Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intercambio de cerebros para alentar sinergias en investigación

La Fundación La Caixa ayuda a 12 grupos de investigación españoles para reforzar vínculos y colaboraciones con el prestigioso Massachusetts Institute of Technology

Los investigadores seleccionados para el programa MIT-Spain La Caixa Foundation Seed Fun, junto al director de Investigación de la Fundación La Caixa, Àngel Font.
Los investigadores seleccionados para el programa MIT-Spain La Caixa Foundation Seed Fun, junto al director de Investigación de la Fundación La Caixa, Àngel Font.

No hay fronteras geográficas que valgan en el mundo científico. Tampoco el océano Atlántico es suficiente. Al menos, para los 12 grupos de investigación españoles que han conseguido unas becas para fomentar la colaboración de sus investigadores y los equipos científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos. La idea es favorecer intercambios de profesionales entre los equipos españoles y los del MIT para impulsar sinergias que lleven a buen puerto sus respectivos proyectos de investigación.

"A través de este proyecto contactamos con investigadores del MIT y pretendemos que esta sea la semilla de una colaboración futura", sostiene la doctora Alexandra Muñoz, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Su equipo, centrado en el hallazgo de nuevos fármacos para combatir las resistencias antibióticas, ha sido uno de los seleccionados de esta primera convocatoria del llamado MIT-Spain La Caixa Foundation Seed Fund. Con la beca, que financia la fundación de la entidad financiera (entre 22.000 y 27.000 euros por grupo), investigadores del grupo de Muñoz viajarán al MIT para colaborar con otro equipo de científicos que trabaja en el mismo campo.

Se trata de un intercambio de cerebros —investigadores del MIT también harán una estancia en Madrid con el grupo de Muñoz en el CSIC— para alimentar la colaboración científica internacional: "Nosotros trabajamos en el desarrollo de nuevos antimicrobianos para resistencias antibióticas. Investigamos con los polímeros, unas moléculas que interaccionan con las membranas de las bacterias y las agujerean, las dañan. Y el grupo con el que hemos contactado del MIT trabaja con péptidos antimicrobianos, los sintetizan a medida para que sean más agresivos. Buscaremos sinergias con ellos para crear, combinando nuestros polímeros con sus péptidos, antimicrobianos más potetes", explica Muñoz.

El grupo de Josep Samitier, del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), también ha sido seleccionado para participar en esta experiencia internacional. Su investigación, que estudia la interacción mecánica de las células en procesos cancerígenos, busca desarrollar nuevas dianas terapéuticas a partir de esos estímulos mecánicos. "Este proyecto nos permite establecer una base de colaboración permanente con el MIT. Queremos ayudar a entender estos mecanismos de las células, buscar receptores susceptibles de convertirse en dianas terapéuticas y crear sistemas in vitro para ver cómo funcionan las metástasis, cómo se desarrollan los tumores", apunta Samitier.

Las propuestas seleccionadas se enmarcan, no solo en las ciencias de la salud, sino también en energía y economía global.

Las propuestas seleccionadas se enmarcan, no solo en las ciencias de la salud, sino también en energía y economía global. Otro de los proyectos becados indagará sobre cómo mejorar las placas solares fotovoltaicas: el equipo de Ignasi Fina y Rafael Jaramillo, del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB-CSIC) busca un nuevo tipo de material semiconductor para conseguir placas que mejoren la conversión de radiación solar en energía eléctrica.

"Los criterios que tuvimos en cuenta, además de la excelencia científica, son la complementariedad entre el equipo del MIT y el del centro español, que haya un alto grado de participación de estudiantes universitarios o de posgrado y que los proyectos puedan ser sostenibles más allá del período de financiación. Que estas ayudas sean las semillas, pero que haya continuidad en los proyectos", explica la doctora Mercedes Balcells, investigadora principal en el MIT y coordinadora de MIT-Spain. Esta convocatoria ha sido la primera de las tres previstas a lo largo de los próximos años y cuentan con una inversión total que ronda el millón de euros.

Más información