Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey Juan Carlos visita el restaurante de Martín Berasategui

El padre de Felipe VI acude junto a la infanta Elena al establecimiento, situado en Lasarte-Oria (Gipuzkoa)

Don Juan Carlos y la infanta Elena, junto a Martín Berasategui en su restaurante de Lasarte Oria (Gipuzkoa).
Don Juan Carlos y la infanta Elena, junto a Martín Berasategui en su restaurante de Lasarte Oria (Gipuzkoa). Europa Press

Don Juan Carlos de Borbón ha visitado este sábado el restaurante Martín Berasategui, situado en la localidad guipuzcoana de Lasarte-Oria (Gipuzkoa), acompañado de la infanta Elena. El Rey emérito es un gran amante de la gastronomía. En anteriores ocasiones, también ha disfrutado de la gastronomía vasca, visitando conocidos restaurantes como Arzak, Zuberoa o el restaurante Rekondo, donde estuvo el pasado mes de agosto, también junto a la infanta Elena.

En las imágenes difundidas este sábado, facilitadas por el propio restaurante Martín Berasategui, se puede ver a don Juan Carlos junto a la infanta Elena durante su visita a las instalaciones, donde se ha sacado diversas fotografías con los trabajadores del establecimiento hostelero, que cuenta con tres estrellas Michelín. "Visita Real en el restaurante", ha señalado el cocinero en Twitter junto a varias imágenes del Rey emérito, entre ellas, una en las que don Juan Carlos habla con el chef donostiarra. 

Las imágenes de don Juan Carlos en el restaurante Martín Berasategui se han difundido solo tres días después de que se conociera que el Rey emérito, que el pasado mes de enero cumplió 80 años, volverá a pasar por el quirófano en abril por un problema, de nuevo, en su rodilla derecha. Será la intervención quirúrgica número 15 a la que se somete. En junio de 2011, los médicos le pusieron una prótesis en esa rodilla que ahora se ven obligados a retocar por los problemas de movilidad que le está creando. Don Juan Carlos lleva cinco años ayudándose primero de muletas y luego de un bastón para moverse. El Rey emérito siempre ha restado importancia a estas cosas a las que califica de "problemas de tornillos" y asegura gozar de buena salud.

En noviembre de 2013 fue la última vez que el padre de Felipe VI entró en el quirófano. Fue por culpa de la cadera, la zona de su cuerpo que más problemas le ha dado y de la que ha sido operado en cinco ocasiones. La más importante, en abril de 2012 —ya había pasado dos veces por el quirófano para operarse del lado derecho—, cuando se rompió la cadera en una cacería en Botsuana por la que pidió disculpas ante las cámaras de televisión, y unos días más tarde, al salírsele la prótesis en un movimiento brusco.

Más información