Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paco León: “Aquí donde me ves yo he bailado con Israel Galván”

El actor estrena ‘La tribu’, de Fernando Colomo, y ya prepara la serie ‘Arde Madrid’. Por el camino nos cuenta que empezó de bailarín

paco leon
No es que a Paco León le aburra posar para ICON. Es que el hombre no para. Esta es la cara que se le queda a alguien que encadena, desde hace años, un proyecto con otro.

Paco León (Sevilla, 1974) está en pleno rodaje de su primera serie como director, Arde Madrid, sobre los años de Ava Gardner en la Villa y Corte. “Lo original y lo radical de la propuesta es que los protagonistas son los criados y su entorno”, adelanta. “Detrás de cada momento histórico siempre hay alguien haciendo las camas”, añade.

Él interpreta a Manolo, su bigotudo chófer. “Quiere ser Clark Gable, pero está más cerca de José Luis López Vázquez”, informa. ¿Qué no escucharía y vería ese hombre? Ava era una mujer absolutamente libre que vivía noches sin fin en las que lo mismo se juntaba con Lola Flores y Fernando Fernán Gómez que con Frank Sinatra. “Era muy, muy farrera. En aquella España en blanco y negro, en medio de una dictadura, había una élite que vivía una dolce vita”, asegura.

En la serie, de ocho capítulos, Inma Cuesta es su mujer. “Es un falso matrimonio. Nos hacemos pasar por cónyuges para entrar a trabajar en su casa”. Anna Castillo y Julián Villagrán completan el reparto junto a Debi Mazar, quien interpreta a Ava Gardner. No fue fácil encontrarla. “A otras actrices les faltaba coño, noche y vida, que es lo que tiene que tener ella por encima de todas las cosas”, señala Paco León. Whisky, flamenco y situaciones irrepetibles.

“Hay que dar contenido, aunque sea un cacho de chorra. Ahora enseño un pezón y salen titulares diciendo que me he vuelto a desnudar”

Habrá que esperar a fin de año para poder verla, pero antes vuelve a los cines como protagonista de La tribu, de Fernando Colomo (estreno, 16 de marzo). En la película es Fidel, un detestable director de recursos humanos dispuesto a despedir a 200 trabajadores. “Creo que yo no podría hacer eso”, admite. Su personaje un día sufre un accidente y pierde la memoria. Así comienza una nueva vida y el tipo sin escrúpulos queda atrás. “Es de los papeles más difíciles que he hecho nunca. Al leer el guion vi que era un caramelo envenenado. Tiene muchos registros”, apunta. En la comedia se reencuentra con Carmen Machi, con quien no coincidía desde Aída. Aquí son madre e hijo. También pasa de dirigir a dar la réplica a Luis Bermejo y Maite Sandoval, dos de los protagonistas de Kiki, el amor se hace, película dirigida por el propio León.

Desde muy niño tenía pasión por ser otros. “Mezclaba imaginación y mucha timidez. Para mí la máscara era la vía de escape, no ser tú para ser tú”. Sigue siendo muy tímido. Luis San Narciso le cambió la vida cuando confió en él como Luisma de Aída. “Como buen hijo, les compré una casa a mis padres”, dice. Después comenzó a dirigir. Carmina o revienta fue una sensación desde su estreno en el Festival de Málaga. Con Carmina o amén volvió a llenar los cines, recaudando más de un millón de euros. Su herencia puede verse en Muchos hijos, un mono y un castillo. Él, como Julita Salmerón, solo quiere divertirse.

El hijo de Carmina no para. De eso da fe su Instagram. Aún se recuerda cuando llegó hace cuatro años al millón de seguidores en Twitter y lo celebró con un desnudo integral. “Hay que dar contenido, aunque sea un cacho de chorra. Ahora enseño un pezón y salen titulares diciendo que me he vuelto a desnudar”, apunta.

El bigote de Paco es por exigencias del guion de su serie ‘Arde Madrid’. Lo de ir descalzo ya…
El bigote de Paco es por exigencias del guion de su serie ‘Arde Madrid’. Lo de ir descalzo ya…

Cualquier cosa que comparte es pasto de ser compartido en redes sociales. Hace nada, a raíz de una foto, ciertos medios dedujeron que atravesaba una profunda depresión. “Yo también tengo mis días. Compartir solo lo bueno es falso, muy engañoso”. Está acostumbrado a que le pidan selfis a todas horas. “En general me hago cargo. Hay momentos en que sí incomodan ciertas situaciones. Cuando te quedas dormido en el AVE y te despierta el ruido de una foto da pena, la verdad”.

En La tribu vuelve a bailar. Antes de actuar, mucho antes de escribir, producir y dirigir, Paco León se formó como bailarín. “Me apunté en Sevilla a unos talleres que dirigía Ramón Oller. Me cogió sin saber bailar. Debió ser por esa suerte mía: creo que tengo la flor en el culo”. Estuvo yendo a clases mientras ponía copas por las noches. “Aquí donde me ves yo he bailado con Israel Galván”, suelta. También ha trabajado en espectáculos de Manuela Nogales y la compañía Peeping Tom. “Siempre fui muy malo bailando y sufría mucho. El bailarín tiene cierto masoquismo que a mí me falta. Yo soy muy hedonista”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información