responsabilidad social corporativa en la industria automovilística de Corea del Sur. "Cada año se producen millones de toneladas de desechos en el proceso de fabricación de automóviles. Sin embargo, cuando hablamos de la contaminación ambiental, generalmente nos preocupamos solo por la reducción de las emisiones de gases, y no tanto por el desperdicio", dice el emprendedor de 37 años. "Pensé que convertir los asientos de cuero, los cinturones de seguridad y los airbags en nuevos productos podría ser una solución".

Después de regresar a Corea del Sur en 2013, Choi decidió crear un negocio y comenzó a visitar depósitos de chatarra para comprar cuero para sus productos. Pero al principio, la mayoría de los gerentes de los depósitos de chatarra le ignoraron. Otros se mostraron escépticos, porque productos similares ya existían en el mercado. Choi presentó entonces su idea en la Social Venture Competition de 2014, en la que obtuvo un premio. Convencido de que tenía algo viable entre sus manos, reclutó a algunos amigos para lanzar su marca de cuero.

Los bolsos Continew comenzaron a ganar reconocimiento gracias al boca a boca y al entusiasmo de sus clientes iniciales. Pero la popularidad de la marca pegó un salto definitivo el pasado octubre, cuando el vocalista principal de BTS, una popular banda de pop de Corea del Sur, publicó una foto suya con una mochila Continew en las redes sociales. La compañía actualmente tiene ahora casi 70 productos diferentes en el mercado y desde el pasado marzo, registra ventas mensuales de aproximadamente 200 millones de wons (casi 160.000 euros).

Un empleado muestra uno de los materiales de reciclaje.
Un empleado muestra uno de los materiales de reciclaje.

Choi explica que, una vez que se extrae, el cuero se limpia, se seca, se plancha y se encera antes de ser enviado a una fábrica en Seúl, donde expertos artesanos confeccionan los bolsos a mano.

Por lo general, tratar este material requiere grandes cantidades de productos químicos y de agua, ya que debe lavarse cinco o seis veces para neutralizar su olor. Pero dado que el proceso de Continew utiliza exclusivamente cuero reciclado, se utiliza menos agua. Al reciclar los residuos, esta startup evita también la necesidad de teñir el material. Usa solo agua y un detergente que contiene bicarbonato de sodio y champú de lana para limpiarlo y eliminar los olores. "Por cada mochila, se ahorran 1.642 litros de agua", afirma Choi.

Las piezas de cuero sobrantes del proceso de fabricación también se reciclan; la compañía las tritura en pedazos pequeños que luego mezcla con goma de látex para hacer tela de cuero. Los airbags de nylon y los cinturones de seguridad que no pueden ser reutilizados en los automóviles por razones de seguridad se convierten en cinturones y mochilas de verano.

La empresa emplea dos refugiadas norcoreanas. Una está siendo formada para catalogar el cuero y la otra como vendedora en la tienda que la compañía tiene en Seúl

Morethan busca también crear empleos. Entre aquellos que más problemas tienen para encontrar un puesto en Corea del Sur, se encuentran los refugiados de la vecina del norte. "Particularmente las mujeres", explica Choi, "que tienen opciones de trabajo extremadamente limitadas, ya que las fábricas son reacias a contratarlas". Hoy, la empresa emplea dos refugiadas norcoreanas. Una está siendo formada para catalogar el cuero y la otra como vendedora en la tienda que la compañía tiene en Seúl.

El próximo objetivo de Morethan es penetrar en el mercado global. La compañía planea abrir una tienda esta primavera en Los Ángeles (Estados Unidos) y otra en la tienda del aeropuerto en la isla de Jeju, el principal destino turístico de Corea del Sur. "Nuestro método se puede aplicar en cualquier país, porque los residuos de cuero de los asientos representan un desafío continuo para todos los fabricantes de automóviles".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información