Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

RomArchive, el atlas de la cultura gitana en Europa

cultura gitana
Un grupo de actrices del Teatro Romen de Drama y Música Romaní de Moscú, en un descanso de los ensayos. Sputnik

La puesta en marcha de un gran fichero de artistas y obras persigue combatir la discriminación contra la comunidad romaní.

HAGA UNA prueba: entre en Google, introduzca el nombre de Rahim Burham y verá que aparte de una exigua entrada en Wikipedia, una noticia de 1996 y un par de artículos académicos en inglés o alemán apenas encontrará nada más. Arreglar vacíos como el que afecta al director de teatro gitano más relevante del mundo es el objetivo de RomArchive, un proyecto que verá la luz en otoño y que quiere convertirse en el primer fichero que aglutine el nombre y la obra de todos los creadores romaníes de Europa.

En el proyecto colabora Miguel Ángel Vargas, historiador del Arte y dramaturgo. “El teatro es una de las disciplinas sobre la que tenemos más material, así que para empezar nos centraremos en diez compañías y veinte obras y los abordaremos como si fuera una exposición”. También el flamenco tendrá presencia española, Gonzalo Montaño Peña, musicólogo y activista, que en su trabajo se dedicará a “crear una narrativa sobre la aportación de los gitanos a palos como la soleá o la seguiriya”. Este lebrijano cree que además de darle valor a la cultura de su pueblo, esta recopilación “será una fuente de información para estudiosos, periodistas y curiosos”.

La idea de este archivo, único en el mundo, nace en 2012 cuando dos gestoras culturales, Isabel Raabe y Franziska Sauerbrey, trabajaban para el Memorial a los sinti y roma de Europa asesinados durante nacionalsocialismo, ubicado en Berlín y obra del escultor Dani Karavan. “Necesitamos un lugar donde nuestras culturas y nuestras artes sean visibles”, cuentan que les decían los artistas, curadores, activistas, políticos y científicos gitanos con los que hablaron durante aquel encargo.

Daremos cuenta del modo en que han respondido los gitanos a las problemáticas sociales y políticas de sus países a través de sus obras

Hoy, con ayuda y financiación de varias entidades culturales del Gobierno alemán, 150 personas de 15 países trabajan en el proyecto. “A los cinco años habremos acabado la primera fase y entonces, Raabe y Sauerbrey entregarán RomArchive a una organización gitana europea elegida por el consejo asesor para que la gestione”, explica el responsable de comunicación, Dernhart von Harling. Para entonces, añade, esperan que los gobiernos de otro países colaboren.

En la web ya se puede ver una muestra del tipo de contenido que ofrecerán: entrevistas hechas para el archivo; un fondo documental con registros escritos sonoros y visuales y por supuesto, artículos y estudios sobre historia, música, pinturas o feminismo, pues el activismo también es clave en RomArchive. “Daremos cuenta del modo en que han respondido los gitanos a las problemáticas sociales y políticas de sus países a través de sus obras”, explica Vargas. Un ejemplo es el del Teatro Romen, el teatro gitano nacido en Moscú a principio del siglo XX y que durante la ocupación nazi se convirtió en un emblema de la lucha del pueblo soviético contra el fascismo.

En la sección de Derechos Civiles ocupa un lugar destacado Anna Mirga, joven polaca que se doctoró en Antropología en la Universitat Autònoma de Barcelona y que en la declaración de intenciones de la sección que comisaría asegura que es el momento de “romper el silencio de las roma” y toma como ejemplo a algunas de las intelectuales negras de Estados Unidos. “Porque articularon la compleja realidad de las mujeres negras en la intersección de la raza, el género y la clase y desafiaron el concepto de ‘hermandad global’”.

“Este archivo es un acto de justicia”, opina Montaño, que considera que además de hacer de archivo, debería servir para contrarrestar estereotipos y prejuicios. Con esa idea está de acuerdo Von Harling, que espera que abrirlo al público ayude a conformar otra idea de los romaníes “y dejen de ser objeto de difamación y discriminación”.

 

Más información